Alcañiz. Se levantará parte del yeso barroco que oculta ornamentos góticos

La planta baja de la torre gótica de la iglesia Santa María la Mayor, que está siendo restaurada, contiene unos ornamentos del mismo estilo que la torre que no se ven: están ocultos por unos yesos de estilo barroco.

Tras varias negativas, Patrimonio permitió que los ornamentos más antiguos saliesen a la luz, pero hacían falta 50.000 euros para hacer un modificado de obra que lo permitiese.

El alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu se reunió ayer con Subdirección General de Arquitectura y Edificación para aclarar este “difícil” asunto.

“En el Ministerio nos han dicho que hemos llegado tarde”, declaró Urquizu, para presentar ese modificado de obra de 50.000 euros. Pero, sin embargo, “hay un margen de hasta 20.000 euros para hacer unas catas y ver qué hay debajo de los yesos barrocos”, explicó el alcalde.

Se trata de un dinero del mismo proyecto de obra del Ministerio. El resto del dinero para poder concluir las catas deberá ponerlo el Ayuntamiento.

Estas catas garantizan que queden a la luz los ornamentos góticos, aunque en todo caso deberán respetarse también los yesos de época barroca.

Cuando la torre se convierta en museo, el público podrá ver la decoración de ambas épocas.


Imprimir   Correo electrónico

Articulos Relacionados