Mandos de la G.C. ignoran a los amigos de Iranzo

La Plataforma Amigos de Iranzo lleva años luchando por esclarecer toda la verdad de lo sucedido en el asesinato de los guardias civiles Víctor Romero y Víctor Jesús Caballeroy de José Luis Iranzo por Norbert Feher.

Hace un tiempo que Silvia Gil tomó posesión del cargo de teniente coronel jefa de la Comandancia de Teruel. Después de un tiempo prudencial para que la teniente coronel se hiciera cargo de la situación, la plataforma le envió un burofax y, según los componentes de la plataforma, no han obtenido respuesta, lo que les causa la lógica indignación y denuncian el aparente desinterés sobre el total esclarecimiento del caso.

Este es el texto del burofax enviado a la teniente coronel:

“Andorra, a 28 de septiembre de 2021

A la atención de Silvia Gil, teniente coronel jefa de la Comandancia de Teruel:

La Plataforma Amigos de Iranzo es una agrupación sin ánimo de lucro formada por miembros de la sociedad civil de Andorra (Teruel) y alrededores que se organizó de manera espontánea el 14 de diciembre de 2017, el día que un desalmado criminal asesinó sin ningún motivo a los guardias civiles Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero y a nuestro amigo José Luis Iranzo. El criminal ya había actuado de idéntica manera a escasos kilómetros del lugar de los asesinatos el 5 de diciembre, dejando malheridos a Manuel Marcuello y Manuel Andreu, dos vecinos de Albalate del Arzobispo.

Tampoco esta era la primera vez que actuaba. Desde semanas antes se venían produciendo numerosos robos en masicos que alimentaban una sensación de inseguridad entre los paisanos de la zona, un temor que iba creciendo conforme pasaban los días.

El 29 de abril de 2021, el autor material de todos estos hechos, Norbert Feher, fue condenado a prisión permanente revisable por los tres crímenes, una pena que nosotros aplaudimos y que ha sido la mejor y más importante noticia en estos casi cuatro años. Ese juicio sirvió para juzgar y condenar al autor y único culpable de los asesinatos, pero en ningún momento el juez falló sobre los consecutivos y reiterados fallos de seguridad que hubo durante al menos nueve días consecutivos y que se constató con los testimonios de los guardias civiles que testificaron en el juicio.

Usted misma pudo comprobar cómo caían en contradicciones y pudo atestiguar, como nosotros, que nadie asumió responsabilidad alguna, a pesar de que todos coincidieron en que se pudo haber hecho mucho más para detener al individuo antes de que matara.

La razón que nos mueve y nos mantiene activos hoy, y máxime con el asesino por fin condenado, es conocer esos fallos de seguridad, por qué faltaron medios, por qué no se atendió a la gente, por qué no se compartió información alguna con los vecinos. En definitiva, por qué no se puso en marcha un dispositivo acorde para atrapar a un delincuente peligroso que todos sabíamos que seguía en la zona y que ya había intentado asesinar a los dos vecinos de Albalate que sobrevivieron a su salvaje agresión por puro milagro. ¿Se hubiera puesto el mismo dispositivo policial igual si los hubiera matado? Tristemente, todos sabemos que no se hubiera actuado de la misma manera.

Una vez que el asesino ya cumple su pena, desde la Plataforma de Amigos de Iranzo nos vemos obligados a continuar con la lucha por la cual nacimos: la de obtener respuestas a todas estas dudas y que se asuman las responsabilidades pertinentes por no atrapar a este delincuente antes de que asesinara a tres inocentes, máxime cuando después del ataque de Albalate había pruebas irrefutables de que no había huido.

Somos conscientes de que usted tomó posesión como máxima responsable de la Comandancia de Teruel en abril de 2021 y que, por tanto, no tiene ninguna responsabilidad sobre las órdenes que se dieron -y de las que no se dieron- para buscar al peligroso delincuente entre los días 5 y 14 de diciembre de 2017. A los integrantes de esta Plataforma les apena enormemente que su antecesor, Rafael Soler, le cediera el testigo sin haber dado respuesta a tantas dudas sobre la inseguridad que sintió toda la población del Bajo Aragón la primera quincena de diciembre de 2017 y que le hicimos llegar por varias vías, incluida la Subdelegación del Gobierno, desde donde también se nos ha negado toda la información del trabajo de campo que se hizo sobre el terreno aquellos días.

Durante todo este largo período hemos leído decenas de noticias sobre los irrefutables fallos de seguridad que hubo y ya nadie se atreve a cuestionar que las cosas se hicieron rematadamente mal. La última información que hemos conocido gracias a los medios de comunicación y que deja en evidencia la actuación de los responsables de nuestra seguridad aquellos días es sobre dos peritajes que se hicieron al teléfono móvil de José Luis Iranzo. Como nos consta que usted ya sabe, José Luis ayudó a la guardia civil a buscar la tarde de su muerte al que después se convertiría en su asesino.

El análisis de su terminal telefónico, que llevó encima todo el día hasta que fue tiroteado, presuntamente confirma que las declaraciones en sede judicial de los guardias civiles que pasaron con él la última tarde de su vida no coinciden con el verdadero recorrido que hizo José Luis aquellas horas, como indica pormenorizadamente su terminal telefónico.

Ante la gravedad de estos hechos, queremos preguntarle si va a abrir una investigación interna para depurar responsabilidades con los guardias civiles que, según estos últimos datos conocidos, presuntamente ofrecieron en el juzgado un testimonio falso sobre el recorrido que hizo con ellos José Luis Iranzo las horas previas a su asesinato.

Como sabe, no declarar la verdad en un juicio es un delito y como tal debe tratarse. Por lo tanto, también queremos solicitarle formalmente una reunión en la que nos concrete las medidas que ha tomado o tiene previsto tomar con los guardias civiles que presuntamente alteraron la verdad de los hechos en el juicio más mediático que se ha protagonizado en la provincia de Teruel.

Juzgado y condenado el asesino, también nos gustaría aprovechar este encuentro para recibir toda la información que haya recopilado sobre el despliegue policial que se puso en marcha en la zona de Albalate-Andorra entre el 5 y el 14 de diciembre de 2017 y que, hasta este preciso momento, se nos ha negado reiteradamente por todas las instituciones y cargos públicos que tenían en su mano ayudarnos. La población del Bajo Aragón, los familiares de las víctimas y esta Plataforma le estarán eternamente agradecidos por que sea usted la que, al fin, dé respuesta a casi cuatro años de angustia y podamos pasar este duelo en paz.

Esperando su respuesta a las cuestiones planteadas, reciba un afectuoso saludo.

Plataforma Amigos de Iranzo”.


Imprimir   Correo electrónico

Articulos Relacionados