• Se reforma el colegio de Ráfales

    Según han indicado desde la Diputación Provincial de Teruel, en los próximos días comenzará a reformarse el colegio de Ráfales.

    Las obras, que cuestan 34.000 euros, financiados a través de la Diputación y del Gobierno de Aragón, consisten en levantar una nueva aula anexa a las actuales instalaciones, reformas los baños y adecuar la antigua vivienda del profesor como una sala diáfana para el uso de los alumnos.

    El municipio cuenta este año con 15 niños escolarizados y las instalaciones se quedaban anticuadas.

    Según el alcalde de Ráfales, José Ramón Arrufat, “hay alumnos de varias edades y necesitamos espacios adecuados para poder atenderles”. Arrufat confió en que en los próximos años se pueda contar con financiación pública para completar las reformas.

  • Rechazan la construcción de parques eólicos en el Matarraña

    El colectivo “Gent del Matarranya” está recogiendo firmas a través de la plataforma electrónica www.change.org para tratar de evitar que se construyan cuatro parques eólicos en La Fresneda, Fórnoles, Valjunquera, Valdeltormo, Ráfales y Mazaleón. La empresa promotora de los proyectos, Green Capital Energy S.L. ha contactado con representantes políticos para tantear el terreno y ha presentado su anteproyecto al Ministerio para la Transición Ecológica. Actualmente está en periodo de alegaciones.

    “La afectación se traduciría en la instalación de 84 enormes aerogeneradores (Exp. 20190231), que supondrían una irreparable agresión paisajística”, argumentan desde el colectivo, señalando que afectaría a “proyectos de vida”, así como “proyectos económicos, de futuro, de ilusiones y de perspectivas, de apuestas claras e indudables por el desarrollo de nuestro territorio: apuestas por el turismo de calidad, por la producción de productos excelentes como el aceite, el vino, la fruta y la carne. Sus gentes han mantenido este paisaje desde hace mas de 2000 años”.

    Piden “a todas las administraciones competentes que rechacen estos 4 proyectos de instalación de aerogeneradores llamados Arguetes, Arlo, Paucali y Cefiro (exp. nº 20190231) por su enorme impacto paisajístico en la comarca del Matarraña”.

  • Fotografiar el Matarraña tiene premio

    “Entorno, paisaje y medio ambiente” y “Valores del Matarraña” son las dos modalidades a las que pueden optar los participantes en el Concurso Fotográfico Comarca del Matarraña, cuyo plazo de recepción de obras finalizará el 11 de octubre.

    A su vez, la primera modalidad se divide en las categorías “Entorno y paisaje” y “Fauna”, existiendo un premio especial para fotografías de “árboles catalogados y/o árboles que tengan una especial singularidad en el municipio”.

    La de “Valores del Matarraña” se divide en “Oficios y actividades tradicionales de tipo laboral y tradiciones y fiestas populares” y “Arquitectura popular”. También cuenta esta modalidad con un premio especial, en este caso para fotografías de “fuentes ubicadas fuera de los cascos urbanos, que tengan valor patrimonial por su antigüedad, arquitectura o singularidad”.

    Cada una de las dos modalidades cuenta con tres premios de 300, 150 y 75 euros.

    Los dos premios “especiales” son de 100 euros cada uno.

    Las bases pueden consultarse aquí.

  • La nueva carretera a Vinaróz abre el viernes

    Viajar desde el Bajo Aragón hacia Vinaróz será otro cantar a partir del viernes, cuando se abrirá al tráfico el mejorado tramo de la carretera N-232, desde Ráfales hasta la provincia de Castellón.

    El nuevo trazado, de 14,1 kilómetros atraviesa un relieve complejo y sustituye al anterior, de algo más de 17 kilómetros con curvas muy cerradas. Ha mejorado principalmente en seguridad y en capacidad de la carretera.

    La obra más las expropiaciones y el control de vigilancia ha costado 69,9 millones de euros.

    Estas son sus características técnicas, detalladas por el Ministerio de Fomento:

    “Con el nuevo trazado se suprime la travesía de la localidad de Monroyo, si bien se acondiciona ese eje antiguo, incluyendo una zona de estacionamiento.

    Así, se reduce la longitud de recorrido en unos 3 km, aunque la principal diferencia se da en la calidad de la nueva carretera. Se pasa de una geometría muy estricta, con curvas que en algún caso no llegaban a 25 m de radio, a otra amplia, con radio mínimo de 500m. Además, mientras que la plataforma anterior no llegaba en muchos lugares a 6 m de anchura, la sección de la nueva carretera tiene dos carriles de 3,50 más arcenes de 1,50 m y bermas.

    La conexión con el viario exterior se concreta en tres enlaces (Torre de Arcas, Monroyo Sur y Monroyo Norte) y dos intersecciones (La Cerollera y Ráfales).

    En la obra se han incluido dos túneles, Monroyo y Consolación. El primero, de 495 m de longitud, se sitúa en la variante de la localidad del mismo nombre, y el segundo, con una longitud de 270 m, corta un trazado en herradura acortando por sí solo el recorrido en casi medio kilómetro. Los túneles cuentan con iluminación y con las instalaciones de emergencia reglamentarias, con alumbrado para evacuación, comunicaciones con exterior, extintores y señalización de las vías de evacuación.

    Asimismo, se han ejecutado dos estructuras importantes, los viaductos de San Bernardo (144 m) y Valdeluna (270 m), además de 16 pasos inferiores, 3 en los enlaces y 13 para reposición de caminos, y 2 pasos superiores, uno para reposición de una vía pecuaria y otro como paso de fauna.

    Se ha dispuesto la señalización horizontal y vertical y los sistemas de contención necesarios para cumplir con los criterios de seguridad marcados por la normativa vigente.

    En cuanto a recuperación ambiental e integración paisajística, además del paso para fauna indicado, se han realizado plantaciones e hidrosiembras, previa aportación de tierra vegetal, incluyendo zonas de vertedero.

    También se ha colocado un cerramiento perimetral para impedir el acceso de animales a la calzada, con el doble objetivo de protección de la fauna y mejora de la seguridad vial”.

  • Fomento: la nueva carretera hacia la playa abrirá "de inmediato"

    El nuevo trazado de la carretera N-232 entre Ráfales y el límite con la provincia de Castellón "entrará en servicio de inmediato", indicaron a Bajo Aragón Digital ayer desde el Ministerio de Fomento, pues las obras están prácticamente finalizadas, aunque no precisaron qué día.

    No obstante, desde establecimientos junto al trazado se dice que abrirá en una semana.

    Esta nueva carretera, muy demandada porque son muchos los bajoaragoneses que veranean en Vinaroz y Peñíscola, estava previsto que se abriese al tráfico el pasado verano, pero se tretrasó hasta el primer trimestre de este año por un desprendimiento en la zona de obras de Torre de Arcas, lo que precisó una reparación este invierno.

    La obra, con una inversión de 54 millones de euros, tiene una longitud de 13,9 kilómetros en los que se incluye la variante de Monroyo.

    Es una carretera de una sola calzada con dos carriles de 3,5 metros y arcenes de 1,5 metros.

    A lo largo del trazado hay tres enlaces: Torre de Arcas, Monroyo norte, Monroyo sur, y dos intersecciones: La Cerollera y Ráfales. Cuenta con dos viaductos, San Bernardo y Valdeluna, un paso para fauna y dos túneles: Monroyo y La Consolación, además de varios pasos inferiores para cruce de caminos.