• El hosco más amable que he conocido

    No es lo mismo emigrar para hacer lo que no quiere hacer nadie, que hacer lo que no haría nadie en una población que no roba ni rompe. La violencia de género que crea huérfanas, es objeto de propaganda constante, con obscenas excepciones como la ejercida en los divorcios contenciosos. Se afirma rotundamente que alguien al que se le atribuyen 39 muertos, es de lo más sanguinario. Sin embargo si se quita la vida a 14.000 al año, se le hacen homenajes. Las personas de bien, son las que no roban ni abusan, y merecen todo nuestro respaldo, reconocimiento y auxilio. No así quienes invisibilizan a las víctimas, las olvidan, y encima las señalan como verdugos, para robarles y atentar contra ellas. Se está impulsando la equiparación de la violencia machista, con el terrorismo, de modo que se persiga a quienes ordenen las autoridades, y se les someta al imperio de las leyes, a criterio interpretativo de quienes no se sustraen a robar hijas y patrimonio. No hay que confundir a quien identificamos con nombre y apellidos, que va protagonizando actos, con la evolución de las neuronas, en razón de su trayectoria vital, y que darían lugar a individuos iguales, de coincidir en los antecedentes. "A un anciano le pegué, porque me insultó en la calle. Lágrimas de sangre lloré, cuando ví que el anciano era mi padre" Y no le insultó, le instruyó en lo que mostraba ignorar y le llevaba a robar y pegar, para que dejara de hacerlo. "Tratamos de consolidar una convivencia sólida, con bases éticas", pero la separación unilateral, robando, no se toca y se mantiene. Am I gay? (¿soy homosexual?) ¿Quieres saber cuál es tu otra mitad? No gracias, la tuve una vez, supongo, me enamoro y me gustan, únicamente, los seres que no roban, desde que tengo memoria. Gracias papá, por lo que me aportaste, cuando no podía elegir. Calumnia, cuando ni lavándote las manos se te blanquean; si aún puedes.

  • Para servir a Dios y a usted

    "Condenamos los ataques de personas intolerantes, que desprecian la convivencia" Divorciadas, supongo. "Los padres acusados de violencia de género, ya no podrán visitar a sus hijas menores" Ya no pueden desde siempre, al formarse la manada ladrona y genocida en torno a la secuestradora y extorsionadora, con la violencia de género ladrón. "Ni los jueces deben elegir a los jueces, ni a los políticos los eligen los políticos. Los eligen los ciudadanos. Tiene que tener una base democrática. El Parlamento es el que ha de elegir los tres poderes" Lo esencial es que los jueces no roben personas ni cosas, ni los políticos ni las funcionarias, y por tanto, sólo han de alcanzar los puestos, quienes carezcan de antecedentes penales, pero no los que certifique nadie, que falsifican y se corrompen con facilidad, sino que nadie puede aportar pruebas de robos y genocidios, porque no los hay. Como en las bodas: "Si alguien conoce algún impedimento para que se nombre a esta juez, que lo diga ahora, o en cualquier momento, para que no se entregue a robar personas o cosas, por sí o en complot con otros ladrones genocidas. Habrán oído eso de que son servidores públicos, y se guían por el objetivo principal del interés general. Y en efecto en la idea de Dios, se ejemplifica esa universalidad. Y ese Dios dio las leyes básicas para ello: no robarás, no matarás, no utilizarás el sexo para robar o matar; no mentirás para robar o atentar, y honrarás a tu padre y a tu madre, sobre todo a quien reunió los medios y formación para una paternidad responsable. Para servir a dios y a usted, no robe ni abuse de su autoridad, con la violencia institucionalizada. Todo delito que no se convierte en escándalo, revela una sociedad plagada de criminales, especialmente en las administraciones públicas.

  • Talibanes

    Dicen sus detractores, que tienen una mentalidad cimentada en lo mantenido durante muchos siglos. Como todos, ¿no? A renglón seguido se gestiona la campaña de acogimiento de exiliados en España y otros países. Se les compara con los exiliados republicanos, acogidos con recelo en Francia, por aquellos a los que se tildó de albergar en su seno, vicios morales que desembocaron en el colapso de la convivencia con los acogidos. Y de guerra a guerra, los muertos al hoyo y las vivas, al bollo. Es más que posible que los modos democráticos, crearan la acumulación de ingresos, que estrangulaban con despotismo sin ilustración, a hombres y mujeres prescindibles. Mujeres colocadas, que básicamente, se aprovechan, y en su inoperancia, no atienden a razones, y sus neuronas se complacen en cortar comunicación, y que los abusos sigan produciéndose. Siendo así, los llamados talibanes, que al menos conforman una estructura cohesionada con lealtad y respeto, resultan ser quienes combaten los robos y violencias irresistibles infligidas por dictadoras, del género cleptómano, que hacen la vista gorda y oídos sordos, en consonancia con no hacer nada cuando roban y matan a otros. Al fin, de la misma condición que quienes se sumaron a la república, que suponía que la mayoría dependiente y desagradecida, codició los poderes públicos, para crear o modificar impuestos, y cultivar la connivencia con toda suerte de ladrones y maltratadores colocados por su lealtad sin escrúpulos, a menudo placeres enfermizos y crueles. Claro, cuando les someten a la verdadera justicia, tienen muchas huellas que borrar, tantas, que quienes tengan acceso a los expedientes e historiales, testigos y testimonios fundados, van a descubrir lo que fueron, degradadas y deshumanizados, tiranos y déspotas esquilmadores.

    Y ante la perspectiva de ser tratadas como trataron, huyen. Pero allá donde lleguen, llevarán toda una vida ladrona y genocida, que no tardará en aflorar. Sobre todo si hay, a quienes tales capacidades les sean útiles.

  • ¿Podrá controlar sus nervios un rato, o qué?

    Vamos a proteger a la infancia y la adolescencia, entregándolas a quienes no generan ingresos, no pueden integrarlas en sus equipos de trabajo, y ni saben qué es la maniobra de Heimlich. Y sobre todo apartándoles de quienes tienen dinero que robar, consintiendo secuestros efectivos permanentes sin revisión ninguna, para rodearlas de un amplio abanico de parásitas y carroñeros. Vamos a implantar en las fábricas el sistema democrático, que la mayoría, decida cómo hacer lo que no saben, y forme parte de la normalidad, que finalmente partan y repartan, según su capacidad de intimidar y destruir. Eso ya pasó, la mayoría dependiente, pensó en el sistema impositivo, con el que sacar dinero desde el gobierno salido de unas elecciones, en el que vale igual el voto de quien no sólo no ejerce dirección ni organización de nada que genere ingresos y excedentes como para remunerar al resto con lo que les permita cubrir sus necesidades y hacerse acreedores de la parte proporcional de lo que haya, sino que vive a costa de otros, sin la menor vocación de contraprestación, que el de quien puede y quiere dinamizar a miles, sin robar a ninguno. Es contrarrevolucionario perpetuar a la guardia pretoriana, en funcionariado sometido a un férreo despotismo jerárquico, sin atender a razones, vaya, mandada por quienes impiden el acceso a las funciones justas, a quienes no tienen un largo historial de abusos y tropelías, que asiente una masa neuronal que haga imposible morder la mano que robó y le dio de comer, "pa" siempre. "No es que quiera faltarle al respeto, no es eso. Es que no soporto que me den órdenes, nada más" (Pulp Fiction).

  • El emergente microorganismo menguante

    Si al menos una autoridad roba y maltrata, sin que se le detenga, estamos en una dictadura. Poco importa que el país tenga elecciones periódicas, en las que vote la mayoría de la población, o los afiliados del partido único. Tanto da que haya un jefe del Estado plenipotenciario o un presidente del gobierno, si conocidos los robos y secuestros, por algún miembro de la administración de la que es cúspide, no se les pone fin. Es una dictadura, y una dictadura ladrona y genocida. Claro que se han descrito como dictaduras, periodos en los que los robos y abusos no se produjeron. Mientras que en las llamadas democracias avanzadas, cientos de miles de sus integrantes, roban y usan la violencia impunemente. Si un creador de contenidos en las redes, muestra lo que sea, pues procede mostrar lo que lo desmienta, pero entre miembros de una no dictadura, no se insta a la fiscalía, ni a la policía, ni a nadie, a robarle, agredirle o restringir sus derechos humanos fundamentales o cualquier otro que no suponga robar o atentar contra la integridad física o patrimonial, no robada. La acción de las mujeres y hombres, que no pertenecen al género sostenible, causan extinción de cien veces más especies, a las que lo harían si no existieran. Han reducido poblaciones de fauna salvaje en un 97%. Y con sus desmanes contaminantes y el consiguiente calentamiento global, hacen que hasta los ratones de Doñana, sean visiblemente más pequeños que hace 40 años. Adaptarse supone achicarse. Y claro, cuando hasta los hongos desaparecen, hace que los microbios se digan, -hasta aquí hemos llegado- Y han encontrado unos aliados muy poderosos, entre quienes no son seres vivos, los virus.

    Una alternativa.

    La mitad de la población.

    Para que mujeres copen los libros de ciencia, investigación, inventos, música y de todo, basta con que dediquen a ello sus vidas, interactuando con mujeres que, dominando el conocimiento conocido, estén en disposición de innovar y descubrir. Porque si se lían en compaginar acaparando funciones rutinarias simplonas, incluso negligentemente, solo desembocarán en enredar y ansiar, sin méritos ni capacidad. Bien sencillo, si lo que llaman los hombre, aparecen por todos lados, lo que tienen que hacer, es lo mismo, dedicar su tiempo a trabajar y evolucionar en las especialidades, dejando las atenciones domésticas y familiares, en manos de los que llaman hombres, lo que sin duda no les resultará difícil, del mismo modo que ellas se han amagado para vivir a costa de ellos, ellos se volverán mantenidos, de mil amores. El problema gordiano es que, ellas, si consiguen algo, por lo general es auspiciadas por otros. Y una vez agarrado, no admiten familia que no sea con quien dispone de menos tiempo para la familia y la vida doméstica que ellas. Por tanto, el afán de notoriedad fruto del estudio y la dedicación completa, es incompatible con todo ese tiempo que se necesita para vivir, fortaleciendo las facultades que lo permita. A saber: hacer acopio de alimentos, prepararlos, tener la casa limpia, atender a la descendencia, tener la ropa límpia y estimuladora de la creatividad y el esfuerzo, y todas aquellas que contribuyen a que otra persona despliegue todo su potencial dirigida a la eminencia, incluído que se les reconozca y refleje en los anales de la historia. Por lo tanto el feminismo, la perspectiva de género, la igualdad de colócame y robar, y similares charlatanerías, mientras no haya hombres, la mitad de la población, cuidadores, padres y amos de casa, solo desembocará en sembrar el caos, y robar, básicamente.

    Pegasus

    Pegasus es un malware, spyware (software invasor y dañino, diseñado por NSO group) que se instala sin tu permiso y permite acceder a la información (agenda, registro de llamadas y mensajes, búsquedas en internet, contenidos subidos a redes sociales u otras plataformas, escanear, geolocalizar...) contenida en los dispositivos móviles o cualquier soporte electrónico, y utilizar sus componentes como cámara, micrófono, o cualquier otro. Empresas de Francia, Paises Bajos y Suecia han suministrado este tipo de aplicaciones a China, para la limpieza étnica. Italia y Alemania han suministrado a otros países (11 de dudoso respeto a los derechos humanos). De Israel, lo han hecho a Marruecos. Víctimas con informaciones sensibles han optado por destruír el dispositivo y cerrar sus cuentas de Whatsapp, redes sociales y correo electrónico. Y dado que el malware, una vez detecta la vía de acceso, no sólo permite inmiscuirse en un dispositivo, sino en todos los que tienen una misma arquitectura electrónica, y todos los que usan las mismas aplicaciones, la solución es prescindir de esa vulnerabilidad, y realizar sus funciones, con sus contactos, por medios seguros, aquellos que no pueden ser pirateados. ¿No quieres que te roben en alta mar el oro en el siglo XV? No lo robes y traslades en carabelas cruzando el Atlántico. ¿No quieres que asalten buques pesqueros en el siglo XX? Pues, guardaespaldas acorazados. En fin superioridad númerica y de fuerza armamentística, que disuada o destruya.
    A partir de los datos filtrados y sus investigaciones, Forbidden Stories y los medios de comunicación asociados identificaron posibles clientes de NSO en 11 países: Arabia Saudí, Azerbaiyán, Bahréin, EAU, Hungría, India, Kazajistán, Marruecos, México, Ruanda y Togo.

    Ley de memoria democrática.

    El martes 20 de julio de 2021, se lleva al consejo de ministros, esta ley, que impulsó el equipo liderado por Carmen Calvo, y que dejó en manos de su sustituto, Félix Bolaños, tras la remodelación del gobierno de 13 de julio de 2021, revisa y modifica la de memoria histórica, y encuentra la alternativa de la de concordia, que ofrece la oposición política. Llegará al Congreso no antes de septiembre de 2021, para su tramitación parlamentaria.
    Pretende fortalecer la memoria, por aquello de no repetir los mismos errores que desemboquen en los mismos robos de personas y cosas, y sus consiguientes tragedias con asesinatos y muertes colaterales. Quienes se reunen para sentenciar un divorcio contencioso para robar hijas y patrimonio hasta comer todo el capital, saben de sobra lo que hacen, y que no les detendrán, al menos funcionarias, que tienen atención selectiva a determinados miembros de bufetes, a conveniencia, y no atienden a verdades probadas de robos y secuestros. Sus molleras funcionan así, aunque no lo describiera Ramón y Cajal.
    También hacer justicia, o sea, que no se roben personas ni cosas, ni se use la violencia, por abuso de autoridad o delincuencia común, a menudo, íntimamente entrelazadas. Lo que incluye anular sentencias y condenas realizadas por autoridades durante la dictadura franquista, sin las mínimas garantías de que no se roba ni agrede. Lo que no incluye que se sigan perpetrando en la actualidad, y sin que se ofrezcan medidas posibles para erradicar esta lacra de mandamases ladrones conjurados.
    Ofrecer una reparación emocional y unas compensaciones económicas.
    Y que no se repitan los abusos de autoridades, en toda su pirámide jerarquizada, y de obediencia ciega y no atender a razones que repugnen robar y usar la violencia para robar, en cualquiera de sus manifestaciones, desde dinero, a bienes, lo que se cuenta, mide y pesa, incluido personas y animales.
    La búsqueda y exhumación de antepasados. Ahora bien, que se sigan robando hijas y procediendo a expolios desde los juzgados actuales. Ya sabes bro, hecha la ley, hechas las trampas. ¡Qué vergüenza, intelectual, emocional y evolutiva!
    Se centra en qué hacer con las víctimas, las que los promotores digan, con absoluto sesgo, perversión, insidias y sembrar discordia, para aprovecharse de la violencia ladrona de la plebe analfabeta, robando a quienes repugnan los robos y la violencia, y evolucionan para ofrecer propuestas que erradiquen lacras.
    Hace hincapié en que no se vaya al valle de los caídos a realizar concentraciones y actos, que se entiendan como humillación a las víctimas, por suponer una apología del régimen, entendido como dictatorial. Ahora bien, manifestaciones el 8M repletas de divorciadas contenciosas que roban hijas y patrimonio, con absoluta desfachatez genocida, y contagiando a otras gentes similares, que como no saben fabricar y vender, se entregan a robar, en el BOE, en los juzgados, en la aeat y dónde les indican sus neuronas y aprendizajes, ladrones y déspotas.
    Se señalan varias fechas de conmemoración, por ejemplo el 8 de mayo para recordar a los exiliados. Ahora, órdenes de alejamiento a diligentes padres de familia, mientras se le roban las hijas y se saquean sus propiedades, obtenidas sin robar, a nadie.
    Quieren trasladar que la normalización democrática, no solo se concreta en mirar al futuro, asentando una convivencia sin robar ni agredir, sino en analizar lo sucedido en el pasado, para no reproducir las causas que dieron lugar a que las molleras desarrollaran los robos y tragedias.
    En lo referente a incluir en los planes de estudios, contenidos referidos a la memoria histórica, los redactores de propuestas se preguntan: "¿tienen los jóvenes un conocimiento adecuado de lo que pasó?" Y aventuran que no lo que ellos querrían, según ofertas antagónicas. Con lo que, mejor que no obliguen a nada. Y que no estorben respecto a la divulgación de lo que sigue pasando y pasa, relativo a robar hijas y patrimonio, la obediencia ciega para intimidar, robar y asesinar, y en suma las represiones caciquiles, que resultan más cruentas cuando proceden de colocadas, historia repleta de atrocidades que empujan a la crueldad genocida, y una ignorancia supina que impide la solución pacífica de los brotes ladrones y maltratadores. Pues no hay juezas que sentencian divorcios contenciosos con resultado de hijas envilecidas, mujeres envilecidas, vecindad envilecida y colocados envilecidos, ladrones y arrojados al tráfico de influencias criminales, eso sí, para la dictadura, aunque digan, para la libertad, la democracia o resultas de cinismos caciques. Es lo que tiene no reconocer la obvia limitación humana, y más la de quienes no llevan una vida de formación continua, y a ser posible, sin descartar invocando especialidad. Sin caer en eso de por mucho abarcar, poco apretar.
    Frasecicas desconcertantes: El olvido no es una opción. Democracia sin ley o ley sin democracia. Lo que no dicen, es, democracia sin robar hijas ni patrimonio, ni con ley, ni sin ella.
    Hemos oído a Julián Casanova, catedrático de historia contemporánea en la universidad de Zaragoza. No tardó mucho en evidenciar que no le separaba mucho de una ignorante cotorra que si le preguntan, responde, y no calla, y no calla, así se ahogue, y jamás decir: "lo siento, no tengo formación acerca de lo que usted me habla"
    Divorcio. Hubo una legislación en el 1932, y volvió en el 82, con los mismos ladrones promotores, que establecían, para sentenciarlo: después de un dilatado periodo de separación, no fuera posible la reconciliación ni la convivencia. O sea la que entabló hostilidades para robar hijas y patrimonio, que se instalara en hacer imposible la convivencia y el respeto, como vía para seguir robando hijas y patrimonio a quien pudiera. ¡Qué legisladores, qué legisladores! Ladrones el abogado y el procurador. Ladronas las juezas. Ladrones los funcionarios colocados por su historial de lacayaje delictivo. Ladrones por contagio todos los que en vez de impedir robos y agresiones, patentes, se suman a ellos. Los del partido, sin excepción. Y los de los partidos, que pretenden similares robos, otro tanto de lo mismo.
    Zona de los archivos adjuntos

  • Reflexión

    Maricón. Homofobia. Samuel Luiz, estaba manteniendo una videoconferencia, en las inmediaciones de una discoteca, cuando una manada de violentos le increpó, acusándole de estar grabando chicas, aunque profirieron "Maricón, te mato" Samuel, de 24 años, auxiliar de enfermería con trabajo en una residencia de ancianos, replicó "Maricón, ¿de qué?" y quienes usan la violencia, la contemplan con avidez, incitan a ella, hasta sin verbalizarlo, con su sola presencia, se entregaron a dar patadas a Samuel, hasta que lo mataron. Ione Belarra, y otras oportunistas, tacharon el suceso de homofobia, apoyando su diagnóstico, en que testigos declararon las frases en las que aparecía la palabra maricón.
    Análisis:
    1. El utilizar la palabra maricón, es de esas palabras vacías de significado, a modo de coletilla, como: tío, colega, hijoputa (Cádiz y similares), macho, chica...,  y parece que en este caso era uno de ellos. Recordemos a Delibes, en Los santos inocentes: "¿te fijas? el maricón del francés no distingue un arrendajo de una perdiz, o bien, el maricón del Embajador no corre la mano izquierda, ¿te das cuenta?, grave defecto para un diplomático, porque fatalmente, para el señorito Iván, todo el que agarraba una escopeta era un maricón, que la palabra esa no se le caía de los labios, qué manía"
    Todos recordamos como Fidel Castro llamaba "mariconsón" al humorista que se hizo pasar por Chávez, por teléfono, cuando le reveló la impostura. Mariconsón se entendía como felón, traidor, engañador, degenerado. Lo de menos sería el género o sus aficiones sexuales.
    2. Dadas las descripciones de los medios de comunicación, más bien se trataba de machos con aversión al estudio desde siempre, chicas similares de esas que gustan de incitar a tales machos a pegar, porque fulanita la mira, o perantanito la empujó (según ellas), o sea, sin más motivos que los que ellas consideran, para ver que su violento las defiende, aunque realmente lo que sucede es que nadie las agravia, y son ellas y ellos los que agreden, montando en cólera por inercia bravucona maltratadora. A veces todo empezó cuando su madre, y tal vez el padre, u otros, dijeron a la criatura, incluso el día de su primer día de colegio: "tú si te pegan, pega" y todo después siguió esta inercia, cuidados, cero, escuela de la calle, con mucha violencia, y poco más.
    Casos bizarros (que vuelven a reproducirse, cuando parecían extinguidos por la erradicación del analfabetismo, en teoría de manipulación de masas cretinizadas) son:
    a) La chica que quería sexo, por falta de capacidad para la integración en las actividades no sexuales de su pareja, y le preguntaba retóricamente "¿no serás maricón?" para que ofendido el mozo, se arrojara a desmentirlo. Este tipo de mujeres, en su estulticia, suelen estar convencidas de que si se ponen ofrecidas, el macho, cualquier macho, se verá obligado. O que el macho, dejará lo que está haciendo (que en estos entornos nunca será nada importante o inaplazable) si le ofrecen metesaca sexual.
    b) Ese tipo de carnuzos que básicamente entienden que el macho tiene que mantener a la mujer y soportarla en sus "cosas" (caprichosas, parásitas, déspotas, aloriadas, específicas, entienden) y que la relación del macho con la mujer, se limita casi completamente al encuentro sexual, de modo que en el resto son vidas separadas, y lo natural es que aunque vayan en familia a un baile o verbena, la mujer tienda a charlar con mujeres, y ellos con sus semejantes varones. Y aunque esté la familia a solas, ella estará a sus cosas, distintas de lo que le ronda la cabeza a él. Siendo así, si la chica o mujer a la que conocen y tratan, desde siempre, se "enamora" de un tipo, y el tipo no está por la labor, sucede que, sobre todo los machos, se pongan violentos, y vayan a provocar al tipo, tachándole de maricón, por no ser como ellos, que se tirarían a la chica sin dudar. A veces con algo de nobleza, en el sentido de que la chica "enamorada" se vea correspondida, porque es buena chica. Aunque la mayoría de los casos lo que buscan es que el tipo mantenga a la mujer, que la mujer disponga del dinero de él, y que la manada a la que pertenecen los violentos, sea beneficiaria, poco más. Claro que las más de las veces, no tarda en aparecer la codicia, de modo que si la "enamorada" se entrega a robar hijas y patrimonio a espuertas, con el divorcio, o con la colaboración de los violentos que tiraron de llamar maricón, para excitar hombría sexual, no es inusual que le tachen de maricón, si no se deja mangonear, chulear y robar. Siendo así, quienes agredieron a Samuel, es posible que lo hicieran, porque una de su clan puso sus ojos en el sueldo del joven, tal vez relacionándose sexualmente con él, y siendo relación consentida e igualitaria, o sea, por placer, y sin que ella consiguiera gastar lo de él, los tipos concluyeron que no era macho, y por tanto maricón, y cómo la chica no mangoneó, lo que se espera de toda mujer, es que el tipo la engañó, y por tanto, palizón... tras palizón, hostilidad tras hostilidad, sobre todo conducente a robar lo máximo, en el juzgado o fuera.
    3. Más que homofobia, por tanto, sería xenofobia, dado el origen brasileño de Samuel. Y ya no te digo si era guapo, a alguna de las mozas le dio calabazas, y la enajenada caprichosa, no tuvo mejor ocurrencia que azuzar a los que defienden a las mujeres que les cuentan que les han faltado, humillado, insultado, y de ahí a inventar tocamientos, violaciones o similares, hay una nada, sobre todo si hubo caricias, besos, algún tipo de noviazgo, sexo consentido, contado y relatado con anterioridad, incluso si no lo hubo, lo que refuerza la intervención justiciera, si es que necesitara algún tipo de justificación, en quienes han aprendido pocas razones, o ninguna. No es descartable tampoco que algún extranjero, cometiera algún abuso, o le adjudicaran el haberlo cometido, y Samuel, pagara por pecadores, sin comerlo ni beberlo.
    4. Los testimonios verbales de testigos, siempre hay que recogerlos con reserva, y más por periodistas y autoridades que fundamenten en ellas, acciones. Suelen producirse acusaciones oportunistas y no objetivas, hasta mentirosas, aparte de la influencia del estado de nerviosismo, el caos, el barullo, griterío... Hasta si están recogidos en móviles, porque casualmente estaban grabando en ese momento, no descuidar imágenes, origen de las palabras,...
    5. Finalmente, recordar un episodio en el que una docena de jóvenes (de buenas familias y arrimados), enardecidos por los desmanes (tocamientos, tirones de bolsos, proposiciones deshonestas...) de varones y hembras, de un campamento de inmigrantes, instalado en un lugar apartado de la localidad, ante la pasividad de los cuerpos y fuerzas de seguridad, decidieron dar un escarmiento, que metiera el respeto en el cuerpo, propinando unas palizas brutales, que no causaron muertes, aunque sí algunas lesiones graves. Total, se detuvo a los jóvenes, a todos, pero sólo alguno fue sentenciado con años de reclusión, y otros fueron absueltos. Adivinen cómo se interpretó el suceso por la curia judicial, en razón de amistades, familiares y colegas, tratados luego como advenedizos, lacayos de señoritos, a los que no tardaron en dejar en chirona, muchos años. Y cuando los ofrecidos protestaron, sintiéndose traicionados, engañados y tratados de tontos, les dijeron que la trena les curtiría, para los trabajos que les proporcionarían cuando salieran, ya que mantener a sus familias no hacía falta, porque no las tenían.

  • Feminismo y filantropía

    Y dice él: -Se les indulta en contra del informe no vinculante del Tribunal Supremo, y de la Fiscalía. Y no solo no muestran arrepentimiento, y que no solo no volverán a tratar de independizarse, ni termina nada, sino que aquí empieza todo. Ni acto de contrición ni propósito de la enmienda que se decía. Ea pues señora, abogada nuestra, vamos a presentar demanda, querella, denuncia o lo que haya.
    Y dice ella: -No se puede judicializar todo. Y aprovecho esta rueda de prensa para anunciar que el divorcio contencioso va a ser derogado. Es un secreto a voces, que fiscalía, jueces, abogados y procuradores, no muestran arrepentimiento, sino que reinciden en el robo de hijas y patrimonio, en contra de la concordia, la convivencia, azuzando la confrontación, cuya alternativa es, sencillamente, no robar. No soy del antiguo testamento, de la ley del Talión (ojo por ojo, diente por diente, que otra cosa te digo, a ninguno nos robaron ni agredieron quienes quisieron independizarse viviendo sin robar), soy del nuevo testamento, del perdón.
    JULIETA SERRANO: "ME TOMABAN POR LESBIANA CUANDO YO NO SABÍA NI LO QUE ERA ESO"
    El género, como el sexo, está sobrevalorado, entre quienes no tienen un proyecto de vida en el que generar excedente, en el que todo empieza a gravitar en torno a él, de modo que los intercambios justos, construyen lo que podríamos llamar, filantropía, por la relación de buena fe con otras personas, entre las que no cabe la traición. De modo que quien cambie de opinión, que lo pague con su dinero.
    Buika.- "No sé lo que quiero. Fluyo. Me entrego a la tarea por hacer, y que pase lo que tenga que pasar. No hago planes, que se puedan frustrar". Una mujer adalid y ejemplo para el feminismo y la filantropía.

  • Protección a la infancia

    En los pueblos, chicos y chicas, con tierras y vacas, se casaban, de modo que el trabajo estaba garantizado, y por tanto, a la descendencia no le iba a faltar protección. Además no tenían nada que denunciar, y sí tareas que realizar con su padre y con su madre, tíos o abuelas, además de ir a la escuela, el instituto o la universidad. De modo que no tenían más que emular a sus padres, y tener trabajo con ingresos, y luego formar una pareja, y con ella lo que venga. Que así estará protegido. Es esencial un compromiso de no robar hijas ni patrimonio, a nadie. Las mujeres en estas circunstancias, no se reservaban quehaceres, y naturalmente contribuían a la economía familiar, aportando y sin rivalizar. Y de modo natural, la descendencia iba aprendiendo los oficios de sus ancestros, sin sentir. Lo de los estudios académicos ya era más incierto. Pero se guiaban por hacer lo que podían por aprovechar lo que allí se ofrecía, sobre todo si lo que costaba suponía un sacrificio para los padres o quienes contribuyeran. Esa abundancia de actividades, hace que no haga falta ni reprender, ni mucho menos maltratar.

    Aparte de lo de casa y los estudios, estaba preparar fiestas populares, coger caracoles, pescar en el río, hacer trabajos comunales, cortar leña en el monte, visitar a los parientes no tan lejanos o sí, para comuniones, bautizos, bodas, o patronos, cuando no ir a decenas de kilómetros a trabajar huertas o atender algún favor o ayuda. Y todo porque el objetivo era dejar la soltería, y no, tener sexo. Y si se producía el embarazo, siempre de mutuo acuerdo, pues se acogía a la hija con toda la disposición a cuidar. Será una más en casa.

    Y si en el colegio le hablaban de algo raro. Pues se hablaba en casa suficientemente, y ya está. ¿Qué es eso de vetar? Por favor. Y de los juzgados, lejos, que quien mucho pleitea, pierde fama y pierde hacienda.

  • Dame eutanasia que quiero morir

    Tras el dame vacuna que quiero vivir, de Raúl Pérez en Late Motiv, a ritmo de, dame veneno que quiero morir, que antes prefiero la muerte, que vivir contigo, ahora llega, dame eutanasia, que viene a ser un eufemismo de lo mismo, habilitar para robar y matar. Un jacarandoso tertuliano de tarde lo que tarde, espetaba que era un derecho, quien no la quisiera que no la pidiera, que no se obligaba a nadie a inmolarse, como no se obligaba a nadie a abortar o a divorciarse. Se le calentó la boca, claro. Claro que se obliga a divorciarse, se llama divorcio contencioso, y es para robar a capricho, y peor que matar a quienes no roban ni agreden, ni poco, ni mucho ni nada. Y lo de abortar, ay, también se obliga, maleducando y endemoniando, naturalmente, después de imbecilizar, como para proclamar que no se quiere saber nada de a quienes se roba y contra quienes se atenta, los padres, no esas a quienes llaman madres, erróneamente. Lo que da pie para que Miguel Durán, con donaire, alegría y desenvoltura, largue que los abogados excitan la creatividad de las jueces, a tres mil euros la excitación, y sin que suponga dejar de robar hijas y patrimonio, claro, y entregarles a quienes pidan abortos, divorcios, eutanasias, y no sean capaces de fabricar locomotoras; qué digo, que no sean más que capaces de "cuidar" de hijas, como para garantizar fracaso escolar, vicios y mal genio; dejémoslo ahí. Y de cuidar ancestros, esto es, si otro está más capacitado para procurar esos cuidados, empezando por no tener antecedentes de robos y abusos, alegar que eso es cosas de mujeres, pero alegar amenazando, en clara disposición para agredir, por sí, o no diciendo no es no a delincuentes, del tipo abogado, jueza, letrados de la administración de justicia, y asimilados con ramificaciones entre la población no funcionarializada. Y oiga, cuando no haya ofrecido garantías en la administración de algún tipo de vacuna, esgrima estadística, a lo Tezanos, diciendo algo del tipo: la mortalidad causada por la inoculación de AstraZeneca Oxford, es inferior a la causada por otras vacunaciones y hasta tratamientos. No evidencie que no realiza los análisis precisos, y posibles, para que ni un sólo caso de riesgo de muerte por vacunación de AstraZeneca o cualquier otro tratamiento médico, desemboque en homicidio imprudente por negligencia o culpa, o asesinato, por dolo. ¡Ay señor, como me acuerdo de aquel prohombre titán, que ante los robos en su jurisdicción, indicaba a la justicia que procurara que los autores no volvieran a robar, andando, como Miguel Durán, que está pidiendo a gritos, no digamos que le partan las piernas, pero que si le pasa, y dios no lo quiera, estamos en condiciones de ofrecerle una amplia gama de sillas de ruedas que excitarán su creatividad, en justa correspondencia con la imaginación que activa en sus semejantes, ya que llevan incorporados mecanismos, que como todo lo confidencial, se debe "Quemar después de leer".

  • Maniobras de distracción

    Si algo es previsible en quienes no producen excedente para sus compatriotas, tienen capacidad de robar y desgraciar con iniciativas tramposas, y no tienen ni idea de fabricar nada, es que si se topan con algo que les supera y no pueden joderlo, o se unirán al enemigo o sacrificarán a otros, mientras se amagan en la retaguardia. Y una vez que se enteran de que, por ejemplo, que quien tenga un cuerpo capaz de combatir al coronavirus, le sobrevivirá, pero quien sea vulnerable, sólo le salvará lo que aniquile a los bichos, impidiéndoles entrar en su organismo, o fulminándolos dentro, sin deteriorar gravemente su vida, cuestión esta harto improbable con la famacopea y las vacunas actuales, divulgará de todo menos esto. Se entregarán a saber en qué grupo están, y si es en el de los "débiles", no les guiarán más iniciativas que disponer del remedio. Si no lo hay, financiar y colocar a quienes pudieran conseguirlo, y proporcionárselo a sus empleadores, y no callárselo, para entregarlo a mejor postor, o por puro ajuste de cuentas. Y los demás que no se enteren, sobre todo si son enemigos, que no hay para to quisqui. Por lo tanto, todo lo que es de conocimiento generalizado, podemos asegurar, que son maniobras de distracción, u ofrendas a las bestias (no King Kong, sino seres microscópicos), frente a las que no cabe resistencia solidaria y en unidad, sino víctimas propiciatorias que calmen su voracidad, y dejen vivir a los demás, confiando en que se vean hartas. (¿Quién es la dueña de esta pocilga?. Harry, el sucio.)

    Análisis, antítesis, síntesis
    No todas las personas tienen los mismos componentes en su anatomía. Pregunten a cirujanas y se lo confirmarán.
    Las características de la anatomía de cada persona particular, depende de su trayectoria vital, lo que ha hecho y dejado de hacer, cómo y cuándo, incluido su alimentación, medicaciones, tratamientos, extirpaciones, implantes, en un entorno o varios, y dependiendo de en que orden y por cuánto tiempo en cada uno.
    Por lo tanto habrá personas, cuyo organismo puede sobrevivir al ataque de determinados virus u otros organismos, y otros no, debido a su trayectoria vital e historial referido a su salud, o sea el funcionamiento de sus órganos y partes.
    Es coherente que haya personas que viven sin virus, de modo que si se los inyectan, por debilitados o troceados que estén, pero vivos, las pueden estar matando. Del mismo modo, otras sobrevivirán a vacunas, y manadas de virus enteras, sin descartarse que hasta una cantidad, por encima de la cual, el desenlace de la batalla resulte incierto, o sea, habra daños parciales, recuperables o no, en tejidos vitales o no; es posible que la experiencia fortalezca a unas partes u otras, con lo que si son los virus, las vacunas serían estimulantes de mayor capacidad destructiva de los virus, y no sparrings para procurar al sistema inmunitario y su equipo, la fortaleza para tumbar aspirantes, que de otro modo resultarían letales.
    Las mascarillas son una barrera, pero que no aventaja a un pasamontañas, una bufanda, una careta de cartón o cualquier otro obstáculo, a lo que se presupone que se mueve en línea recta en el aire y no camina por superficie ninguna. Alguién lo expele, y cae en una boca o nariz, y el tragar o aspirar, les introduce más adentro.
    Cualquiera puede ver mascarillas colocadas por debajo de la nariz, hasta por debajo de la boca, sobre la barbilla. Mascarillas sucias, que evidencian que se usan muchísimo más de esos periodos de eficacia que indican. Mascarillas que se pueden lavar en la lavadora junto a otras prendas, con suciedades o residuos varios, como si son pesticidas, o cualquier sustancia tóxica, química o biológica, y con cualquier detergente y en cantidades varias, hasta 110 veces a menos de 60 grados.
    Nada se indica de otros orificios corporales. Es sabido que los oídos están comunicados con las fosas nasales y la garganta, luego si boca y nariz son conductos de introducción, los oídos, también por estar intercomunicados. Pero las mascarillas no cubren los oídos, ni los ojos, ni heridas abiertas en cualquier parte del cuerpo. Qué decir de los orificios de abajo, o de que la piel absorbe también sustancias inertes, con lo que organismos con movilidad mucho más.
    A quienes tiran por que los políticos, como autoridades que publican en los boletines oficiales de organismos públicos, lo que el resto tiene que hacer o dejar de hacer, sean las primeras en vacunarse, indicarles que ya pueden ver la imagen o video en el que les pinchan, que no podrían saber, qué se les está inyectando, que perfectamente podría ser un placebo, o suero fisiológico o cualquier sustancia inerte y hasta nada, como en las películas, que no hay pinchazo, aunque lo parezca. Y por contra, cuando se pongan en manos del sanitario, tampoco sabrán qué les están inoculando, que bien podría ser algo, que a usted particularmente, le va a matar, y no por su condición anatómica, sino porque le tienen ganas los genocidas que alargan sus tentáculos hasta colocadas sin el más mínimo juramento hipocrático, sin descartar rellenado de frasquitos, como se rellenan botellas de licores caros, con metralla de garrafón, alucinógenos o venenos. Y si le parece paranoica la consideración, ya sabrá que se buscan sanitarios para inyectar la vacuna, exclusivamente. Que no hace más que evidenciar, que si empiezan a morir vacunados, muchos culparán a las autoras materiales, a quienes han visto e identifican. Sin la más mínima prudencia como para asegurarse de quien está en el origen de vacunas que no son lo que dicen que son, salva vidas, y si mata sanos.
    Nadie se pondría una vacuna contra el SIDA, causado por un tipo de virus. Supondría inocular la muerte. Así lo han divulgado.
    Ya sabrán que el dengue, enfermedad causada por un tipo de virus transmitido por una variedad de mosquito, no tiene posibilidad de vacuna, y que la única manera de evitar la enfermedad es extinguir a los mosquitos en cuestión.
    Y la pena de muerte no se abolió porque no hubiera quienes la merecieran, sino porque quienes la merecían eran quienes la promulgaban. Como la guillotina, por ejemplo. Pues las formas de robar y secuestrar como el divorcio, han de seguir el mismo camino.

    A la frase de opositores políticos: "El líder político X (en el gobierno), antepone el interés partidista al interés general". Mal, muy mal. El interés más elevado y que todo miembro de una comunidad ha de proteger, es el interés de quienes no roban. Claro, hablando de políticos, antes funcionarios todos, el robar aparece de una manera u otra, más que menos, en su trayectoria de "reconocido prestigio"

    Prometer y prometer hasta meter, y luego de metido, nada de lo prometido.
    Dicho por una moza, es lo clásico. Los tipos son todos unos rijosos, pero a la vez son los que trabajan y reciben los sueldos, aparte de otras formas menos límpias de conseguirlos, y las mujeres aspiran a mangonear al mejor que puedan de ellos, a veces con la inquebrantable voluntad de ser buena esposa, o sea no robar, aunque sí disponer de lo ajeno, hasta creyendo firmemente que es su derecho administrar tales dineros, y otros patrimonios, si tiene inquietudes por aprender, o aprende más de la cuenta, a veces engatusada por timadores de su misma naturaleza parásita, que aprovechan la confianza o buena fe o el resabio, para llevarse las tajadas finalmente. O sea la hembra no tiene coitos por gusto, ni para desfogarse o aliviar una tensión hormonal no resuelta, las cópulas son el medio de conseguir pagano, a ser posible para siempre, no para un rato nada más. Con lo que a los machos no les queda otra que prometer el matrimonio, que ellas entienden como convertirse en usufructuarias perpétuas del patrimonio de él, para tener encuentros sexuales, pero ante tanta intención soterrada y traicionera, en la mayoría de los casos, dada la que consideran, infame condición femenina, lo que pretenden es aliviarse, pero para nada cargar con la que pillan, ya que si ellas son infames, ellos lo son igual, y se forma un escalafón de manera natural, de modo que la atractiva que engatusa con sus risas y coquetería, se pone exigente, y reclama muchos regalos antes de ofrecerse, y de sacrificarse. Y en ese meritaje, aparecen las que tienen menos atractivos corporales y hasta encantadores, también en distintos niveles, que van reduciendo las exigencias, hasta llegar a la que se pone ofrecida en carne y hueso, pero con la aviesa intención de atrapar al futuro pagano progenitor de lo que engendre. Antes la decencia suponía matrimonio por embarazo. Ahora se estila más acudir a los juzgados a reclamar pensiones y custodia. Lo que sin duda es el origen de criaturas con muchas carencias y todo lo que una fea resentida y embrutecida pueda contagiar. A este personal nunca se le ocurría que un embarazo es mancomunado, y que no se roba hijos ni patrimonio, no se estorba la crianza del padre, y se aporta lo que ella pueda buenamente, que como tenía poco de buena, y mucho de cansina histórica que pone buena cara para engañar, pero el 99% de su repertorio, es chusco, violento y cargante a más no poder, con lo que eso de aportar y no estorbar, en este personal es un imposible. Ya no digamos no concitar a ladrones, y no molestar. Eso a quien tiene poco que aportar, y no quiere de la igualdad, más que lo que conduzca a mangonear y robar esgrimiendo lo que haiga de feminismo y toda suerte de serpientes que se ofrecen a colaborar en los saqueos, le suena a chino, y pasa de ello.
    Pero veamos cómo quedaría dicho por un macho con empleo y dinero como para mantener a una familia, ya no digamos grande, que también puede haber casos. En este caso el contenido apunta a que la chica promete que haya cópulas, que luego no va a cumplir, con lo que el "una vez metido" se refiere más a metido en el casamiento e incluso el primer y único descendiente, se acabó el meter, y empieza el tormento, de gastar la señora lo que no ingresa, en plan dictatorial y macarra.
    El caso de que una mujer sea la que tiene ingresos y patrimonio como para mantener una familia, la que necesite desfogarse con habitualidad y sean los machos los que aspiren a administrar el patrimonio de ella, dándole sexo racionado y luego tormento constante, nunca ha alcanzado la igualdad hombre mujer. Ni está, ni se la espera.
    La combinatoria puede crear una numerosa y cambiante casuística, más absurda cada vez, pero las posibilidades existen y se materializan.
    Con lo que, antes de meter, parece adecuado realizar una prevención de riesgos originados por la procreación, que no se robe progenie ni patrimonio, y respeto al máximo como a cualquier persona, sino más. A modo de referencia, cuando la cabeza ladrona empieza a buscar acomodo para sus cleptómanas y criminales pretensiones, procede poner de manifiesto: Estate con quien quieras, pero no se roba, ni se da mala vida, o sea peor que la otra persona llevaría sin malas compañías, o la tuya misma.

    ¡¡¡HIJOS DE PUTA!!! gritaba desbordado por la impotencia, un fornido hombre, tras el atentado al cuartel de la guardia civil de Zaragoza el 11 de diciembre de 1987, en el que entre otras personas, arrebataron la vida a cinco niñas. Claro que no gritaba, ni desearía extrangular con sus propias manos a quienes pusieron las bombas, sino a quienes reventaron previamente la familia de quienes vivían sin robar ni atentar contra nadie, y si entregados a trabajar honradamente y ser capaces de aportar todo lo posible, con amor por el estudio, en vez de aversión, con filantropía en vez de enfrentándose con nadie, y con ganas de hacer y construir, no aprovecharse de los esfuerzos y sacrificios ajenos. Lo mismo que nadie decente tiene que reprochar el uso de la fuerza o la violencia de la policía con quienes han delinquido previamente, ni a las bombas que usan los ejércitos contra quienes las usaron primero. Y que cómo cualquier guardia civil que honre su uniforme, se sentirá impelido a detener a ladrones, secuestradoras y delincuentes protagonistas de cualquier abuso, para que en su sufrimiento, no terminen por portarse como se portaron con sus hijas, esposas, madres y todos sus seres queridos que no roban ni ponen bombas. Desearía descuartizar a quienes roban hijas, o son cómplices, colaboradores necesarios, autores materiales, encubridores, instigadores, beneficiarios, muchos de ellas, autoridades que se corrompen con facilidad, si es que no llegan sin la menor intención de servir y proteger a quienes no roban, ya no digamos si seducen con su paga y capacidad de abuso de autoridad a la mujer ávida de protagonizar el robo de hijas, a quienes no las roban a nadie (y hasta colaboran en que nadie las robe ni agreda, y que se creen oportunidades como para que robar sea inimaginable y vomitivo), y el robo de patrimonio, a quienes no roban a nadie, nada, al contrario, son honrados trabajadores, motivados para aportar todo lo que son capaces de hacer con formación, experiencia y deseo de construir un futuro mejor para al menos una persona honrada, sin perjudicar a ninguna que no esté robando. El progreso, vaya.
    Pudiera parecer que no gritará ni deseará arrancar la cabeza a quienes robaron hijas, no hicieron nada para evitarlo, incluso se carcajearon de los robos durante años del fruto de la emigración del forastero, al que no acompañó su señora, y sólo deseaba su dinero, y que no volviera jamás, además de convertir a sus hijas en parricidas. Y que a causa de esas atrocidades, evolucionó a tratar como le trataron. Realmente esos HIJOS DE PUTA, a quienes inculpaba el fortachón, no eran los que pusieron las bombas, eran los que robaron hijas y patrimonio, y entre ellos estaban quienes tenían que evitarlo, guiados por todo por la patria (la tierra de los padres, de los padres a quienes no se roba, sino que se venera y se honra, no robando)

    Si las hijas robadas muestran fracaso escolar, como prueba de las discapacitaciones que les impide conseguir el desarrollo de capacidades, al menos como el mayor conseguido por sus padres, y ni maestras ni profesores, ni nadie del entorno ha podido contribuir a conseguirlo, la conclusión que se saca es que la población subdesarrolla a su hijas e hijos, y no son capaces de horrorizarse por ello, y sí perpetuar costumbres e inercias de ladrones genocidas, consecuencia de la torpeza y descaro violento imperantes.

    Trump es la punta de un iceberg de homófobos, xenófobos, racistas, machistas, clasistas, abusadores, fascistas, heteropatriarcales.

    En una democracia, de un país en el que la mayoría sean ladrones, sus representantes no harán otra cosa que robar.

    El objetivo no es la libertad, como palabra que no suscita retranca, el objetivo es que el periodismo contribuya a que nadie robe a nadie, porque del robar surgen el resto de los crímenes.

    Ni duda ni esperanza construyen personas como las que cuidan de los niños, sean o no sus padres, y cuidan de todos aquellos que necesitan auxilio. Y confiadas se entregan a dar lo mejor de sí mismos, sin temor a que les roben holgazanes, porque no los hay, y con la satisfacción de aportar en favor de mejorar su entorno, hasta alcanzar el mundo y aún no descartar el universo. Y con la grandeza que permite confiar en que el saber que consiguen otras personas, como curar, está en buenas manos, del mismo modo que el quehacer de cada cual, lo ejerce con absoluta vocación y satisfacción por el deber cumplido.

  • Santos inocentes

    De Monreal de Ariza (Zaragoza) a Contamina 20 Km. Ateca 17. Calatayud 14. La Almunia de Doña Godina 35. Zaragoza 45. Fuentes de Ebro 27. Quinto de Ebro 15. Escatron 26. Caspe 26. Mequinenza 31. 256 kilómetros sin salir de la provincia de Zaragoza. De Mazaleón a Maella no se puede, 12 kilómetros. Ni de Vinaceite a Almochuel, 3 km. De Villanueva de Jiloca a San Martín del Río, 1 Km. campo a través, imposible. Para asistir a eventos multitudinarios se exigirá mostrar PCR negativa o cartilla de vacunación, pagar y exponerse a morir y arrastrar a tus seres queridos con los que convivas; ¿y dices que se puede no ir? La vacuna de Pfizer BioNTech contra el coronavirus, se basa en el ARN mensajero, o sea, información genética del virus real que da la información suficiente al cuerpo para que reaccione frente a futuras invasiones, sin necesidad de inocular el virus como otros tipos de vacunas. En Reino Unido ya se ha descubierto con posterioridad a la fabricación de las vacunas que van a circular por Europa, un coronavirus con ese ARN mutado; que sea lo que dios quiera, póngame una, jefa. Sí doctora, ni fumo ni bebo, sana como una pera, me atropelló un coche eléctrico; ¿Ah sí? (A su equipo aparte) Preparad los cuatro papeles grises de la eutanasia, que ya tenemos órganos para nuestra gente. Ya recordamos a Pedro Crespo, el alcalde de Zalamea, dando a elegir, matrimonio o muerte; cómo sería la novia que ofrecía. Con gran afecto y nuestros mejores deseos de que seáis ángeles sin sexo diferenciado, próspero 2021.

  • Annus mirabilis

    No estás triste porque llueve, llueve porque tú estás triste. Estas Navidades, el mejor regalo eres tú. Y mientras comemos y bebemos, esas cosas ricas que dan trabajo a tantas personas y sus familias, demos gracias a la vida, que nos ha dado tanto. Podemos entregarnos a recordar cualquier tiempo pasado mejor, dejando fluir la memoria, con tiempo por delante. Mirar esos álbumes de fotos en los que aparecen nuestros seres queridos, algunos desde bebés, y muchos otros muy majos, en los que quizás antes no habíamos reparado, porque inconscientemente sólo teníamos ojos para los más allegados. Gracias a la digitalización, a las compañías proveedoras de Internet y telefonía, podemos charlar cuanto queramos, con quienes nos apetezca. Hasta podemos contemplar a toda una familia por videoconferencia, formando piña, cuando antes cada uno iba a su aire, como si no les unieran vínculos y afectos a mogollón. Y lo que antaño pudieran ser tabarras insufribles de cotorras, que hablaban por no callar, como pretendientes adolescentes que no encuentran la manera de decir adiós o colgar el teléfono, este fin de año se conviertan en animadas puestas al día de todo lo que te tengo que contar, para estar al día. Y te mando algo que he encontrado en el desván al que no subía hace décadas, o en el fondo del armario, y que espero que te guste, y así hay trabajo para repartidores. Feliz Navidad, próspero año y felicidad.
    Tenemos un plan.
    Plan de responsabilidad social de Aragón. Plan de empresa familiar. Plan de excelencia empresarial. Plan de digitalización. Plan de franquicias. Plan de cooperación y clusters. Responsabilidad empresarial de Aragón. Centros de excelencia. Instituto aragonés de fomento. Confederación española de la pequeña y la mediana empresa y autónomos de Aragón. Comisiones obreras de Aragón. Confederación española de organizaciones empresariales de Aragón. Unión General de Trabajadores-Aragón. Gobierno de Aragón.

    clúster
    1. Grupo de empresas interrelacionadas que trabajan en un mismo sector industrial y que colaboran estratégicamente para obtener beneficios comunes.
    2. Conjunto de dependencias ubicadas en un campus universitario.

  • Charlatanería invasiva

    El poder judicial no debe ser independiente, debe evitar que se robe, y no lo hace. El gobierno no está legitimado por la mayoría, sino por la capacidad de distribuir la riqueza y alcanzar las más altas cotas de progreso científico y humanista, y no lo hace. Se limitan a ser rehenes de su pasado de intrigas y disputas, y acaban, eso sí, en las riberas de los ríos para partir, repartir y llevarse la mayor parte, alejándose de los trabajos productivos y entregándose a los especulativos, además de los que les afloran de los abismos incapacitados, represores y violentos. Ríos, flujos de cash. Los obreros siempre son una inmensa mayoría, pero incapaz de mantener ni sus puestos de trabajo, sin la dirección operativa, una inmensa minoría. Si fueran confiables, se preocuparían por aprender a ser autónomos y reducir al mínimo las contingencias, y no lo hacen. No piensan en la estructura económica, y menos con habitualidad, mejor entregarse a codicias simplonas. -¿En qué parte de todo este rollo se ve cómo robar?- se dirán cuando les convocan a reuniones clandestinas con mandamases de pacotilla.

    O: -¿De cuánto estamos hablando?- En esa precipitación a las expresiones confusas y crípticas, que van reduciendo el entendimiento a eso, robar, y lo que haga falta, -pero no me líes la cabeza, que no estoy para jeroglíficos-. Y los legisladores, ay, incapaces de encontrar a Wally (no robar) en los océanos normativos. A lo mejor ni está dónde mira esa parte de la mayoría.

  • Amor, Roma, mora, ramo

    La cuna es dónde duermen los bebés, pero la cunicultura no es la sabiduría referida a las cunas y quienes las ocupan, sino a las conejas y gazapos. Y sin temor a equivocarme observo que la justicia no está en las manos más capacitadas, ni mucho menos, sino en las de orates. Ay, el derecho romano, el natural. Un profesional, que no trate de robar, y sí de ser útil, como Sofía de Grecia, escucha a la clientela, y a la tropa leguleya, pero comprueba con su superior formación, que no se busca injusticia. Naturalmente lo primero que hará será verificar la información que se le cuenta, por sí mismo acudiendo a fuentes inequívocas. Lo segundo, contactar con las personas a perjudicar, para contrastar. Y finalmente, garantizará la justa contraprestación, entrega de bienes o servicios de recepción voluntaria, y precio cierto conocido de antemano. Si no es el caso, trasladar la pretensión al demandado para que la haga suya.

    Y por supuesto quien contrate que pague todas las averiguaciones, no quien no ha sido injusto. Natza Farré, comisaria de la exposición, "feminista tenías que ser" hasta el 30 de noviembre en Barcelona, no concede tal atributo a quien protagoniza acciones de capitalismo depredador, como presidir un banco, ya que no reúne el requisito del objetivo de la igualdad entre iguales. Julia Otero retuerce las palabras, ante la proclamación del amor conyugal inquebrantable, que alcanza los treinta años, que realiza su colaborador económico. Y Marina Marroquí urde palabras para la discordia, ya que carece de la preparación para sembrar cohesión y respeto. Estos días siempre tengo moras y endrinas en el frutero. Y estoy preparando pacharán con un puñado de arañones, unos pocos granos de café no muy tostados, y un canuto de canela en rama, por cada 700 centilitros de anís. Por cierto, una docena de endrinas al día, durante un mes al año, limpia la vejiga, y reduce el riesgo de cólico nefrítico. Y en palabras de Enrique Villarreal Armendáriz "el drogas", contenidas en su libro infantil "Las zapatillas de volar": - Cálzate cada mañana, las ilusiones que te ha traído la noche-

  • Loa a Joaquín

    Te he querido tanto que no te robaría las hijas ni aunque el mismísimo demonio me tentara con el sueldo de un profesor inmune al coronavirus, de por vida. Te querré siempre porque has amado con la pureza de las aguas del Guadalope a su paso por Alcañiz, desde Sabiñánigo hasta Estercuel, e invitar a la concurrencia, ávida de leer el libro que presentas, a recordar amantes y despechos, rezumando poesía, y alegría de vivir, como las opiniones en un periódico, del que alguien, en alguna parte, guarda un ejemplar, o lo encontrará entre las ruinas de un caserón de un pueblo abandonado, a salvo de las inclemencias meteorológicas, milagrosamente. Supe que te querría para siempre, cuando me regalaste el oído, mientras el vino añejo de las bodegas de Alacón, algunos guardados desde el nacimiento de cada hija, que ahora ya tiene nietos, me sorprendió en la fiesta de la comarca, y recordé a aquella maestra, que se excitaba cuando le instruía sobre sexualidad, y en sus desconocimientos beatíficos, creyó que aquello era el sexo oral, mientras tomando la iniciativa, contra lo que consideraba normal, me amonestaba dulcemente para que no siguiera, porque no era de piedra, y se le estaba haciendo insoportable no pasar de los dichos a los hechos, no queriendo pecar. Solo bastaba con no copular. Y eso nos hizo tocar el cielo, muchos días. Así te quiero yo, de Calatayud a la eternidad, recorriendo los pueblos que incluíste en tu canción, y todos los demás, mojándonos el culo, o arremojandonos la tripa en Fraga, al son de Labordeta. Te quiero, y nada, nunca, nos podrá separar. Y quien te honra, tiene un amigo en mí.

  • Dictadura del proletariado

    ¿Cuánto iban a tardar las neuronas en asociar el paso de la dictadura de los más capaces, pocos, a la dictadura de los menos autónomos, poniéndose violentos, mayoría, y disfrazarlo, como se camufla una depredadora, que sólo sabe ponerse violenta, y encima llamarlo, democracia, la tiranía de quienes viven sin méritos de los excedentes de los más industriosos? El relevo generacional y la evolución profesional, no encuentra sus cimientos en las instituciones escolares generalistas. Bastaría que el alumnado propusiera que cada profesora tuviera que examinarse con ellos, de los contenidos de cada examen, eligiendo uno de entre varios traídos por ellos, y autenticándolo una vez completado con alguna marca que impida sustituirlo por otro, y que ella los corrija todos, y todos vuelvan a los alumnos para verificar la correcta valoración, incluído el de la profe. Una verdadera maestra, por ejemplo una escultora, muestra como completa una escultura, y las aprendices perciben, practican y aplican lo comprendido. Y conviene que haya trabajo para todos los aprendices. La justicia vuelve a estar al nivel de la inquisición, con titulares que no solo no persiguen a quienes roban, y tratan de evitar el robar, sino que obran como en lo que en la dictadura era un chiste, por contradecir la realidad: -vi a cuatro brutos enormes (mayoría) pegando a uno pequeño (minoría) para robarle. Al ver aquello me indigné, fui para allá... y le pegamos una paliza entre los cinco y le robamos el dinero y el bocadillo- Vamos lo que hacen en las administraciones públicas, cuajadas de colocadas por las políticas que reciben los votos de la mayoría, robar a quien saben que tiene dinero, obtenido con sus méritos, aglutinando a mayorías de ladronas y violentas. Y cómo verdaderas charlatanas y quienes hablan por no callar, las unas disfrazan su ignorancia, tratan de engañar y sacar el dinero con embustes, o largan verborreas, que evidencian que no están más que para vivir a costa de otros, y cada vez más, robando, por el juzgado, o mediante delincuentes comunes. Vuelven a divulgarse los envenenamientos políticos, que parecían antediluvianos. Y de la anacrónica dictadura del proletariado, al despotismo de vagos y haraganes, ni siquiera ilustrado. Pronto obtendrán mayorías absolutas cada vez más abrumadoras, si no lo remedian quienes nos enseñen a respetar los bienes ajenos obtenidos sin robar, a todas, y a no robar niñas, a nadie.

  • La jueza novata

    Mire, su señoría, estas pensiones sentenciadas, impagadas, y la solicitud de abogado y procurador habilitados para que sean embargadas.

    Dame el expediente completo y el teléfono del demandado, que quiero contrastar con él los datos.

    ¿Pero cómo va ser eso, su señoría, perdóneme el exabrupto, cuando basta con la autenticidad de la documentación, reflejada con las anotaciones pertinentes?

    El expediente, y el teléfono del demandado, por favor, no me obligues a sancionarte por desacato e insubordinación muy grave. Por cierto, ¿desde cuándo no se comunican las hijas con el padre?

    Pues, no sé…

    ¿Desde cuándo?

    Desde hace, muchos, muchos años, desde que se nos ocurrió incitar a que la demandante impidiera toda comunicación, para perpetrar todo tipo de robos y abusos. Desde 2010, creo, ya ni me acuerdo.

    ¿Quién os invitó a robar, matar, mentir y deshonrar a los padres?

    Vázquez, fue Vázquez, quien trajo el juzgado al pueblo. Y luego toda la jerarquía del partido.

    ¡Qué horror! Anda, trae lo que te he pedido, y que no se repita, ¿me oyes? Enmienda, y no nos avergüences más. Te va el empleo en ello, no se te olvide. Y la jubilación. 

    Sí, su señoría, perdone mi atrevimiento, pero es a lo que estábamos acostumbrados, juezas novatas, a las que halagábamos, ellas se ensoberbecían, confiaban en nosotras, y así era.

    Ya comprenderá, su señoría, que me dan ganas de matarle, y el resto de la manada lo intentará, es su naturaleza, asentada durante decenios, pero dada su benevolencia, al no expedientarnos, tal vez podamos reinsertarnos en la justicia, y no robar nunca más. No me dé la espalda, por favor se lo pido, su señoría, que me conozco, es toda una vida de abusos y atrocidades, tenga paciencia conmigo, y espero que en adelante no haya juezas más que cómo usted, para que no recaigamos en antiguos errores. Cómo venga otra autoridad ladrona y genocida, volveremos a las andadas, fijo.

    El anteriormente conocido como oficial de la administración de justicia, salió escopetado a reunirse con la jauría y contó lo sucedido: la juez sustituta quiere saber, y va a hablar con las víctimas de robos y secuestros.

    El Guisado, auxilio judicial, autor material de la ejecución de embargos, acudió a sus parientes y cómplices y colaboradores necesarios, desde su colocación. La colocada en tramitación procesal y en la gestión, buscaron a sus mentores y procuradores. El letrado supo perfectamente que lo de chulear se había acabado, ya que ni asesinando a la juez aquello tenía vuelta a la selva de los ladrones. Políticas y otros miembros de la trama, acudían a quienes les pudieran encubrir y exculpar.

    Al día siguiente:

    Ordénese la inmediata devolución de las cantidades sustraídas, por importe de 67.369,46 euros, más el 30% en concepto de resarcimiento de daños. Convoque a la demandante y sus lacayos ante mi presencia para tomarles declaración, apercibiéndoles de que dispongo de toda la información de lo sucedido, desde la demanda plagada de falsedades, a toda la serie de robos, engaño a juezas y concitación de cómplices en Correos y cuantas autoridades han sido captadas para atentar contra el demandado, incluidas las que le arrebataron, tras incitar a la agresión física a una alumna, en abuso de autoridad, su puesto de trabajo. Y ordene a los servicios sociales que inicien la inmediata tutorización de conversaciones telefónicas de las menores con su padre, todos los días, sin más límite que un máximo de ocho horas diarias. Y guiadas a procurar los encuentros presenciales, cuanto antes, para rehabilitar los vínculos y afectos dañados y destruidos, de modo que estas vidas separadas, se fusionen con más integridad, ya que se sumarán los anticuerpos contra insidias similares.

    A sus órdenes, SU SEÑORÍA.

    Por cierto, ¿pensabais robar a razón de 1170 euros al mes, a un desempleado con subsidio de 378,74?

    Es lo que llevamos haciendo dos años, y antes meses de verano que no ingresaba nada, y hasta cuando le robaron los sueldos, después de agredirle, y sancionarlo con la pérdida de empleo, ni ingresó ni podía pedir la prestación, y nosotros a 1170 al mes. Es que ahorraba el incauto. Hasta que le comiéramos todo el capital. Es que ni alzamiento de bienes hace.

    La ley igual para todos y estar a disposición de la justicia, ¿pero cómo es posible que existáis?

    Ya ve, nos invitan a robar, tolerados y encubiertas, y no sabemos decir que no.

    Si no lo veo, no lo creo. Anda, haz lo que te he dicho, ya. Pobre padre, pobres niñas, maldita jauría que se ha cebado en ellos.

  • Homenaje a Juan Marsé

    Estas son las veintiséis novelas y veintiséis películas que este hombre excepcional eligió antes del cambio de milenio.

    Campanadas a medianoche. Orson Welles, 1965, basada en diversas obras de Shakespeare. Frankenstein or the modern Prometheus, Mary Shelley, 1818. Frankenstein, James Whale, 1931. Notre-Dame de París, Víctor Hugo, 1831. El jorobado de Notre-Dame; o Esmeralda la zíngara, William Dietrerle, 1939. Moby Dick, Herman Melville, 1851. Moby Dick, John Huston, 1956. Great Expectations, Charles Dickens, 1861. Cadenas rotas, David Lean, 1946. Las aventuras de Alicia, en el país de las maravillas, Lewis Carroll, 1865. Alicia en el país de las maravillas, Walt Disney, 1951. Guerra y paz, Lev Tolstoi, 1869. Guerra y paz, King Vidor, 1956. Whashington Square, Henry James, 1881. La heredera, William Wyler, 1949. La isla del tesoro, Robert Louis Stevenson, 1883. La isla del tesoro, Victor Fleming, 1934. El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde, Robert Louis Stevenson, 1886. El doctor Jekyll y míster Hyde, Rouben Mamoulian, 1932. Drácula, Bram Stoker, 1897. Drácula de Bram Stoker, Francis Ford Coppola, 1992. El corazón de las tinieblas, Joseph Conrad, 1902. Apocalypse Now, Francis Ford Coppola, 1979. Sangre y arena, Vicente Blasco Ibáñez, 1908. Sangre y arena, Rouben Mamoulian, 1941. Tarzán de los monos, Edgar Rice Burroughs, 1914. Tarzán de los monos, W.S. van Dyke, 1932. Una tragedia americana, Theodor Dreiser, 1925. Un lugar en el sol, George Stevens, 1951. El halcón maltés, Dashiell Hammett, 1930. El halcón maltés, John Houston, 1941. Lo que el viento se llevó, Margaret Mitchell, 1936. Lo que el viento se llevó, Victor Fleming, 1939. Las nieves del Kilimanjaro, Ernest Hemingway, 1936. Las nieves del Kilimanjaro, Henry King, 1936. Stage to Lordsburg, Ernest Haycox, 1937. La diligencia, John Ford, 1939. El tercer hombre, Graham Greene, 1950. El tercer hombre, Carol Reed, 1949. Al este del Edén, John Steinbeck, 1952. Al este del Edén, Elia Kazan, 1955. D’entre les morts, Pierre Boileaud y Thomas Narcejac, 1954. Vértigo, Alfred Hitchcock, 1958. Lolita, Vladimir Nabokov, 1955. Lolita, Stanley Kubrick, 1962. Doctor Zhivago, Boris Pasternak, 1957. Doctor Zhivago, David Lean, 1965. El gatopardo, Giuseppe Tomasi di Lampedusa, 1958. El gatopardo, Luchino Visconti, 1963. A sangre fría, Truman Capote, 1966. A sangre fría, Richard Brooks, 1967. 

    “Y no seas tan pesimista. Al fin y al cabo no es tan horrible. Tú sabes lo que ha dicho ese individuo: en Italia, durante treinta años, bajo los Borgia, tuvieron guerras, terror, asesinatos y derramamiento de sangre… pero produjo a Miguel Ángel, a Leonardo da Vinci y el Renacimiento. En Suiza tuvieron un amor fraternal, quinientos años de democracia y paz. ¿Y qué produjeron? El reloj de cuco” (Harry Lime a Holly Martins, en el tercer hombre).

  • No sirvas a quien sirvió, ni pidas a quien pidió

    El vídeo mató a la estrella de la radio. Las películas con sonido, acabaron con los actores de cine mudo, aunque “The Artist” resurgió de aquellas cenizas en 2011. El plástico acabó con los alfareros, salvo en Muel, y pronto morirá el plástico, gracias al dios de honrar a los padres, no matarás, no robarás, no violarás, no mentirás, propiciando el nuevo renacimiento de las ciencias y las artes.

    Y lo hará con personas con vocación de aprender, capacidad de contagiar entusiasmo y seguir los dictados del quinto al octavo mandamiento. Si los centros escolares estaban optimizados, para acoger al alumnado, con precisas distancias y superficies de los espacios, y ahora solo cabrían el 30%, a lo sumo la mitad, o se doblan los edificios y los maestros, o se diezma al alumnado.

    Qué tiempos aquellos, en los que se mal educaba para completar repetidores y fracasadas, con los que sacar plazas para profesorado amigo, que tumbara a quienes no debían llegar a donde sólo caben las élites a titular, llamadas a heredar las colocaciones en la estructura socio económica, siempre tan reacias a los cambios que supongan verse desarmados de su nepotismo y amiguismo.

    Claro que la tele formación aventaja con mucho a las decadentes endogamias aristocráticas presenciales, que fustigan con indiferencia y segregacionismo, cual subidos al carromato de las pócimas inocuas, cuando no venenos, propalando charlatanería, y ansiando no exponerse a que surja quienes descubran el engaño, y terminen siendo devorados físicamente, como Jean-Baptiste Grenouille, el protagonista de, El Perfume, de Patrick Süskind, después de comprobar que induciendo al sexo descabezado, se convertía en el caudillo nacido en el lugar más nauseabundo de la tierra, en medio de la basura, excrementos y putrefacción, criado sin amor, sobreviviendo sin el calor del alma humana, y solo por la obstinación y la fuerza de la repugnancia. Bajo, encorvado, cojo, feo, despreciado, un monstruo por dentro y por fuera... había conseguido ser estimado por la masa votante ¿cómo estimado? ¡AMADO! ¡VENERADO! ¡¡IDOLATRADO!! Y en cuanto a doblar a los docentes, nada más justo, sólo hay que cubrir el pago de la hipoteca de la vivienda habitual y demás gastos imprescindibles para el ejercicio de la profesión, dando por supuesta la vocación de todos y todas, que les lleva a procurar a su alumnado lo mismo que a sus descendientes. Y bien gestionado, sobra dinero para construir los edificios y disponer de todo lo que no se aprenda leyendo, porque este personal cobra más del doble de lo que necesita para cubrir gastos para una vida digna y
    coherente con la sociedad en la que se integra, ya no te digo si en una unidad familiar se juntan dos sueldos docentes, o más, y cargados de sexenios y otros complementos.

  • La mollejas

    La venerable Northuldra, Yelena, que se intuye que tuvo amores con el limpio de corazón, Matías, (aunque con su obediencia ciega, fue autor material de violencia sobre inocentes), le dice: -¿Por qué la naturaleza recompensaría a una persona de Arendelle con magia?- a lo que el teniente, seguro de su honradez, replica: -Tal vez para compensar los atentados de tu pueblo – Y ella, segura de la suya sentencia: -Mi pueblo es inocente. Nunca habríamos atacado primero- Y era verdad, fue el mandamás arendeliano quien asesinó primero, y con alevosía, a lo juzgado, infestado de colaboradores necesarios, en el robo niñas y saqueo de haciendas.

    Curiosamente, al bélico se le ocurrió construir un pantano, contando las supuestas bondades, y ocultando sus genocidas intenciones, que curiosamente pudieron exterminar a la gente que se fiaba de él, de no ser por la magia de Elsa, capaz de detener la avalancha tras la presa rota. (Frozen II o la España actual).

    Las mollejas son las glándulas del timo (además de las parótidas), situadas delante de la tráquea, bajo el esternón, dónde darse golpes de pecho mientras se roba con el más puro instinto parricida.

    Curiosamente al extirparla no desaparece la actividad timadora.

    Perdona que no te crea, me parece que es teatro. Ay, el teatro, que si muestra la realidad, como lo hacía el clásico, buscando la catarsis (mostrar las atrocidades, para que el público no caiga en las conductas aberrantes, en las que cayeron sus semejantes, no muy lejos en el tiempo) resulta ofensivo en épocas de decadencia intelectual, y el consiguiente cinismo (decir algo y hacer lo contrario, sin trazabilidad, para que los agraviados no den con los impulsores, sino, previsiblemente con otras prescindibles) Y así en el siglo de oro de las letras, ya no había catarsis, al contrario, se creaban tramas en las que el público celebraba alborozado, el encubrimiento de sus atrocidades, empezando por la picaresca para robar, y el asesinato de forasteros por no querer casarse con lugareña, modo de que ella dispusiera de su patrimonio, sin acompañarle a las guerras, como sucede en el alcalde de Zalamea. Hasta llegar al asesinato de Federico y tantos otros, acusándolo de chivato o similares, pues en las obras se veían retratadas sus vilezas y ruindades, y no estaban para avergonzarse, sino para tapar bocas catárticas.

    Y así seguimos, oyendo a quienes traman cosas peores que el confinamiento y la destrucción del tejido productivo de forma selectiva: unidad, concordia, convivencia, respeto, tolerancia, juntos, solidaridad. Perdona que no te crea, me parece que es peor que teatro.

Página 1 de 2