Lo escribí hace tiempo

(Si este escrito llega tarde porque la cosa ha cambiado, pues la actualidad se renueva a velocidad supersónica, pues, a perdonar, lo escribí antes).

Todos quieren estar pero ninguno se decide. El partido Sanchista PS (que dicen se llama así porque se le han caído las letras de O obrero y E español), no puede formar gobierno. Parece ser que casi nadie le "ajunta", unos por lo de la O, otros por lo de la E, y nadie se atreve, bien porque no se fían, bien porque quieren más poder. Unos días parece que ya está y al día siguiente, de lo dicho, na.
Como hago boicot a las teles sectarias (y no hay ninguna que no lo sea) pues hace ya un tiempo que no me entero de cómo va el asunto.
Si la cosa sigue así, todo apunta a que habrá que votar de nuevo. En realidad no se para qué, porque los "piñón fijo" votan siempre lo mismo una y otra vez.
A mí esto de ir a votar me divierte. Antes ni me molestaba en ir, ahora me lo paso pipa. Eso de ver la mesa con todo el tenderete de papeletas expuestas gritando al unísono: "A mí, a mí, cógeme a mí". Y a mí, -valga la redun- que me da penica dejarlas ahí y despreciarlas, empiezo a picotear de todas, como si de un buffet libre a base de ricos y apetitosos canapés se tratara, no me gusta despreciar a ningún pobre tipógrafo de imprenta, que se ha tomado el trabajo de editarlas para que ese día todas estuvieran puntuales allí, caramba!
Además, me encanta observar cómo algún cotilla de los que pululan por la zona, intenta especular sobre cual de ellas va a ser mi preferida. Pobrecillo, si supiera que una vez me meto en la cabina me pongo a jugar con ellas a "pito pito, gorgorito" o a intentar meterlas todas en el sobre, calculando si después el grosor va a permitir su entrada por la ranura urnal, (ja,ja que mal ha sonado eso).
Bueno, de momento así está la cosa. Si alguien de la peña se entera de algo más, que me avise. Lo digo más que nada por si me cambian el colegio electoral, que en el mío ya le tengo pillada la medida a dicha "ranura urnal".

(A ver, para quien se haya tomado la molestia de leer esto hasta el final, le diré que al escrito le he echado un poco de Literatura, y que, la verdad, cuando llega el día D y la hora H, ciertamente: " Hago lo que quiero, porque puedo y repica el torero, portero peliculero. Full").


Imprimir   Correo electrónico

Otros artículos de opinión