El Ayuntamiento no responde ante los problemas de la chocolatería

Alcañiz tiene varios edificios abandonados, públicos y privados, cuyo mal estado presenta un riesgo para viandantes y casas particulares. Es el caso del antiguo centro joven de los Torreones, la Torre de Palos o la antigua fábrica de chocolate Díaz.

Este último edificio, ubicado en la calle Escolapios, presenta desde hace años un estado ruinoso, lo que está afectando a quienes moran las casas que lindan con él.

Una de las vecinas afectadas sufre humedades a consecuencia del mal estado de la antigua fábrica y asegura que lleva años trasladando el problema al Ayuntamiento, quien es responsable, de que el edificio se mantenga en condiciones pese a ser de propiedad privada.

Además de las humedades, lo que preocupa a los vecinos es que el edificio se caiga y dañe sus viviendas.

Por ello, la citada afectada trasladó el problema al alcalde, Ignacio Urquizu, en el acto de recepción de los alcañizanos ausentes, celebrado el pasado mes de septiembre y en el que es tradicional trasladar públicamente asuntos sobre el estado de la ciudad.

Allí, Urquizu dijo a la vecina que presentase una instancia en el consistorio y que así su petición sería atendida: “si usted cree que hay una amenaza de derrumbe comuníquelo al Ayuntamiento y, si es así, le decimos a la familia que lo tienen que reparar. Si no lo hacen, lo derruye el Ayuntamiento y le pasa la factura a los propietarios”.

Siguiendo las instrucciones del alcalde, la afectada presentó tal instancia hace unos tres meses y, según aseguró a Bajo Aragón Digital, todavía sigue sin respuesta tanto ella como cualquier tipo de solución al problema.

Bajo Aragón Digital preguntó a Ignacio Urquizu el pasado jueves cómo tiene previsto actuar el Ayuntamiento ante esta situación, pero tampoco ha obtenido respuesta.

Ya en el año 2017, Ganar Alcañiz, cuya concejal María Milián forma parte del actual equipo de Gobierno (IU), denunció que “importantes elementos singulares de nuestro patrimonio”, entre los que citaba a la fábrica de chocolate, “permanecen en absoluto abandono”.


Imprimir   Correo electrónico

Articulos Relacionados