Opiniones

Opiniones

Rubén Pascual

{audio}mp3/23_7.MP3{/audio}

Énfasis en lo importante

Hace muchos años que tengo una firme creencia, que con el tiempo y a la vista de los acontecimientos mundiales, se va confirmando. Esa creencia es que la manera de vivir que tenemos está llegando a su ocaso. Con esta “manera de vivir” me refiero a los paradigmas y prioridades en los que se sostiene este sistema-sociedad global.
Me refiero al dinero-producción como primer puesto en el podium de la carencia. A darle la espalda a la naturaleza y toda la creación explotando sin medida a La Tierra, como segundo puesto en el podium de la arrogancia humana. Y sobre todo a la frialdad y pasividad con la que permitimos que el resto de las personas de nuestro planeta vivan por debajo, muy por debajo de lo que es una vida digna, las guerras, las hambrunas, el envenenamiento colectivo…todo eso es el tercer puesto en el podium de la indolencia humana. Los muy posibles eventos de un futuro próximo pondrán a la humanidad en un serio problema. No obstante, las mayores pruebas son las que nos hacen alcanzar nuevos horizontes. Lo diré de otra forma: cuando el orden establecido caiga por su propio peso, quizás volvamos a recordar algo de humildad. Entonces puede que agradezcamos a nuestra madre La Tierra, el hogar que brinda a toda la creación, los alimentos y el agua limpia y pura que sale de sus entrañas. Puede que comprendamos a los animales sin sentirnos superiores a ellos. Que veamos al resto de personas, profundamente hermanadas entre si. ¡Todavía quedan goles que marcar! Si pusiéramos la mitad del énfasis que ponemos en que nuestro equipo meta un gol, sólo en cambiar la realidad que tenemos, y no tener que avergonzarnos más de nuestra propia especie, otro gallo nos cantaría. Por cierto, ya se oyen los primeros ¡¡¡Kiiiiquiriquiiiis!!! que anuncian un nuevo amanecer.

Eva Clavería

{audio}mp3/26_7.MP3{/audio}

Contaminación industrial y salud

Hace unos días tuvimos noticia de que la empresa URALITA ha sido condenada a pagar 4 millones de Euros a sus vecinos en Cerdanyola del Vallès y Ripollet (Barcelona) al haber sido afectados éstos por el amianto utilizado en la misma como materia prima.
Nos encontramos pues ante un caso en el que una empresa prestigiosa, teóricamente ejemplar, generadora de empleo y riqueza, que durante muchos años ha estado funcionando con las autorizaciones pertinentes de las autoridades locales, sanitarias, de industria y de medio ambiente, ha sido condenada a compensar económicamente a las personas residentes en sus proximidades que han visto su salud gravemente afectada como consecuencia de su actividad industrial.

La sentencia es pionera en España, puesto que se condena, por primera vez, a una empresa a indemnizar a personas sin relación profesional con su actividad industrial. Según el fallo, los demandantes contrajeron enfermedades causadas por el amianto, bien por las emisiones de la fábrica cercana a sus viviendas, o por el manejo de la ropa de operarios de Uralita en sus domicilios o por la degradación de residuos de la fábrica.

El argumento único de “la legalidad” para defender la localización de empresas contaminantes cerca de las poblaciones como en Albalate  queda totalmente desmontado, las emisiones pueden suponer un gran riesgo para nuestra salud, esperemos no tener que lamentarlo con el tiempo.



José Alberto Pellicer

{audio}mp3/27_6.MP3{/audio}

Mi molesta opinión: catalanistas otra vez

Prometo, que si puedo voy a dejar de meterme unos días con los catalanistas. Pero hoy me voy a explayar un poco más.  Se habla a menudo del estatuto catalán. ¿Pero se ha leído? ¿Se ha analizado? O sólo se deja uno llevar por la pasión.
Entiendo como libertad la libertad de elección. Si una persona que vive en Cataluña tiene la libertad de elegir entre recibir la enseñanza en español o en catalán, ¿es más libre o menos libre que si sólo tiene la posibilidad de estudiar en un idioma?
Si un ciudadano catalán tiene la posibilidad de recurrir a un tribunal superior cuando considera que se ha cometido un injusticia, ¿es más libre o menos libre que si sus recursos se acaban en Cataluña?
Si un ciudadano catalán tiene un problema con la administración recurre al defensor del pueblo catalán ¿es más libre o menos libre que si además puede recurrir al defensor del pueblo español?
Las leyes, una vez otorgan los derechos a los ciudadanos lo que hacen a continuación es limitarlos, encuadrarlos. La Constitución limita los derechos y los deberes de los españoles. El resto de leyes las van limitando. Si un estatuto, como el catalán, es muy extenso es porque va limitando las libertades de los ciudadanos. Que alguno de los que protesta que se lo lea.
¿Y el término nación? Hace a alguien prácticamente más feliz. ¿Un parado tiene trabajo cuando dice que está en una nación.?  ¿Las hipotecas se cancelan cuando uno es de una nación? ¿Alguien come porque exista el término nación? Bueno en el último caso debo reconocer que sí, que unos cuantos caraduras comen de ello.




Teresa Ros

{audio}mp3/28_6.MP3{/audio}

No hay dos sin tres

Dicen que no hay dos sin tres, y en el caso de las malas noticias para la zona del Bajo Aragón parece que el dicho se va a cumplir con creces. Si la semana pasada fue “negra” con la falta de la firma del decreto del carbón, lo que supone un “mazazo” para todos los que viven de la central térmica de Andorra, minas y empresas auxiliares, y los anuncios de recortes del Ministerio de Fomento, con la paralización de las obras de remodelación de la carretera N-232 entre el cruce de Ráfales y el límite con la provincia de Castellón, la que nos espera después del verano, cuando se elaboren los Presupuestos Generales del Estado para el año que viene, puede ser la guinda del pastel, pero de un pastel amargo que tenemos que tragar, queramos o no, gracias a la inoperancia, incapacidad, falta de previsión y despilfarro del actual gobierno socialista. Y para colmo tenemos que escuchar al señor ministro de Fomento, José Blanco (el que se paseó por toda España recién estrenado su cargo prometiendo todo y más) decir que esto “no es un recorte”, sino “una prolongación de obras”. Tiene miga la cosa. Igual que la crisis no era una crisis, y la recesión económica no era tal… ¿Pero es que esta gente se cree que somos tontos? Que les pregunten a los vecinos de Monroyo cómo les ha sentado el anuncio de “la prolongación de obras”. Y no contento con esto, como vienen las elecciones catalanas, ahora sale Blanco diciendo que “Cataluña sale favorecida” en el recorte ”porque está por debajo de la media” en relación con otras comunidades, cuando los titulares de prensa señalaban a Cataluña, Aragón, Castilla-La Mancha y Cantabria como las más perjudicadas. ¿Más mentiras? No, gracias.

Dafne Fortea

{audio}mp3/29_6.MP3{/audio}

Desfile del Amor

La muerte de personas jóvenes siempre resulta dolorosa, más aún cuando la muerte está tan cerca de la celebración y la fiesta, pero mucho más cuando el suceso es fruto de una negligente organización que propicia la tragedia.

El espectáculo macabro de la Love Parade, “Desfile del amor”, festival de música tecno en el que el pasado sábado murieron 21 jóvenes, asombra por su proximidad, porque cualquiera podría encontrarse allí sumido entre la masa.

Parece evidente que el recinto con un único acceso mediante un túnel no era adecuado para albergar un evento de un millón y medio de personas, aunque algunos como el jefe de la policía de Duisburgo, sostienen que cuando ocurrió la tragedia había espacio suficiente para moverse. Un embudo formado en el túnel por la gente que quería entrar y la gente que quería salir hizo que se formaran estampidas, verdaderas avalanchas de gente que hicieron que algunos cayeran y fueran pisoteados.

Es escalofriante cómo las masas pueden desembocar en formas ingobernables, cómo puede ser tan fina la línea entre los que fueron pisoteados y los que mataron pisoteando. Goya titulaba uno de sus grabados como: “El sueño de la razón produce monstruos”, por lo visto, el sueño de la calma también produce monstruos. En estos tiempos tan complicados y acelerados que vivimos, no debemos olvidar la importancia de la calma. Ante las dificultades, debemos respirar hondo y avanzar pausadamente para que todos podamos salir adelante de forma solidaria y pacífica.

Marisol Guerrero

{audio}mp3/2_2.MP3{/audio}

Un cuento para la crisis

Ya hace un mes que tuvieron lugar en Alcañiz las Jornadas de Neurología en la Frontera, el tema este año era el Lenguaje.

A la ponencia de Jose Antonio Oliván Neurólogo del Hospital de Alcañiz  ¿Por qué hablamos? siguieron las intervenciones de Maria Gracia, Neuropsicóloga; de David Calvo,  Psiquiatra; de José Luis Capablo, Neurólogo y de  Chusé Aragüés; editor y traductor de Aragonés.

La última ponencia de la mañana del 3 de julio estaba reservada para José Luis Galar Gimeno; tenía por título “El poder de la palabra escrita ”, él es escritor e hizo una exposición amena e interesante sobre la palabra y terminó su intervención leyendo un precioso cuento de Jorge Bucay.

Buscando ese cuento en Internet, me ha llamado la atención  un vídeo,  nunca había visto a Jorge Bucay y además el título es de lo más sugerente  ….”Un cuento para la crisis”, mas de la crisis y es del 14 de mayo de 2009, bueno, lo pincho son 3 minutos.

Vale la pena, tiene todos los ingredientes de Bucay, leyenda, actor principal, algo de humanitario, una profesión, un objetivo a cumplir, un reto, llega el desenlace y … todo da la vuelta, nada es como parece. ¿ El malo ya no lo es tanto?Y surge la conclusión: las demás se las llevó el miedo.

Jorge Bucay no es economista;  pero nos ofrece este cuento. Si, pienso que  el miedo a la crisis nos está impidiendo salir de ella, nos está haciendo que nos hundamos más en la crisis. Os invito a leerlo.


Rubén Pascual

{audio}mp3/4_2.MP3{/audio}

Como adentro, afuera

Todo el mundo tiene su opinión. Lo que para unos está bien, para otros está mal. Cada cual tiene su punto de vista. Es como ir al supermercado, si quieres un zumo, tienes zumos para aburrir, hasta que decidas escoger uno.
Así es la vida hoy en día, rebosa de matices, etiquetas y opiniones. De esta manera, organizarse como colectivo para abordar problemas vitales, es un poco complicado. Así es que reina la confusión, pues para empezar muchas de las creencias que son pilares de nuestra sociedad de hoy en día, son falsas. Por ejemplo: que tengamos que utilizar combustibles fósiles para tener energía, el petróleo, el gas…Las energías libres ya existen, motores magnéticos, de aire comprimido y tecnologías altamente avanzadas. Todas estas energías libres están literalmente secuestradas. No están puestas al servicio de la humanidad, porque no interesan económicamente. Un motor magnético no necesita combustible, además de no emitir polución al aire. ¿Quién nos vendería entonces la electricidad?
¿Habéis pensado alguna vez que somos la única especie del planeta que tenemos que pagar por el agua que bebemos? ¿Qué no podemos movernos libremente por la tierra? Que necesitamos papeles para demostrar que estamos vivos, aunque eso no nos garantice la “legalidad”. ¡Que difícil es ser totalmente legal en esta vida! Yo creo que el espíritu humano no puede quedarse encajonado en estos órdenes sociales tan rígidos, falsos, deshonestos y terriblemente hipócritas. Un día, los humanos no elegirán nunca más a líderes corruptos, porque no aceptarán la corrupción dentro de si mismos. No aceptarán la injusticia, porque dentro de cada uno la injusticia ya no existirá más. Así pienso yo. Eso si, el camino es largo….

Otros artículos de opinión

Image