Alcañiz. Los Bomberos se lo curran en un día

Parte del muro que separa la carretera de El Corcho de la ribera de Alcañiz, junto a Aceites Gaibar, se desprendió este martes, llevándose un tramo de acera y a raíz de eso se rompió una tubería de agua.

Los Bomberos balizaron la zona y, tras evaluar la situación, ordenaron desalojar por prevención a diez familias de las viviendas de alrededor.

Después, los bomberos realizaron un muro de contención con sacos de arena para desviar toda el agua que salía, además de ordenar el corte del agua.

Todo esto ocurrió, entorno al medio día, junto a donde se produjo el derrumbe del cerro Pui Pinos que se llevó por delante varias viviendas en el 2017.

No fue hasta pasadas las seis de la tarde cuando se celebró una reunión de emergencia en el Ayuntamiento “para evaluar la situación y establecer posibles líneas de actuación ante las inclemencias meteorológicas”. Y, pese a que el desalojo de los vecinos de El Corcho lo habían ordenado los bomberos por la mañana, en un comunicado de alcaldía se indicaba que fruto de la reunión de la tarde se había decidido desalojarlos por precaución.

Y hasta cerca de la media noche los Bomberos del Parque de Alcañiz, a los que se sumaron voluntariamente efectivos que no estaban de servicio, estuvieron realizando tareas de poda y tala de pinos con riesgo de caer por el peso de la nieve en diferentes puntos de Alcañiz. Uno de estos puntos en el que trabajaron hasta muy tarde fue el cerro Pui Pinos, donde vecinos habían denunciado en varias ocasiones que si no actuaba el Ayuntamiento, ante la sequedad de muchos árboles, éstos podrían caerse. Y de hecho a finales del año pasado ya cayeron varios y sin nieve.

Debido a que se espera que crezca el río Guadalope a su paso por Alcañiz por las precipitaciones y el desembalse del pantano de Calanda, los Bomberos se encargaron de balizar la zona de la ribera en el casco urbano para prohibir el acceso de los vecinos.

Además de esas, ese mismo día, los Bomberos de Alcañiz actuaron en otras incidencias, tanto en esa localidad como en Calanda.

En Calanda comprobaron la estructura de una nave de cerdos cuyo tejado se había desprendido por el peso de la nieve, sin que resultase afectado ningún animal.

Dieron aviso a emergencias tras encontrar tres torres de luz que se habían cruzado en la carretera entre Calanda y Mas de las Matas, con el riesgo que suponía para la circulación.

Cortaron y retiraron un pino que se había caído sobre una vivienda habitada de Calanda, sin que se produmeran daños personales.

Atendieron a un conductor que se había quedado atascado con el camión que conducía, cargado de almidón, en el Polígono Las Horcas de Alcañiz y ayudaron a desatascarlo para que pudiera llegar hasta la fábrica.

También se lo curraron, desinteresadamente, los agricultores, que desde el primer día de la nevada, con sus propios tractores, aportaron su trabajo para hacer frente a la nieve.


Imprimir   Correo electrónico

Articulos Relacionados