Ruidos, amenazas y falta de médicos, quejas de los bajoaragoneses al Justicia

El Justicia de Aragón, Ángel Dolado, entregó este lunes al presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada, el informe anual de la actividad correspondiente al 2019, que contempla las quejas y peticiones emitidas por los ciudadanos y dirigidas a las administraciones en las cuales el Justicia hace de mediador.

El expediente refleja que el Justicia no obtuvo respuesta a dos sugerencias o recomendaciones dirigidas al Ayuntamiento de Acañiz: una denuncia por obras de modificación de un arco gótico en el interior de un local y otra denuncia por problemas de ruidos derivados de un establecimiento de hostelería.

Otra sugerencia sin responder fue la de tres trabajadores de la Comarca del Bajo Aragón Caspe que denunciaron a un usuario por amenazas de muerte y a los cuales, según refleja el informe, el presidente de la institución comarcal les denegó la asistencia y defensa jurídica.

El Justicia recibió un “número considerable de quejas” por la falta de profesionales sanitarios, que impide que las consultas se puedan dar en sus centros y los vecinos se vean obligados a desplazarse a localidades cercanas

A este respecto, se sugirió al Departamento de Sanidad que se realizasen las actuaciones oportunas que garantizasen la cobertura estable de la plaza de pediatra en el Centro de Salud de Andorra. Las sugerencias fueron aceptadas por la Administración.

También recibió las quejas de más de 300 ciudadanos sobre la falta de médicos especialistas en la provincia de Teruel y las consecuencias derivadas de la misma: falta de asistencia sanitaria, demoras, desplazamiento a otras localidades para recibir asistencia, desigualdad.


Imprimir   Correo electrónico

Articulos Relacionados