La culebrera pone sus ojos amarillos en el Bajo Aragón

Serpientes y culebras dan apellido al águila culebrera, que podemos ver sobrevolando el paraje bajoaragonés o esperando pacientemente, en silencio, con sus llamativos ojos amarillos, posada en alguna roca, a que pase uno de estos reptiles para merendárselo.

Igualmente puede permanecer mucho rato cernida en busca de alimento, planea muy bien.

Es una rapaz que no tiene problemas con el sobrepeso, pues pocas veces se alimenta de otra cosa y las culebras son difíciles de cazar. No obstante, si no le queda otra, echa mano de otros reptiles o incluso de otras aves. No le teme al veneno, pues sus patas están bien protegidas por unas fuertes láminas de piel.

Como la dieta no es variada y abundante, normalmente tienen un pollo al año.

La veremos en primavera y verano en el Bajo Aragón, luego regresará a África, donde tendrá el calor que le gusta y también más presas.


Imprimir   Correo electrónico

Articulos Relacionados