El hosco más amable que he conocido

No es lo mismo emigrar para hacer lo que no quiere hacer nadie, que hacer lo que no haría nadie en una población que no roba ni rompe. La violencia de género que crea huérfanas, es objeto de propaganda constante, con obscenas excepciones como la ejercida en los divorcios contenciosos. Se afirma rotundamente que alguien al que se le atribuyen 39 muertos, es de lo más sanguinario. Sin embargo si se quita la vida a 14.000 al año, se le hacen homenajes. Las personas de bien, son las que no roban ni abusan, y merecen todo nuestro respaldo, reconocimiento y auxilio. No así quienes invisibilizan a las víctimas, las olvidan, y encima las señalan como verdugos, para robarles y atentar contra ellas. Se está impulsando la equiparación de la violencia machista, con el terrorismo, de modo que se persiga a quienes ordenen las autoridades, y se les someta al imperio de las leyes, a criterio interpretativo de quienes no se sustraen a robar hijas y patrimonio. No hay que confundir a quien identificamos con nombre y apellidos, que va protagonizando actos, con la evolución de las neuronas, en razón de su trayectoria vital, y que darían lugar a individuos iguales, de coincidir en los antecedentes. "A un anciano le pegué, porque me insultó en la calle. Lágrimas de sangre lloré, cuando ví que el anciano era mi padre" Y no le insultó, le instruyó en lo que mostraba ignorar y le llevaba a robar y pegar, para que dejara de hacerlo. "Tratamos de consolidar una convivencia sólida, con bases éticas", pero la separación unilateral, robando, no se toca y se mantiene. Am I gay? (¿soy homosexual?) ¿Quieres saber cuál es tu otra mitad? No gracias, la tuve una vez, supongo, me enamoro y me gustan, únicamente, los seres que no roban, desde que tengo memoria. Gracias papá, por lo que me aportaste, cuando no podía elegir. Calumnia, cuando ni lavándote las manos se te blanquean; si aún puedes.


Imprimir   Correo electrónico

Otros artículos de opinión