Opiniones

Opiniones

José María Martínez. No es el CO2

{audio}mp3/00_2.MP3{/audio}

El carbón nacional se atasca otra vez. Las eléctricas se han empeñado y han recurrido el decreto que permitía el consumo de carbón autóctono de momento. La justicia española y la europea han paralizado cautelarmente el decreto.

La falta de decisión y la lentitud de los partidos mayoritarios españoles en Europa, ha provocado que estemos aún en esta situación. Resulta penoso escuchar a nuestros gobernantes esconder su incapacidad tras el escudo de la ecología. “Es que el carbón echa mucho CO2 a la atmósfera”. Y para que el carbón nacional no eche CO2 a la atmósfera, la alternativa es el carbón extranjero, que es más barato, eso sí, pero emite tanto CO2 como el de aquí en su combustión, y además consume más energía en el transporte hasta España. Porque el transporte de mercancías consume energía, y por tanto echa también CO2 a la atmósfera. Quede claro.

¿Por qué prefieren entonces el carbón extranjero? Parece que es de mejor calidad, y además es más barato. Los bajísimos costes de extracción compensan con creces los de transporte hasta España, a veces desde Sudáfrica.

Entonces, ¿De qué estamos hablando? Estamos hablando no de ecología, sino de rentabilidad económica, de precios más bajos. Deberíamos habernos dado cuenta antes que quienes han recurrido el decreto del carbón han sido las eléctricas, a quienes importa un pimiento la ecología y el medio ambiente.

Entran al trapo de la protesta también incluso trabajadores de Galicia, que se suman también a la rentabilidad económica, sin importarles tampoco la rentabilidad social.

En este maremagnum de intereses contrapuestos, de los que sacan provecho siempre los que tienen la sartén por el mango, es preciso que explicitemos nuestra propuesta, que ha sido apoyada por los órganos federales de Izquierda Unida.

IU reclama la intervención pública en el sector energético que permita planificar el mix energético español, abordar el desmantelamiento y cierre de las centrales nucleares, y conformarlo con todas las fuentes de energía autóctonas, primando las energías renovables y fijando la necesaria reserva estratégica del carbón como fuente de energía primaria y autóctona. “Esta planificación energética desde lo público permitirá actuar sobre los precios y tarifas del suministro, así como aportar soluciones globales y sociales a las cuencas y comarcas mineras”, manifestaba Adolfo Barrena el otro día. Adolfo Barrena es, además de coordinador General de Aragón, el responsable de Medio Ambiente de IU Federal.

La política tiene como una de sus funciones más importantes llegar a un compromiso entre la rentabilidad económica y la rentabilidad social. Hay muchos ejemplos de que es posible conjugar las dos rentabilidades, primando a veces una, a veces otra, y compensando unos territorios con otros: La sanidad y la enseñanza en el medio rural, son ejemplos de que es posible y necesario no pensar sólo en la rentabilidad económica.

En resumen, rebajar la emisión de CO2 a la atmósfera sí, pero hay que acompasar esa rebaja, que deberá ser generalizada, con la búsqueda de modos de vida y de trabajo alternativos para las personas que por ese motivo queden desocupadas. El futuro de comarcas enteras está en juego.

José Miguel Celma. Aritmética básica

{audio}mp3/13_2.MP3{/audio}



Todo es posible en zplandia, partiendo de un número indeterminado de parados por las continuas modificaciones de las cifras compensadas, por un nuevo método aritmético que posiblemente sea una secuela de la LODE, o de la LOGSE, o en definitiva de cualquier ley orgánica que los gobiernos del PSOE han implantado para que tengamos unos niveles tan sumamente altos a nivel intelectual que en la mayoría de las ocasiones sólo sirven para escudarse en lo sencillo. Todo esto me lleva a reflexionar en las veces que alguno de nuestros ministros pierde la cuenta, no sé si intencionadamente o no, bueno, me lo imagino.
Hemos pasado de no haber crisis a convertirse en galopante, de tres millones de parados a cinco. Sí, cinco, hasta ahí va todo bien. Nuestros niveles intelectuales llegan hasta entender estas cifras y llegan a entender, pero no admitir, lo superfluo de algunos ministerios, el gasto que se origina en igualdad o en vivienda mientras se cargan de un plumazo el de agricultura. La desaparición de este ministerio, que con lo que en este país tenemos y lo que se avecina en el 2014, tema PAC ¿no habrá sido intencionada? Pero ya el colmo de los colmos son las congelaciones de las pensiones en una zona eminentemente rural, donde la población sobrevive en su gran mayoría de la agricultura, la cual ya sabemos cómo va y como le va a su ministerio. Algunos, aunque seamos de la LODE, todavía llegamos a entender que si ya se ha sufrido bastante por un lado, sólo falta el castigo final después de pagar religiosamente toda la vida, que te quede una paga de 700 euros a la gran mayoría. Me gustaría saber qué haría el insigne presidente que nos ha abocado a esta situación con ese sueldo.

Dafne Fortea. Un pasito más hacia la igualdad de los géneros

{audio}mp3/00_2.MP3{/audio}

Quería dedicar estas líneas de hoy a pronunciarme en favor de la reforma de la ley de los apellidos que en caso de aprobarse pondría fin a la primacía del apellido paterno sobre el materno. Sabemos que en el lenguaje, en los órdenes establecidos radican normas y costumbres que hemos interiorizado con el paso del tiempo y la historia, pero que pueden esconden diferencias y generar desigualdades. El lenguaje importa y cómo nombramos las cosas determina el orden o el sistema de poder que queremos establecer. La primacía del apellido paterno es un anacronismo en una sociedad igualitaria, determina una sociedad patriarcal en la que la descendencia se nombra con el nombre del padre, es aún más marcado en países como Inglaterra o Estados Unidos en los que la esposa al contraer matrimonio, toma el nombre de su marido.
El sistema propuesto es bastante razonable y reafirma los principios de libertad de elección de los padres y de igualdad entre los progenitores. En caso de que haya desacuerdo entre los progenitores al decidir el orden de los apellidos, el hijo llevará el apellido del padre o de la madre según su orden alfabético.
La reforma sin embargo ha sido recibida con escepticismo por muchos partidos, y se están considerando los problemas que puedan surgir del nuevo orden, como por ejemplo, el de que al seguir un orden alfabético, los apellidos empezados en las últimas letras, como la Z de Zapatero, o la R de Rajoy desaparezcan.
Mi opinión es que muchos de estos argumentos suenan a escusa, establecer un nuevo orden puede acarrear problemas pero tampoco debemos conformarnos y quedarnos anclados con un orden que no se ajusta a la sociedad actual.

José María Martínez. El maquillaje como máscara

{audio}mp3/00_2.MP3{/audio}

Si me permiten entrar en este debate del nuevo gobierno, les diré que la remodelación supone un intento de maquillaje. Pero no del maquillaje que permite realzar las cosas buenas de un rostro, sino el maquillaje utilizado como máscara, para intentar ocultar la realidad, en definitiva para intentar ocultar la verdad. Porque la política permanece la misma, porque la Reforma Laboral no la quieren cambiar, porque el ajuste duro pagado y por lo tanto sufrido por la gente de abajo, tiene Zapatero la intención de mantenerlo e incluso profundizarlo, y por lo tanto es una operación dedicada a confundir a un grupo de población que no profundiza en la esencia de las cosas sino que se queda en la superficie de las apariencias.

Unas apariencias que cambian ligeramente al rojo, con la entrada de un sindicalista capaz de manifestarse contra la Reforma Laboral pero la vez dispuesto a encargarse en primera persona de llevarla a cabo. ¿Cuándo engaña este ministro? ¿Cuándo se manifiesta, o cuando desarrolla la política? ¿Cuándo llevaba la máscara, en la manifestación contra la Reforma Laboral o la lleva ahora en el Gobierno? Siempre los hechos son los que marcan la realidad de las cosas. Si este ministro no cambia la Reforma, en la manifestación estaba engañando.

El mismo papel ha reservado Zapatero a una antigua y destacada exalcaldesa de Izquierda Unida, con un mensaje de izquierdas, pero que entra en el gobierno inmediatamente después de que se aprueba en el Parlamento el presupuesto más escorado a la derecha de toda la legislatura. ¡Qué papelón el de Rosa avalando lo que siempre ha rechazado de palabra!

Como cuando quedó registrado en la televisión aquella frase de Zapatero, “lo importante es la foto”, el contenido no tiene importancia, la sustancia del asunto es lo de menos. Porque utilizar el maquillaje como máscara es pedir en la ONU la tasa Tobin pero a la vez recortar fuertemente en el presupuesto de España la ayuda al desarrollo. Porque utilizar el maquillaje como máscara es clamar por la paz pero incrementar la exportación de armamento. Porque utilizar el maquillaje como máscara es, en fin, proclamarse de izquierdas pero llevar a cabo una política económica tan de derechas que la derecha oficial no se atrevería a proponerla con el PSOE en la oposición.

Porque el PSOE en la oposición es muy de izquierdas. ¿Se imaginan la movida que tendríamos en España si la Reforma Laboral la hubiera planteado el PP? Hubiéramos sobrepasado a los franceses en combatividad. Seríamos los más revolucionarios del mundo, los adalides de los derechos de los trabajadores, la punta de lanza del movimiento obrero.

En definitiva, la labor que nos toca a quienes no estamos en el gobierno es intentar explicar a la población la realidad, y para ello casi siempre hay que desmaquillar lo que dicen y lo que hacen los que gobiernan. Lo que ocurre es que en este momento el maquillaje es tan fuerte que constituye una máscara, un engaño. Es muy importante quitar esa máscara. Una vez quitada la máscara, una vez las cosas claras, que la gente decida lo que le parezca mejor.

José Miguel Celma. Uso y abuso

{audio}mp3/12_2.MP3{/audio}


No me parece nuevo el uso que este gobierno hace de la radio y televisión autonómicas. Ya sabemos que los tiempos en ocasiones vienen marcados por unos acuerdos regulados según ley, pero que el grupo socialista del gobierno autonómico use el ente para simplemente recordarnos una encuesta que ellos mismos han realizado, con toda la objetividad, imparcialidad y sobre todo neutralidad que ella misma tendrá. Que esto sea la primera noticia en el informativo del medio día, que lo ve casi todo el mundo, y dejen para luego noticias malsonantes como los muertos en la N-232 o las cifras del paro, me parece con toda sinceridad un uso y un abuso de un tiempo que en televisión pagamos, y a buen precio, todos los aragoneses que queremos que este medio sea imparcial y de rigor. Señor Tejedor, haga uso de su condición de director general de la corporación de radio y televisión autonómica y no abuse de su condición de cargo del PSOE en Aragón.


Eva Clavería. El pueblo saharaui

{audio}mp3/2_11.MP3{/audio}


La gota que ha colmado el vaso de la causa saharaui ha sido el último asesinato del menor de 14 años Nayem a manos de la policía marroquí, así como las heridas causadas a las personas que viajaban junto a él.
En toda esta vergonzosa agonía a la que se está sometiendo al pueblo saharaui por parte del gobierno marroquí,  tan culpables como ellos son todos aquellos países que con su silencio permiten esta ocupación, el expolio de sus recursos y la sistemática violación de sus derechos humanos.
Pero, si un país es directamente culpable de esta situación es España, potencia colonial durante más de un siglo, posibilitó la ocupación ilegal del Sahara Occidental, vendió armas a Marruecos durante el conflicto armado, no denunció la presencia ilegal de Marruecos en el territorio, promueve  iniciativas para favorecer al gobierno marroquí y tantos otros despropósitos que no cabrían en este artículo.
El comportamiento de nuestro gobierno en este caso no es otra vez más que el reflejo de lo único que realmente son capaces de hacer, plegarse ante los poderosos (llámese gobierno marroquí,  grandes bancos, USA, patronal,…) y mostrar su mano dura con los más débiles (Saharauis, obreros, pensionistas, jóvenes,…) y eso que se autodenominan de izquierdas.
Señores del PSOE,  no nos amenacen con los peligros que conlleva la llegada de la derecha al poder, los conocemos desde hace días ya que lleva mucho tiempo instalada entre nosotros, más concretamente desde que ustedes nos gobiernan.


Rubén Pascual. ¿Quién anda ahí?

{audio}mp3/29_2.MP3{/audio}

Debajo de la alfombra barremos soledades y pequeñas mentiras de lo que somos en realidad. Uno es quien conoce al que vive dentro de sí mismo. Ese extraño o extraña que grita para salir y que a fuerza de no quererlo escuchar, se frustra y crea depresiones y tristezas, y que si vas a un psiquiatra te receta un arsenal de drogas legales para dormir partes de tu cerebro, para tapar la olla a presión. Al final no era muy difícil más que escuchar esa voz de nuestra conciencia o ese impulso de nuestro corazón que nos lanzaba a hacer algo que realmente queríamos hacer o nos decía que no hiciéramos esto o aquello, aunque fuera un riesgo, aunque no estuviera bien visto, aunque desafiara el pensamiento establecido. Pero cuando se reprimen esos impulsos en nuestra vida, nos entristecemos, tendemos a evadirnos con el alcohol u otros entretenimientos, pero no podemos dejar de escuchar de vez en cuando a esa voz de nuestro extraño ser interior que dice ¡Libérame! ¡Vive conmigo! ¡No dejes pasar la vida!
Y una vez el espíritu vuela libre y nosotros con él ¡Ya te puedes olvidar de vivir la vida como antes!  Ya puedes imaginar un mundo nuevo. Las típicas frases de “esto siempre ha sido así y no va a cambiar”, no van contigo porque sabes que si pueden cambiar, que el mundo al fin y al cabo es como lo imaginamos. Y lo que creemos de verdad puede ocurrir. Imaginaos todos pensando en el primer alto al fuego mundial. En la paz planetaria. En las nuevas ciencias al servicio de la humanidad. En el reparto de bienes por igual. En el respeto a los animales.
Cuando el espíritu que susurra o grita dentro de cada cual sea escuchado y comprendido, todo esto será realidad. Mientras tanto hay que afinar el oído para escuchar.



Otros artículos de opinión

Image