“Importantes daños por tronchamiento en las ramas” de olivos bajoaragoneses

UAGA indica que las nieves de los pasados 8 y 9 de enero, junto con las temperaturas bajo cero de los días posteriores, “provocaron importantes daños por tronchamiento en las ramas e incluso el tronco de la mayoría de los Olivos”, en zonas como el Bajo Aragón y Caspe.

Además, UAGA recuerda que el Bajo Aragón ya sufrió daños en enero del 2020 como consecuencia del paso de la borrasca Gloria, por lo que el olivar de esta zona ya acumula dos años de afecciones y de pérdida de rentas para los agricultores.

Para poder recuperar los olivos dañados, UAGA considera necesario cortar las ramas tronchadas, lo que “implica, por un lado un importante esfuerzo laboral y económico, porque para podar una hectárea es necesario el trabajo de 5 operarios durante 8 horas y, por otro, una importante merma en la producción durante los próximos 4 años”.

En cuanto a las plantaciones jóvenes, UAGA indica que el daño alcanza el 70% y las pérdidas van a ser mayores, ya que la nieve ha partido los árboles y sólo cabe la replantación de los mismos, por lo que en este caso la recuperación del potencial productivo va a ser más lento.

Dado que “la renta de estos agricultores ha quedado comprometida durante los próximos 4 años”, indican desde UAGA, la unión ha reclamado al Gobierno de Aragón que apruebe con urgencia las siguientes medidas:

Condonación de las cuotas de autónomos a la Seguridad Social.

Reducción a cero de los módulos para el olivar en el cálculo de la renta durante dos ejercicios consecutivos, para compensar las pérdidas por ausencia de beneficios.

Ayudas y moratorias a los préstamos contraídos, aplicación inmediata de medidas de liquidez que permita solucionar los graves problemas actuales.

Establecimiento de líneas de financiación bonificadas y garantizadas por la administración con cobertura en todo el territorio aragonés.

Subrogación por parte de la administración autonómica del importe referente al Impuesto sobre Bienes Inmuebles.

Que desde el Centro de Protección vegetal se preste asesoramiento y apoyo técnico a los agricultores afectados, para un manejo adecuado del cultivo y evitar así plagas posteriores.

Apoyo de los trabajadores forestales en estas tareas de poda y limpieza.

En Aragón, indican que los daños causados por la borrasca Filomena en el Olivar son de 23.856.412,50 de euros.


Imprimir   Correo electrónico

Articulos Relacionados