• Perdona que te diga

    No hay nada más "rompente" que la rompida de Calanda con Buñuel al frente. (Comando de resistencia revolucionaria poética: Rompente) ¡Tengo ganas de salir a la calle y ser amable con la gente! Al ver la demolición de las torres de refrigeración de la central térmica de Andorra, reviví los relatos salvajes, todos ellos, pero en especial aquel protagonizado por Ricardo Darín, que ahora dicen que se está metamorfoseando, dentro de sus posibilidades y creyéndose a salvo de espías. -Quiero abortar. Mis madres no tienen nada que decir- dijo la mujer de trece años. La derivaron a servicios jurídicos, como trámite previo regulado. En el 99% de los casos, en el que pudieron recibir una cantidad mensual, ya no digamos, por encima del salario mínimo, por tiempo indefinido, desistieron de su demanda inicial, firmemente decididas a continuar con el embarazo, con cuidados que no consideraron antes, y aceptaron firmar otra, de divorcio, o de lo que fuera, que presentaron por ellas. Las enfermeras (término que utilizaremos para referirnos a profesionales de enfermería, independientemente de su género) se quejan: tres, a mil euros al mes cada una, atienden una residencia de ancianos publica con 400 internos, cuando la ratio se establece en 15 pacientes por profesional en cuidados; pero sin discriminar tratamientos que requieren horas por paciente y día, de otros que suponen minutos. Contratos para sustituciones, por horas, por días... Un enfermero puede acumular más de 500 contratos en 10 años (Enfermera Saturada, Héctor Castiñeira, sección en Gente despierta, rne). Pero lo que subyace, son las enfermeras que intervienen distinguiendo entre las nuestras y los otros, de modo que a unos cuidan y a otras descuidan y hasta fulminan. Las que se quejan es que no se han alineado. Que tomen ejemplo de Suecia y Finlandia, hasta ahora neutrales, supongo. Prefiero vivir cinco años como un rey a cincuenta como un buey. ¿Qué hacer con un pasado sucio? Pues no volver a robar ni abusar.

  • Maniobras de extravío

    Las mujeres que miran a los hombres que miran a las mujeres, es el título. Cambiar, mujeres, por hombres y dejar reposar en el frigorífico. Ir haciendo otros cambios. Ensayo y error, o lo que usted interprete. Si tiene que elegir entre tres bolsas con 25.000, 50.000 y 100.000 euros, sin saber qué cantidad está en cada bolsa, y pudiendo descartar la que abra y seguir cogiendo a continuación, la probabilidad de dar con la de 100.000, es del 50%, si descarta la primera que abra si no es esa. Hagan los seis casos que se pueden dar. Al fin como lo de que si una come un pollo y otra nada, de media han comido medio pollo cada una. Bajar los impuestos como argucia electoral, oculta que la bajada será selectiva, e insustancial para no allegados, tal vez con subidas excepcionales, y directamente embargos "ad hoc". Las propuestas generalistas, siempre son tramposas, ya que todas las votantes no son iguales, sino unas más iguales que otros. Y todo el argumentario de la brecha salarial de género, no explicita que siempre dispondrán del divorcio para robar, y las que no se hayan casado, recibirán pensiones con origen en las mil y una forma de robar para financiar las políticas sociales. Que sin duda disciernen entre colaboradoras, y dentro de ellas, en razón de la antigüedad en los servicios a la causa, y el volumen conseguido con sus intervenciones. Son tiempos para exhibir ideas políticas, agitando banderitas y repitiendo consignas como cacatúas. No repugnar la violencia. Y ser el típico matón metido a señorito, o las típicas señoritas metidos a matones. Algo sospechaba. Son malos tiempos, porque se ha prolongado demasiado la rapiña. Para sobrevivir, y no sólo físicamente, a menudo hay que mancharse las manos. Aunque mirar para otro lado no es siempre fácil.

    No está ni como mujer, ni cómo madre, ni como esposa, no como nada. Estoy solo. Lleváis toda la vida metiéndome miedo, y yo no puedo más (La trinchera infinita)

  • Vamos a ver cómo va la cosa

    Deja de ser obligatorio a partir del 20 de abril, llevar mascarilla en espacios cerrados, excepto en unos pocos casos como medios de transporte públicos, centros sanitarios, residencias de mayores. Ello entra en conflicto con la medida profiláctica de aislar positivos que hacen vida normal, no están recluidos en casa. "Vamos a ver cómo va la cosa" dicen algunas analistas "sesudas" Que si mientras dure el calorcito, los riesgos son mucho menores. Que cuando vuelva el frío, y los virus son más virulentos, se harán comparativas con datos históricos de años anteriores. Las vacunas pueden tener efectos protectores un máximo de dos meses, lo dicen ahora. Es que las mutaciones... imprevisibles... dicen. Y por fin sabemos del delito de omisión del deber de perseguir robos, secuestros, agresiones, maltratos (privar de aportaciones para la prevención de enfermedades y accidentes, y ser causa de ellas).

    Claro, que ello, de alcanzar a todos los casos, como sería deseable, va a exigir la derogación del divorcio contencioso, el dejar de ser obligatorios abogados y procuradores para informar cumplidamente para que las juezas no roben ni secuestren, la imposibilidad de emitir embargos ladrones, y de atenderlos desde entidades bancarias. Todo apunta a que llegarán manifestaciones multitudinarias en las que enarbolando la bandera del machismo, no propagarán hostilidades contra quienes aportan los medios a las familias, sino que reclamarán reconocimiento para ellas, ya que gracias a ello, ellos, pueden dedicarse a las tareas necesarias para que el robar y usar la violencia, no encuentren ocasiones. Y ellas se sentirán orgullosas de las familias, como siempre fue... antes del divorcio sin causa y el desestructurar.

  • Lisistrata

    ¿Usted cómo se declara? Pues yo... así: -mi vida, seremos compañeros de vida, sin robarnos personas y cosas ni agredirnos..." Me parece mu bien puesto en razón. Ea, sin anticonceptivos. Acojamos a un padre o una madre procedentes de Ucrania, con sus hijas, pero divorciadas no, ¿eh? ni abogadas ni procuradores, ni juezas, ni empleadas bancarias que dejan que se robe a los buenos clientes, ni sicarias ni aprovechados ladrones. ¿Y si se declaran feministas y sueltan retahílas cimentadas en robar hijas y patrimonio? Sintiéndolo mucho, la prevención de riesgos y accidentes, demanda poner término a la acogida.

    Habrá que procurarles material didáctico y pedagógico para que no se estanquen como gatas escaldadas, propensas a arañar. Y buscar quienes les puedan cultivar, entre sus compatriotas. O quienes puedan enseñar en su idioma. Iremos a los servicios sociales de la Comarca. Con Prudencia y distancia. Les enseñaremos a saber hacer, nada de descripciones belicistas, que no hay tiempo para todo, y el tiempo y la capacidad es limitada. Hay que elegir, y ya hemos elegido lejos de robar y agredir. Que no se acomoden, que terminan por desarrollar patriotismos xenófobos, y eso sí que no. Así que máximo tres meses, y traslado a otra familia, y acogida a otra. Iremos a visitarles, cuando nos acojan en sus hogares, con compañeros de vida, sin más patria que aquella conformada por quienes no roban ni agreden, guiados por el conocimiento de la estructura económica, de todos y cada uno, que orientan la parte alícuota a la que se tiene derecho, en razón de las obligaciones atendidas.

  • Ciencia

    Dirán sin dudar que la ciencia consiste en descubrir aquello que se repetirá invariablemente. Pero eso es fruto de la haraganería, y por tanto es frecuente que la realidad desmienta verdades incuestionables. Oímos a José Manuel Albares decir: "estamos ayudando a la población y a la democracia ucraniana" pero lo hace enviándoles armas "ofensivas". Eso no es ayudar. Ayudar es ofrecer medios para vivir sin robar ni agredir, sin ser robados ni agredidos. Se utilizan términos como: monstruo, tiparraco, psicópata, dictador, y similares, refiriéndose a Vladimir Putin, singularizando a quienes sin duda son un grupo de millones de personas, que no es descartable que estén guiados por protegerse de robos y agresiones. Mientras tanto, sólo mediante los divorcios contenciosos, verdaderas monstruas funcionariales y afines, saquean y convierten a las hijas de padres formados y diligentes, en ladronas parricidas, incapaces de procurar nada que requiera largos años de aprovechamiento de estudios y prácticas que minimicen negligencias, culpas y dolos en el ejercicio de sus profesiones. Está científicamente probado, que serán nuevas conflictivas entregadas a robos y a concitar ladrones, y que colocadas en algún puesto, incurrirán en estorbos, crueldades e indolencias, cargadas de intimidación y descaro. La ciencia, por cuanto signo de evolución y prevención de riesgos y daños, sería la que permite anticipar pérdidas de vidas de quienes viven aportando sin robar ni agredir. Y eso requiere advertir hasta el más mínimo detalle relevante, que permita detectar diferencias, y cambios con el tiempo en las características de los materiales y la materia. Incluida la sesera.

    Felices días marcianos, de marzo. En especial, San Patricio, que expulsó a las serpientes de Irlanda.

  • Matices

    El síndrome de Estocolmo, consiste en que quienes secuestran, consiguen que a quienes raptan, odien a sus padres y familiares. El colmo de esto es el divorcio contencioso desde los pocos años de las raptadas.

    Las entidades bancarias ya no evitan los robos. Les piden el dinero que los clientes les han confiado, y han obtenido en justa contraprestación sin robar, y se lo dan, hasta admiten propinas. El colmo de esto es el divorcio contencioso. Y la policía no les detiene ni aunque si investigaran, encontrarían fácilmente a los autores materiales, colaboradores necesarios, cómplices, encubridores, instigadores y beneficiarios de partes del botín.

    Ya puedes empotrar tu coche en una pared, no es del todo descartable, que se sentencie que la pared se movió para impactar contra el coche, y sin derrumbarse.

    La violencia vicaria, dicen, hacer daño a las hijas para mortificar a aquellos que les dieron la vida, con los medios y formación para procurarles un porvenir lleno de oportunidades y cuidador. O sea, el divorcio contencioso es la más grave.

    El juez no ve delito en el comportamiento de Alejandro Entrambasaguas, acusado de acosar a menores, padres y cuidadora, al llamar al telefonillo de la casa. Cabe recurso ante instancia superior. "Estamos aquí como madre y como padre, como haría cualquier familia para proteger a sus hijos. Asumimos cosas que se puedan hacer contra nosotros, que se han hecho y que se seguirán haciendo, pero contra los hijos no todo vale", ha dicho Irene Montero, y no para de alentar a robar hijas y patrimonio, secuestrando y extorsionando, con alevosía, exponiendo a las menores a entornos ladrones y violentos, y privando de protección y atenciones exentas de criminalidad y corrupción. La igualdad de Rebelión en la granja de Orwell.

    Pero no lo vé, no lo vé.

    Extremadura tiene al 75% de la población en 35 localidades, oíran retahílas varias, pero la verdad es que ello se debe a que la principal actividad es repartir los fondos públicos estatales, asignados por población, con la que gastar. Producir excedentes, es residual, y a mala gana, si no hay colocación haragana disponible.

  • Decido sobre mi cuerpo

    Las mujeres deciden sobre su cuerpo. A saber: de modo que cualquier persona decida sobre el suyo, igualmente. Así, decidirá no ser portadora de SIDA o cualquier otra enfermedad transmisible, y por supuesto no contagiarlas. Decidirá no robar ni agredir, y por supuesto no causar daños irreparables, y menos, matar. Decidirá reproducirse, y no abortar, para lo que decidirá formarse para ello. Decidirá no colocarse cinturones de explosivos y hacerlos explotar, rodeada de cuantas más niñas pueda. Decidirá abortar si con ello no quita la vida al hijo que espera el diligente padre y su familia de origen. Decidirá no privar a sus hijas de los cuidados que ella no puede realizar, especialmente aquellos que alejan de robar y atentar contra la integridad propia y ajenas. Decidirá no molestar, estorbar o incomodar; no comerá sin pagar lo que come; no andará por el medio de una carretera abierta a la circulación; no se lanzará por la ventana, habiendo riesgo de matar a transeúntes; no olvidará a otras mujeres afectadas por que ella decida sobre su cuerpo, para que no vean restringidas las decisiones sobre los suyos, a modo de ejemplo no se divorciará, si con ello abuelas, tías, primas y demás personas que deciden sobre sus cuerpos, sufren deterioros en sus cuerpos, al convertirles en objetivos de robos y atentados. La mujer decide sobre su cuerpo, pero no sobre el de los demás, no lo olvidemos, cuando supone menoscabo, o incremento de los riesgos de daños sobre ellos.

  • Cuando sabíamos las respuestas...

    ... cambiaron las preguntas. No nos referimos al reincidente llamado al despacho de la profesora, al que atrajo poderosamente el ver la hoja del examen, maquinar como sustraerla, distribuirla entre semejantes, y a sacar notazas, ya que no estaban entre quienes las recibían por gentileza de las profes, nada asépticas. Que otra cosa se observaba, que al menos se aprendían esas respuestas, si copiar el día del examen se mostraba harto imposible. ¿Un espejo que refleja el origen del universo? Y luego reniegan de los terraplanistas. ¿Un universo ilimitado que no infinito? Para aclarar, imagine caminar por la superficie de una pelota, no hay principio ni fin, podría caminar eternamente, pero la superficie es finita. En fin. ¡A vacunarse! brama enardecido Macron, como Robespierre ¡A la guillotina!, que vacunándose sigue habiendo contagios, exponencialmente más, a 6.700, como nunca antes, ya no como cuando se fijaba en 50 para circular sin restricciones. Vamos, llegará el día en que desde el ministerio o consejería se impela a inyectarse VIH, debilitado, eso sí, para combatir el SIDA. Nada tiene de especial describir la calidad a capricho, a conveniencia, con ciertas dosis de engaño, o que ganado estabulado esté maltratado, en comparación con el que pasta en espacios abiertos; aunque naturalmente busquen refugio artificial si lo hay, e incluso se les ordeñe a diario un par de veces. Claro que Garzón, hablaba con indirectas, para destapar desgraciados e insensatas, cuyas intervenciones son un insulto a la inteligencia tras otro, que no pueden ser cargos públicos (ni privados), ya que efectivamente, gente de mala calidad es la que roba, mes tras mes, año tras año, lo que les da la gana, con los divorcios contenciosos, y que se ha sufrido maltrato, es patente, cuando los apartados cultivan la filosofía (amor por el estudio en pos de mayor conocimiento que erradique lacras) y quienes custodian arrojan al fracaso escolar y la aversión al estudio, con las consiguientes derivadas ladronas y violentas.

    Documentación:
    Dedicado a quienes cimentaron la esperanza sobre los pilares de su propia vida, sin que la filantropía reclamase sacrificios humanos. (Cuento de Vanidad. José Mota. Nochevieja 2021)
    "Desgraciadas e insensatas declaraciones son una agresión directa a una parte importante de la economía aragonesa, que se esfuerza por ser competitiva y sostenible. El que las hace no puede ser Ministro de España ni un día más. Es en sí mismo un insulto a la inteligencia." Ha dicho Lambán, que no puede ser Presidente de nada exento de robar, ni un día más.
    Dijeron que habían matado en paredones y enterrado en cunetas, y en efecto, habían matado en paredones y enterrado en cunetas, ellas, no a quienes se lo atribuyen. Señalan a maltratadores de género, machistas, vicarios, y los maltratadores son los que inculpan, robando con la monserga. La trama de la película Los Otros, vaya. Y no se lo digas, para que al verse descubiertos, depongan su actitud, que encima se ensañan. Están escolarizados por maestras, de las que, o nunca tuvieron vocación de evitar robos y violencia codiciosa o cualquier otra, o la perdieron al diluirse en el nepotismo, amiguismo o servilismo, clasista y marginador sistémico.
    Difundieron que y les animaba robar y perpetuar regímenes dictatoriales ladrones y represores, ladrones.
    Demandaron, siendo ladronas y secuestradoras, y no faltaron autores materiales, cómplices, colaboradores materiales, encubridores, alentadores, consentidores, ladrones todas.
    Cuento de Navidad, Scrooge.
    Robert Siomak (director de Forajidos (Killers -asesinas-) 1946 con Burt Lancaster y Ava Gardner.
    Macron está cabreado como Robespierre, y desaforado utilizará todos los medios a su alcance para vacunar a toda la población. Cómo Robes-pierre tomará de su propia medicina, para bien de las generaciones venideras.
    Onda Cero 6 enero de 2022, 10:35 a 10:45 conexión con corresponsales en las CCAA, que informan de los grupos de camellos avistados por zonas típicas, después de la noche de reparto.

  • Fantaseo

    Necesito 300.000 juguetes. ¿Pero tú sabes lo que me estás pidiendo? No te preocupes, puede parecer un imposible, pero tengo la solución, ofrecer bolígrafos solidarios, a un precio de calderilla, de modo millones de personas lo compren. Y descubran al ponerse a escribir, que han salido ganando.
    Ignorar a los demás en lo que sienten, alejados de robar y entregarse a hostilidades ladronas, no es mi puto trabajo. No tenéis suerte de estar solas, ni de ser tan limitadas, como le dirían las señoras a las criadas. Podemos dejar de reconocer, con Delibes, que procurar formación superior a descendientes de honrados analfabetos, es un error, porque luego no valdrán ni para finos, ni para bastos. O sea, ni para la conjura ladrona de necios revestidos de autoridad, ni para mandados que no ven que son marionetas, y se consideran suertudos por poder formar parte de manadas de ladrones.
    Fantaseo, pero con los pies en la tierra, que quienes acechan invariablemente, movidas por aprovecharse de quien se descuide, pueden y quieren salir del atolladero ladrón, del que no ven más allá, porque al identificarlo perfectamente, como inmundo, les impulsa a la conquista de lo desconocido: repugnar robar y abusar, desde la motivación y la vocación profesional, personal y social que lo permite.
    Y con la literalidad del discurso del rey: Debemos estar en el lugar que constitucionalmente nos corresponde; asumir, cada uno, las obligaciones que tenemos encomendadas; respetar y cumplir las leyes y ser ejemplo de integridad pública y moral. O sea, no robar personas ni cosas, y no usar la violencia contra quienes no la usan ni roban, al contrario.

    Y ya fuera de la opinión: Material de documentación.

    Después de todos estos años, volveremos al punto en el que todo empezó. Regresamos a Matrix, donde no se roba ni agrede, a quienes no roban ni agreden, no se roban hijas ni patrimonio, ni mes tras mes, año tras año, cantidades desorbitadas, ni nunca, ni nada.

    Trabajando el mensaje del rey en nochebuena.

    Debemos estar en el lugar que constitucionalmente nos corresponde; asumir, cada uno, las obligaciones que tenemos encomendadas; respetar y cumplir las leyes y ser ejemplo de integridad pública y moral. O sea, no robar personas ni cosas, y no usar la violencia contra quienes no la usan ni roban, al contrario.
    Para todo ello, el entendimiento (conducente a no robar) y la colaboración son actitudes necesarias que dignifican las instituciones; más aún, las fortalecen, porque generan la confianza de los ciudadanos (ya que no les robarían). Y las diferencias de opinión no deben impedir consensos que garanticen una mayor estabilidad, mayor bienestar en los hogares y den la necesaria tranquilidad a las familias ante su futuro (ya que la paternidad responsable y diligente, se cimenta en haber reunido lo necesario para tener descendientes sin robar a nadie).
    Pero sin duda, también la sociedad tiene que desempeñar un papel esencial en estos tiempos de cambio (rechazando robar y atentar contra integridades construidas sin robar). Las circunstancias, muchas de ellas nada fáciles (imprevistas más bien), que nos ha tocado vivir (a unos más que a otras, obviamente), sobre todo a lo largo de estos últimos 40 años, nos han forjado como una sociedad fuerte y responsable; y enormemente solidaria (sin robar), como hemos comprobado desde el comienzo de esta pandemia. Son nuestros valores cívicos, junto al talento, la vitalidad y la energía que tenemos en la industria, en los servicios o el campo (y que no atesoran, ni propician, ni trasladan, ni enseñan, ni divulgan ni legan, quienes no los han aprendido con aprovechamiento y sin trampas o fraude en lo que se registró), los que deben estar muy presentes en la construcción de nuestro futuro (sin robar).
    Si sabemos adónde nos queremos dirigir (a que no se robe, único modo de que el fruto del emprendimiento, actividad, esfuerzo, dedicación, no se vean amenazado por ladronas), también debemos ser conscientes de dónde venimos:
    El cambio tan profundo de España en estas más de cuatro décadas de democracia y libertad ha sido extraordinario, y no ha sido fruto de la casualidad (hay muchísimos más ladronas, haraganes, incompetentes, colocadas, sinvergüenzas, violentos, ladrones todos). Se ha basado en el esfuerzo y el sacrificio de muchas personas, de millones de españoles (que se vieron sorprendidos por divorcios contenciosos, y toda suerte de robos descarados y despóticos). Y se ha debido a muchas razones: sentido de la historia, grandes acuerdos, generosidad, responsabilidad y visión de futuro (de unos pocos, invulnerables gracias a no rodearse de vagos indeseables ladrones y violentas).
    Ese gran proyecto de transformación lo simboliza y representa NO ROBAR HIJAS NI PATRIMONIO, y cuyo espíritu nos convoca a la unidad frente a la división, al diálogo y no al enfrentamiento, al respeto frente al rencor, al espíritu integrador frente a la exclusión; nos convoca permanentemente a una convivencia cívica, serena (sobre todo en La Serena) y en libertad.
    La Erradicación del robar institucional y afines, ha sido y es la viga maestra que ha favorecido nuestro progreso, la que ha sostenido nuestra convivencia democrática frente a las crisis, serias y graves de distinta naturaleza, que hemos vivido, y merece por ello respeto, reconocimiento y lealtad.

  • Las otras

    En "Los otros" de Alejandro Amenábar, los fantasmas eran quienes pensaban que los espíritus eran otros. Los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, disienten de la ley que autorice a grabar en las manifestaciones, a los otros, no a ellas. Qué raro. Consideran que la presunción de veracidad no debe desaparecer, de modo que haya que demostrar con pruebas irrefutables lo que se escribe o describe. Y que quien las admita, tampoco tenga presunción de veracidad, de modo que al sentenciar, quede garantizada la repugnancia visceral a robar, y abusar de su autoridad, que es evidente que, prescindir de ella, se ha convertido en práctica habitual. Y entienden que no debe suprimirse la previa solicitud a la autoridad gubernativa, antes Gobiernos Civiles, actualmente Delegaciones y subdelegaciones provinciales del Gobierno, de autorización para llevar a cabo manifestaciones, porque eso impediría preparar el operativo para salvaguardar la seguridad, o sea que no se roba ni rompe, más allá de la disuasión a quienes verdaderamente se infiltran en las manifestaciones de protesta fundamentada en pancartas, comunicados, manifiestos, discursos y divulgación en vías de difusión, para perpetrar daños a la propiedad, privada o pública, todas, y manipulando las divisiones internas de las sociedades, básicamente causadas por quienes no repugnan robar y que otras roben. Se puede salir de la adicción a que no falten crímenes, y si no inventarlos y contagiarlos por dónde circulan las influencias corrompidas, contaminando a los más vulnerables, por discapacitados para robar, e inmunes a las tentaciones para participar en atentados. La seguridad es mejor entenderla como obra o servicio de duración determinada, y no indefinida, que sacar oposiciones, no sólo no aporta servicios útiles, sino que degeneran en estorbos y corporativismos, que estos sí, merecerían la intervención de los cuerpos y fuerzas de seguridad, garantes de que no se roba ni maltrata.

  • Encajar

    Los síntomas, indicios, signos externos, resultados de análisis de partes internas. Todo ello conforma una multiplicidad de factores. Y tratar de reducirlo a un diagnóstico, con una sola palabra, o una breve descripción, entraña una cantidad de errores, que pueden desembocar en daños irreparables, cuando no, fatales. Por ejemplo diagnosticar esquizofrenia, psicosis, neurosis, pasividad agresiva, etc., supone resumir algunas características detectadas (o percibidas, incluso subjetivamente), atribuir, e ignorar otros factores, a veces por haraganería, pereza, intereses espurios creados, u otras desviaciones de la identificación inequívoca y la intervención imparcial, objetiva, en razón de la materia, y no de intereses creados, influencias y proyección de futuro próspero, encadenado a la lealtad por encubrimientos mutuos. Esta concatenación de ocurrencias, hace que leyes en favor de robar, incluido la vida, como la de la eutanasia, el aborto, el divorcio contencioso, den cabida, junto a cuidados paliativos, decidir libremente sobre el propio cuerpo, y otras, encomiables, por lo que tienen de no robar ni agredir a nadie (y divorciarse restringiendo la relación paterno filial, o abortar por gusto, suponen robar, incluido la vida) aquellas otras que suponen, en efecto, argucias de matasanos, y crímenes ejecutados por colocados en juzgados. "Aquí tienen la documentación que prueba que la finada solicitó la eutanasia" Y era toda falsificada. "Y el testimonio de sus deudos".

    Todas codiciosas embaucadas. Y a ver si eran deudos o impostoras. Ay señor, llévales pronto, a los legisladores de la eutanasia.

  • La tan traída reforma laboral

    Es sabido que mientras más te mueves, al caer en arenas movedizas, más te hundes. Y así las reformas laborales, compuestas de los conceptos invariables, y realizadas por quienes roban a sus padres sin caérseles la cara de vergüenza, reproduciendo inercias, venidas desde los pretorianos y más atrás, no hacen más que contagiar e instalar la corrupción, con facilidad. Todas se cimentan en las miserias humanas, básicamente en robar y matar, llegada la situación, que llega, como es natural, dadas las premisas de la producción y reparto de tareas y productos y servicios. No hacen falta médicos rurales, que atienden de mala gana, hace falta conocimiento y habilidades para administrar cuidados sanitarios, y si no lo hacen especialistas, ya se está tardando en incluirlos en la educación general básica; no digamos obligatoria, que causa rechazo. A cualquier edad se pude aportar con la actividad que cada cual puede desplegar, sin presión, como entretenimiento o terapia contra la demencia senil por pasividad u holgazanería. No es menester colocar mujeres, con calzador, lo que ha quedado suficientemente demostrado, incrementa el número de estorbos, déspotas, manadas, y toda suerte de abusos, degeneración y deshumanización, entre otras catastróficas desdichas; conocidas y estructurados los trabajos, se reparten entre todas las personas, sin atender a género, y menos el ladrón. Y cómo le sucedió a Mark Twain, autor de Las aventuras de Tom Sawyer, es mejor para todos y cada uno, ser un típico americano, un "self made man" cuya vida transcurre por mil oficios dispares. Lo que trae la ruina es la haraganería y el robar, como muy bien describió Truman Capote, en A sangre fría.

  • Tienes muchas huellas que borrar

    La nueva comisión ejecutiva federal del PSOE, incluye a personas que tienen muchas huellas delictivas que borrar. Que no van a hacerlo, es sabido. Por lo tanto cabe esperar que reincidirán en los comportamientos que les han conducido ahí. Y que les han enseñado a crear extraños compañeros de vida impune, como por ejemplo esa judicatura a la que respetan sus sentencias ladronas y secuestradoras, dicen, como no puede ser de otro modo. Las élites de Podemos, también se han revelado como proveedores de víctimas de los juzgados, por miles. Por ello no es chocante que se archiven muchos de los casos, en los que son demandados. Basta con recurrir hasta llegar a los beneficiarios judiciales, de sus incitaciones a la discordia y desavenencia, básicamente a robar. Al fin, más que la justicia, por su naturaleza, exenta de robos y violencias, lo que seduce es que no falten casos a los que aplicarse. La idea de perder los empleos, por haber erradicado las lacras, objetivo de las funciones encomendadas, hace que se conduzcan más a malmeter, que a formar para que las lacras resulten repugnantes. Y no olvidemos que los llamados terrorismos, tienen su origen en eso de que: "Aquí se hace lo que nos ordena" porque suele incluir cometer robos y secuestros, y que movidos por la obediencia debida, hasta se disfruta de cometer atentados, a los que, por supuesto, no corresponde tildar de, terroristas. Y, Felipe, con eso de estimular la libertad de expresarse críticamente, creo que tiras un giño a tus pupilas atraídas a la dictadura ladrona y genocida, para cerrar la boca a quienes consideras que hablan de más. Ver venir a quienes no quieres ni ver, por su repulsa a robar y usar la violencia.

    Acomodo de la Declaración del dieciocho de Octubre a otros asuntos importantes.
    Transcurridos quince años desde que anunciasen el no robar hijas ni patrimonio, no podemos sino constatar el cumplimiento íntegro de dicho compromiso. El fin de la actividad ladrona y secuestradora, ha sido total y completo. Además ha procedido de manera satisfactoria, tal y como estipulan los estándares internacionales, a su desarme y posterior desaparición.
    Estos procesos en los que poner fin al robo de hijas y patrimonio, son siempre simples, basta con que no encuentren en juzgados y afines, colaboradores necesarios en los robos y secuestros, cómplices, autores materiales, encubridores e instigadores.
    Aquellos que apostaron de manera decidida, valiente y arriesgada por las vías exclusivamente pacíficas, no han cosechado un éxito rotundo e incontestable. Demostraron un sólido liderazgo, pero les siguen robando hijas y patrimonio desde juzgados, y otras administraciones.
    En todo caso, el éxito corresponde, qué duda cabe, al conjunto de las personas que repugnan robar hijas y patrimonio.
    2 El compromiso con vías exclusivamente pacíficas y libres de robos, por parte de quienes lo suscribieron, respondía y responde a profundas convicciones éticas y políticas. Es una decisión inamovible y para siempre.
    Quienes renuncian a robar hijas y patrimonio, han acreditado la sinceridad de su apuesta, y el cumplimiento de la palabra dada. No se roban hijas ni patrimonio. Aporta lo que puedas y no estorbes las aportaciones, sin más límite que la mitad del tiempo. Se agradecida, entregándote a devolver lo que disfrutas sin contraprestación, cuanto antes, y aportar al menos otro tanto, en pos de la igualdad efectiva. Y no concites a ladrones y violentas, ni te sumes a ellas.
    Transitar hacia una paz justa y duradera necesita del reconocimiento y reparación de todas, absolutamente todas las víctimas. No nos olvidamos de ninguna de ellas. Con lo que ha de ponerse fin a los robos de hijas y patrimonio, devolver lo robado, incluido el empleo, y renunciar a ladronas y sus obras.
    Hoy queremos hacer una mención específica a las víctimas causadas por la violencia desatada con los divorcios contenciosos. Queremos trasladarles nuestro pesar y dolor por el sufrimiento padecido. Sentimos su dolor, y desde ese sentimiento sincero afirmamos que el mismo nunca debió haberse producido, a nadie puede satisfacer que todo aquello sucediera, ni que se hubiera prolongado tanto en el tiempo. Debíamos haber logrado llegar antes a poner fin a los robos de hijas y patrimonio.
    Desgraciadamente, el pasado no tiene remedio, nada de lo que digamos puede deshacer el daño causado, pero estamos convencidos de que es posible al menos aliviarlo desde el respeto, la consideración y la memoria. Queremos decirles de corazón que sentimos enormemente su sufrimiento y nos comprometemos a tratar de mitigarlo en la medida de nuestras posibilidades. Siempre nos encontrarán dispuestos a ello. Con lo que, como jueces y personal que genera embargos, robos y secuestros, procedemos a dejar de emitir embargos ladrones, no cometer robos ni secuestros, y atenernos a la justicia, que en esencia supone evitar robar y que se robe.

  • Lo hemos perdido todo

    Se lo hemos oído constantemente a muchos palmeros: "el volcán se ha llevado el trabajo de toda una vida", "lo hemos perdido todo" Claro que algunos tendrán algunos ahorros. Tal vez ascendientes con casas o terrenos en otras partes de la isla, de Canarias u otros lugares. Parientes o amistades que les pueden ofrecer casa y trabajo. Pero, sí, la lava ha destruido las casas y lo que había dentro, los cultivos, y hasta las fincas, que quedan inservibles, o que requerirían acondicionarlas y proveerlas de tierras fértiles, traídas de lejos, y con capacidad de producir. Además de los sistemas de riego u otros, que dañados o totalmente rotos, han de sustituirse por otros que cumplan las funciones de aquellos. Todo ello es recuperable. Y, en efecto, lo perdido, se desintegró, y punto. Pero hay cosas muchos peores, y por tanto, requieren que lo público, acompañe cuando vienen mal dadas. Por ejemplo, con el divorcio contencioso, no sólo sus propietarios lo pierden todo, sino que se destina a financiar a fondo perdido a los ladrones, que obviamente, lo destinan a vicios y delincuencia, lo que multiplica sus efectos degradantes y deshumanizadores. A las víctimas reales, a las que se roban hijas y patrimonio, mes tras mes, año tras año, y lo que les da la gana, llegando a superar lo que ingresa, con lo que los ahorros se convierten en acicate para robar desde los juzgados y afines. En La Palma, no ha habido muertos. Pero con el divorcio contencioso, se desatan incitaciones a matar, y no sólo los que lo hacen hartos de que les roben, que son una inmensa minoría. Y en La Palma, los damnificados, pueden seguir trabajando, en la confianza de obtener ingresos con su actividad. Pero en el efecto contagio del abuso de poder y corrupción de las autoridades, implicadas en el divorcio contencioso, suelen entregarse al tráfico de influencias, para robar el empleo, por pura complicidad e historial delictivo común. ¿Lo habéis perdido todo? No, no os han robado a vuestros seres queridos. Y os van a ayudar a vivir dignamente. Con el divorcio contencioso, roban a seres queridos, y las convierten en ladronas parricidas, y, naturalmente, integrantes de manadas de delincuentes y viciosas. Que tengan la absoluta certeza, de que no ayudarán a quienes lo pierden todo por catástrofes naturales o reveses varios, más bien irán a saquear entre los escombros, mientras las funcionarias, siguen robando, sin posibilidad de defensa por parte de sus víctimas, al enfrentarse a violencia irresistible, la institucionalizada o sus ramificaciones.

  • El hosco más amable que he conocido

    No es lo mismo emigrar para hacer lo que no quiere hacer nadie, que hacer lo que no haría nadie en una población que no roba ni rompe. La violencia de género que crea huérfanas, es objeto de propaganda constante, con obscenas excepciones como la ejercida en los divorcios contenciosos. Se afirma rotundamente que alguien al que se le atribuyen 39 muertos, es de lo más sanguinario. Sin embargo si se quita la vida a 14.000 al año, se le hacen homenajes. Las personas de bien, son las que no roban ni abusan, y merecen todo nuestro respaldo, reconocimiento y auxilio. No así quienes invisibilizan a las víctimas, las olvidan, y encima las señalan como verdugos, para robarles y atentar contra ellas. Se está impulsando la equiparación de la violencia machista, con el terrorismo, de modo que se persiga a quienes ordenen las autoridades, y se les someta al imperio de las leyes, a criterio interpretativo de quienes no se sustraen a robar hijas y patrimonio. No hay que confundir a quien identificamos con nombre y apellidos, que va protagonizando actos, con la evolución de las neuronas, en razón de su trayectoria vital, y que darían lugar a individuos iguales, de coincidir en los antecedentes. "A un anciano le pegué, porque me insultó en la calle. Lágrimas de sangre lloré, cuando ví que el anciano era mi padre" Y no le insultó, le instruyó en lo que mostraba ignorar y le llevaba a robar y pegar, para que dejara de hacerlo. "Tratamos de consolidar una convivencia sólida, con bases éticas", pero la separación unilateral, robando, no se toca y se mantiene. Am I gay? (¿soy homosexual?) ¿Quieres saber cuál es tu otra mitad? No gracias, la tuve una vez, supongo, me enamoro y me gustan, únicamente, los seres que no roban, desde que tengo memoria. Gracias papá, por lo que me aportaste, cuando no podía elegir. Calumnia, cuando ni lavándote las manos se te blanquean; si aún puedes.

  • Para servir a Dios y a usted

    "Condenamos los ataques de personas intolerantes, que desprecian la convivencia" Divorciadas, supongo. "Los padres acusados de violencia de género, ya no podrán visitar a sus hijas menores" Ya no pueden desde siempre, al formarse la manada ladrona y genocida en torno a la secuestradora y extorsionadora, con la violencia de género ladrón. "Ni los jueces deben elegir a los jueces, ni a los políticos los eligen los políticos. Los eligen los ciudadanos. Tiene que tener una base democrática. El Parlamento es el que ha de elegir los tres poderes" Lo esencial es que los jueces no roben personas ni cosas, ni los políticos ni las funcionarias, y por tanto, sólo han de alcanzar los puestos, quienes carezcan de antecedentes penales, pero no los que certifique nadie, que falsifican y se corrompen con facilidad, sino que nadie puede aportar pruebas de robos y genocidios, porque no los hay. Como en las bodas: "Si alguien conoce algún impedimento para que se nombre a esta juez, que lo diga ahora, o en cualquier momento, para que no se entregue a robar personas o cosas, por sí o en complot con otros ladrones genocidas. Habrán oído eso de que son servidores públicos, y se guían por el objetivo principal del interés general. Y en efecto en la idea de Dios, se ejemplifica esa universalidad. Y ese Dios dio las leyes básicas para ello: no robarás, no matarás, no utilizarás el sexo para robar o matar; no mentirás para robar o atentar, y honrarás a tu padre y a tu madre, sobre todo a quien reunió los medios y formación para una paternidad responsable. Para servir a dios y a usted, no robe ni abuse de su autoridad, con la violencia institucionalizada. Todo delito que no se convierte en escándalo, revela una sociedad plagada de criminales, especialmente en las administraciones públicas.

  • Talibanes

    Dicen sus detractores, que tienen una mentalidad cimentada en lo mantenido durante muchos siglos. Como todos, ¿no? A renglón seguido se gestiona la campaña de acogimiento de exiliados en España y otros países. Se les compara con los exiliados republicanos, acogidos con recelo en Francia, por aquellos a los que se tildó de albergar en su seno, vicios morales que desembocaron en el colapso de la convivencia con los acogidos. Y de guerra a guerra, los muertos al hoyo y las vivas, al bollo. Es más que posible que los modos democráticos, crearan la acumulación de ingresos, que estrangulaban con despotismo sin ilustración, a hombres y mujeres prescindibles. Mujeres colocadas, que básicamente, se aprovechan, y en su inoperancia, no atienden a razones, y sus neuronas se complacen en cortar comunicación, y que los abusos sigan produciéndose. Siendo así, los llamados talibanes, que al menos conforman una estructura cohesionada con lealtad y respeto, resultan ser quienes combaten los robos y violencias irresistibles infligidas por dictadoras, del género cleptómano, que hacen la vista gorda y oídos sordos, en consonancia con no hacer nada cuando roban y matan a otros. Al fin, de la misma condición que quienes se sumaron a la república, que suponía que la mayoría dependiente y desagradecida, codició los poderes públicos, para crear o modificar impuestos, y cultivar la connivencia con toda suerte de ladrones y maltratadores colocados por su lealtad sin escrúpulos, a menudo placeres enfermizos y crueles. Claro, cuando les someten a la verdadera justicia, tienen muchas huellas que borrar, tantas, que quienes tengan acceso a los expedientes e historiales, testigos y testimonios fundados, van a descubrir lo que fueron, degradadas y deshumanizados, tiranos y déspotas esquilmadores.

    Y ante la perspectiva de ser tratadas como trataron, huyen. Pero allá donde lleguen, llevarán toda una vida ladrona y genocida, que no tardará en aflorar. Sobre todo si hay, a quienes tales capacidades les sean útiles.

  • ¿Podrá controlar sus nervios un rato, o qué?

    Vamos a proteger a la infancia y la adolescencia, entregándolas a quienes no generan ingresos, no pueden integrarlas en sus equipos de trabajo, y ni saben qué es la maniobra de Heimlich. Y sobre todo apartándoles de quienes tienen dinero que robar, consintiendo secuestros efectivos permanentes sin revisión ninguna, para rodearlas de un amplio abanico de parásitas y carroñeros. Vamos a implantar en las fábricas el sistema democrático, que la mayoría, decida cómo hacer lo que no saben, y forme parte de la normalidad, que finalmente partan y repartan, según su capacidad de intimidar y destruir. Eso ya pasó, la mayoría dependiente, pensó en el sistema impositivo, con el que sacar dinero desde el gobierno salido de unas elecciones, en el que vale igual el voto de quien no sólo no ejerce dirección ni organización de nada que genere ingresos y excedentes como para remunerar al resto con lo que les permita cubrir sus necesidades y hacerse acreedores de la parte proporcional de lo que haya, sino que vive a costa de otros, sin la menor vocación de contraprestación, que el de quien puede y quiere dinamizar a miles, sin robar a ninguno. Es contrarrevolucionario perpetuar a la guardia pretoriana, en funcionariado sometido a un férreo despotismo jerárquico, sin atender a razones, vaya, mandada por quienes impiden el acceso a las funciones justas, a quienes no tienen un largo historial de abusos y tropelías, que asiente una masa neuronal que haga imposible morder la mano que robó y le dio de comer, "pa" siempre. "No es que quiera faltarle al respeto, no es eso. Es que no soporto que me den órdenes, nada más" (Pulp Fiction).

  • El emergente microorganismo menguante

    Si al menos una autoridad roba y maltrata, sin que se le detenga, estamos en una dictadura. Poco importa que el país tenga elecciones periódicas, en las que vote la mayoría de la población, o los afiliados del partido único. Tanto da que haya un jefe del Estado plenipotenciario o un presidente del gobierno, si conocidos los robos y secuestros, por algún miembro de la administración de la que es cúspide, no se les pone fin. Es una dictadura, y una dictadura ladrona y genocida. Claro que se han descrito como dictaduras, periodos en los que los robos y abusos no se produjeron. Mientras que en las llamadas democracias avanzadas, cientos de miles de sus integrantes, roban y usan la violencia impunemente. Si un creador de contenidos en las redes, muestra lo que sea, pues procede mostrar lo que lo desmienta, pero entre miembros de una no dictadura, no se insta a la fiscalía, ni a la policía, ni a nadie, a robarle, agredirle o restringir sus derechos humanos fundamentales o cualquier otro que no suponga robar o atentar contra la integridad física o patrimonial, no robada. La acción de las mujeres y hombres, que no pertenecen al género sostenible, causan extinción de cien veces más especies, a las que lo harían si no existieran. Han reducido poblaciones de fauna salvaje en un 97%. Y con sus desmanes contaminantes y el consiguiente calentamiento global, hacen que hasta los ratones de Doñana, sean visiblemente más pequeños que hace 40 años. Adaptarse supone achicarse. Y claro, cuando hasta los hongos desaparecen, hace que los microbios se digan, -hasta aquí hemos llegado- Y han encontrado unos aliados muy poderosos, entre quienes no son seres vivos, los virus.

    Una alternativa.

    La mitad de la población.

    Para que mujeres copen los libros de ciencia, investigación, inventos, música y de todo, basta con que dediquen a ello sus vidas, interactuando con mujeres que, dominando el conocimiento conocido, estén en disposición de innovar y descubrir. Porque si se lían en compaginar acaparando funciones rutinarias simplonas, incluso negligentemente, solo desembocarán en enredar y ansiar, sin méritos ni capacidad. Bien sencillo, si lo que llaman los hombre, aparecen por todos lados, lo que tienen que hacer, es lo mismo, dedicar su tiempo a trabajar y evolucionar en las especialidades, dejando las atenciones domésticas y familiares, en manos de los que llaman hombres, lo que sin duda no les resultará difícil, del mismo modo que ellas se han amagado para vivir a costa de ellos, ellos se volverán mantenidos, de mil amores. El problema gordiano es que, ellas, si consiguen algo, por lo general es auspiciadas por otros. Y una vez agarrado, no admiten familia que no sea con quien dispone de menos tiempo para la familia y la vida doméstica que ellas. Por tanto, el afán de notoriedad fruto del estudio y la dedicación completa, es incompatible con todo ese tiempo que se necesita para vivir, fortaleciendo las facultades que lo permita. A saber: hacer acopio de alimentos, prepararlos, tener la casa limpia, atender a la descendencia, tener la ropa límpia y estimuladora de la creatividad y el esfuerzo, y todas aquellas que contribuyen a que otra persona despliegue todo su potencial dirigida a la eminencia, incluído que se les reconozca y refleje en los anales de la historia. Por lo tanto el feminismo, la perspectiva de género, la igualdad de colócame y robar, y similares charlatanerías, mientras no haya hombres, la mitad de la población, cuidadores, padres y amos de casa, solo desembocará en sembrar el caos, y robar, básicamente.

    Pegasus

    Pegasus es un malware, spyware (software invasor y dañino, diseñado por NSO group) que se instala sin tu permiso y permite acceder a la información (agenda, registro de llamadas y mensajes, búsquedas en internet, contenidos subidos a redes sociales u otras plataformas, escanear, geolocalizar...) contenida en los dispositivos móviles o cualquier soporte electrónico, y utilizar sus componentes como cámara, micrófono, o cualquier otro. Empresas de Francia, Paises Bajos y Suecia han suministrado este tipo de aplicaciones a China, para la limpieza étnica. Italia y Alemania han suministrado a otros países (11 de dudoso respeto a los derechos humanos). De Israel, lo han hecho a Marruecos. Víctimas con informaciones sensibles han optado por destruír el dispositivo y cerrar sus cuentas de Whatsapp, redes sociales y correo electrónico. Y dado que el malware, una vez detecta la vía de acceso, no sólo permite inmiscuirse en un dispositivo, sino en todos los que tienen una misma arquitectura electrónica, y todos los que usan las mismas aplicaciones, la solución es prescindir de esa vulnerabilidad, y realizar sus funciones, con sus contactos, por medios seguros, aquellos que no pueden ser pirateados. ¿No quieres que te roben en alta mar el oro en el siglo XV? No lo robes y traslades en carabelas cruzando el Atlántico. ¿No quieres que asalten buques pesqueros en el siglo XX? Pues, guardaespaldas acorazados. En fin superioridad númerica y de fuerza armamentística, que disuada o destruya.
    A partir de los datos filtrados y sus investigaciones, Forbidden Stories y los medios de comunicación asociados identificaron posibles clientes de NSO en 11 países: Arabia Saudí, Azerbaiyán, Bahréin, EAU, Hungría, India, Kazajistán, Marruecos, México, Ruanda y Togo.

    Ley de memoria democrática.

    El martes 20 de julio de 2021, se lleva al consejo de ministros, esta ley, que impulsó el equipo liderado por Carmen Calvo, y que dejó en manos de su sustituto, Félix Bolaños, tras la remodelación del gobierno de 13 de julio de 2021, revisa y modifica la de memoria histórica, y encuentra la alternativa de la de concordia, que ofrece la oposición política. Llegará al Congreso no antes de septiembre de 2021, para su tramitación parlamentaria.
    Pretende fortalecer la memoria, por aquello de no repetir los mismos errores que desemboquen en los mismos robos de personas y cosas, y sus consiguientes tragedias con asesinatos y muertes colaterales. Quienes se reunen para sentenciar un divorcio contencioso para robar hijas y patrimonio hasta comer todo el capital, saben de sobra lo que hacen, y que no les detendrán, al menos funcionarias, que tienen atención selectiva a determinados miembros de bufetes, a conveniencia, y no atienden a verdades probadas de robos y secuestros. Sus molleras funcionan así, aunque no lo describiera Ramón y Cajal.
    También hacer justicia, o sea, que no se roben personas ni cosas, ni se use la violencia, por abuso de autoridad o delincuencia común, a menudo, íntimamente entrelazadas. Lo que incluye anular sentencias y condenas realizadas por autoridades durante la dictadura franquista, sin las mínimas garantías de que no se roba ni agrede. Lo que no incluye que se sigan perpetrando en la actualidad, y sin que se ofrezcan medidas posibles para erradicar esta lacra de mandamases ladrones conjurados.
    Ofrecer una reparación emocional y unas compensaciones económicas.
    Y que no se repitan los abusos de autoridades, en toda su pirámide jerarquizada, y de obediencia ciega y no atender a razones que repugnen robar y usar la violencia para robar, en cualquiera de sus manifestaciones, desde dinero, a bienes, lo que se cuenta, mide y pesa, incluido personas y animales.
    La búsqueda y exhumación de antepasados. Ahora bien, que se sigan robando hijas y procediendo a expolios desde los juzgados actuales. Ya sabes bro, hecha la ley, hechas las trampas. ¡Qué vergüenza, intelectual, emocional y evolutiva!
    Se centra en qué hacer con las víctimas, las que los promotores digan, con absoluto sesgo, perversión, insidias y sembrar discordia, para aprovecharse de la violencia ladrona de la plebe analfabeta, robando a quienes repugnan los robos y la violencia, y evolucionan para ofrecer propuestas que erradiquen lacras.
    Hace hincapié en que no se vaya al valle de los caídos a realizar concentraciones y actos, que se entiendan como humillación a las víctimas, por suponer una apología del régimen, entendido como dictatorial. Ahora bien, manifestaciones el 8M repletas de divorciadas contenciosas que roban hijas y patrimonio, con absoluta desfachatez genocida, y contagiando a otras gentes similares, que como no saben fabricar y vender, se entregan a robar, en el BOE, en los juzgados, en la aeat y dónde les indican sus neuronas y aprendizajes, ladrones y déspotas.
    Se señalan varias fechas de conmemoración, por ejemplo el 8 de mayo para recordar a los exiliados. Ahora, órdenes de alejamiento a diligentes padres de familia, mientras se le roban las hijas y se saquean sus propiedades, obtenidas sin robar, a nadie.
    Quieren trasladar que la normalización democrática, no solo se concreta en mirar al futuro, asentando una convivencia sin robar ni agredir, sino en analizar lo sucedido en el pasado, para no reproducir las causas que dieron lugar a que las molleras desarrollaran los robos y tragedias.
    En lo referente a incluir en los planes de estudios, contenidos referidos a la memoria histórica, los redactores de propuestas se preguntan: "¿tienen los jóvenes un conocimiento adecuado de lo que pasó?" Y aventuran que no lo que ellos querrían, según ofertas antagónicas. Con lo que, mejor que no obliguen a nada. Y que no estorben respecto a la divulgación de lo que sigue pasando y pasa, relativo a robar hijas y patrimonio, la obediencia ciega para intimidar, robar y asesinar, y en suma las represiones caciquiles, que resultan más cruentas cuando proceden de colocadas, historia repleta de atrocidades que empujan a la crueldad genocida, y una ignorancia supina que impide la solución pacífica de los brotes ladrones y maltratadores. Pues no hay juezas que sentencian divorcios contenciosos con resultado de hijas envilecidas, mujeres envilecidas, vecindad envilecida y colocados envilecidos, ladrones y arrojados al tráfico de influencias criminales, eso sí, para la dictadura, aunque digan, para la libertad, la democracia o resultas de cinismos caciques. Es lo que tiene no reconocer la obvia limitación humana, y más la de quienes no llevan una vida de formación continua, y a ser posible, sin descartar invocando especialidad. Sin caer en eso de por mucho abarcar, poco apretar.
    Frasecicas desconcertantes: El olvido no es una opción. Democracia sin ley o ley sin democracia. Lo que no dicen, es, democracia sin robar hijas ni patrimonio, ni con ley, ni sin ella.
    Hemos oído a Julián Casanova, catedrático de historia contemporánea en la universidad de Zaragoza. No tardó mucho en evidenciar que no le separaba mucho de una ignorante cotorra que si le preguntan, responde, y no calla, y no calla, así se ahogue, y jamás decir: "lo siento, no tengo formación acerca de lo que usted me habla"
    Divorcio. Hubo una legislación en el 1932, y volvió en el 82, con los mismos ladrones promotores, que establecían, para sentenciarlo: después de un dilatado periodo de separación, no fuera posible la reconciliación ni la convivencia. O sea la que entabló hostilidades para robar hijas y patrimonio, que se instalara en hacer imposible la convivencia y el respeto, como vía para seguir robando hijas y patrimonio a quien pudiera. ¡Qué legisladores, qué legisladores! Ladrones el abogado y el procurador. Ladronas las juezas. Ladrones los funcionarios colocados por su historial de lacayaje delictivo. Ladrones por contagio todos los que en vez de impedir robos y agresiones, patentes, se suman a ellos. Los del partido, sin excepción. Y los de los partidos, que pretenden similares robos, otro tanto de lo mismo.
    Zona de los archivos adjuntos

  • Reflexión

    Maricón. Homofobia. Samuel Luiz, estaba manteniendo una videoconferencia, en las inmediaciones de una discoteca, cuando una manada de violentos le increpó, acusándole de estar grabando chicas, aunque profirieron "Maricón, te mato" Samuel, de 24 años, auxiliar de enfermería con trabajo en una residencia de ancianos, replicó "Maricón, ¿de qué?" y quienes usan la violencia, la contemplan con avidez, incitan a ella, hasta sin verbalizarlo, con su sola presencia, se entregaron a dar patadas a Samuel, hasta que lo mataron. Ione Belarra, y otras oportunistas, tacharon el suceso de homofobia, apoyando su diagnóstico, en que testigos declararon las frases en las que aparecía la palabra maricón.
    Análisis:
    1. El utilizar la palabra maricón, es de esas palabras vacías de significado, a modo de coletilla, como: tío, colega, hijoputa (Cádiz y similares), macho, chica...,  y parece que en este caso era uno de ellos. Recordemos a Delibes, en Los santos inocentes: "¿te fijas? el maricón del francés no distingue un arrendajo de una perdiz, o bien, el maricón del Embajador no corre la mano izquierda, ¿te das cuenta?, grave defecto para un diplomático, porque fatalmente, para el señorito Iván, todo el que agarraba una escopeta era un maricón, que la palabra esa no se le caía de los labios, qué manía"
    Todos recordamos como Fidel Castro llamaba "mariconsón" al humorista que se hizo pasar por Chávez, por teléfono, cuando le reveló la impostura. Mariconsón se entendía como felón, traidor, engañador, degenerado. Lo de menos sería el género o sus aficiones sexuales.
    2. Dadas las descripciones de los medios de comunicación, más bien se trataba de machos con aversión al estudio desde siempre, chicas similares de esas que gustan de incitar a tales machos a pegar, porque fulanita la mira, o perantanito la empujó (según ellas), o sea, sin más motivos que los que ellas consideran, para ver que su violento las defiende, aunque realmente lo que sucede es que nadie las agravia, y son ellas y ellos los que agreden, montando en cólera por inercia bravucona maltratadora. A veces todo empezó cuando su madre, y tal vez el padre, u otros, dijeron a la criatura, incluso el día de su primer día de colegio: "tú si te pegan, pega" y todo después siguió esta inercia, cuidados, cero, escuela de la calle, con mucha violencia, y poco más.
    Casos bizarros (que vuelven a reproducirse, cuando parecían extinguidos por la erradicación del analfabetismo, en teoría de manipulación de masas cretinizadas) son:
    a) La chica que quería sexo, por falta de capacidad para la integración en las actividades no sexuales de su pareja, y le preguntaba retóricamente "¿no serás maricón?" para que ofendido el mozo, se arrojara a desmentirlo. Este tipo de mujeres, en su estulticia, suelen estar convencidas de que si se ponen ofrecidas, el macho, cualquier macho, se verá obligado. O que el macho, dejará lo que está haciendo (que en estos entornos nunca será nada importante o inaplazable) si le ofrecen metesaca sexual.
    b) Ese tipo de carnuzos que básicamente entienden que el macho tiene que mantener a la mujer y soportarla en sus "cosas" (caprichosas, parásitas, déspotas, aloriadas, específicas, entienden) y que la relación del macho con la mujer, se limita casi completamente al encuentro sexual, de modo que en el resto son vidas separadas, y lo natural es que aunque vayan en familia a un baile o verbena, la mujer tienda a charlar con mujeres, y ellos con sus semejantes varones. Y aunque esté la familia a solas, ella estará a sus cosas, distintas de lo que le ronda la cabeza a él. Siendo así, si la chica o mujer a la que conocen y tratan, desde siempre, se "enamora" de un tipo, y el tipo no está por la labor, sucede que, sobre todo los machos, se pongan violentos, y vayan a provocar al tipo, tachándole de maricón, por no ser como ellos, que se tirarían a la chica sin dudar. A veces con algo de nobleza, en el sentido de que la chica "enamorada" se vea correspondida, porque es buena chica. Aunque la mayoría de los casos lo que buscan es que el tipo mantenga a la mujer, que la mujer disponga del dinero de él, y que la manada a la que pertenecen los violentos, sea beneficiaria, poco más. Claro que las más de las veces, no tarda en aparecer la codicia, de modo que si la "enamorada" se entrega a robar hijas y patrimonio a espuertas, con el divorcio, o con la colaboración de los violentos que tiraron de llamar maricón, para excitar hombría sexual, no es inusual que le tachen de maricón, si no se deja mangonear, chulear y robar. Siendo así, quienes agredieron a Samuel, es posible que lo hicieran, porque una de su clan puso sus ojos en el sueldo del joven, tal vez relacionándose sexualmente con él, y siendo relación consentida e igualitaria, o sea, por placer, y sin que ella consiguiera gastar lo de él, los tipos concluyeron que no era macho, y por tanto maricón, y cómo la chica no mangoneó, lo que se espera de toda mujer, es que el tipo la engañó, y por tanto, palizón... tras palizón, hostilidad tras hostilidad, sobre todo conducente a robar lo máximo, en el juzgado o fuera.
    3. Más que homofobia, por tanto, sería xenofobia, dado el origen brasileño de Samuel. Y ya no te digo si era guapo, a alguna de las mozas le dio calabazas, y la enajenada caprichosa, no tuvo mejor ocurrencia que azuzar a los que defienden a las mujeres que les cuentan que les han faltado, humillado, insultado, y de ahí a inventar tocamientos, violaciones o similares, hay una nada, sobre todo si hubo caricias, besos, algún tipo de noviazgo, sexo consentido, contado y relatado con anterioridad, incluso si no lo hubo, lo que refuerza la intervención justiciera, si es que necesitara algún tipo de justificación, en quienes han aprendido pocas razones, o ninguna. No es descartable tampoco que algún extranjero, cometiera algún abuso, o le adjudicaran el haberlo cometido, y Samuel, pagara por pecadores, sin comerlo ni beberlo.
    4. Los testimonios verbales de testigos, siempre hay que recogerlos con reserva, y más por periodistas y autoridades que fundamenten en ellas, acciones. Suelen producirse acusaciones oportunistas y no objetivas, hasta mentirosas, aparte de la influencia del estado de nerviosismo, el caos, el barullo, griterío... Hasta si están recogidos en móviles, porque casualmente estaban grabando en ese momento, no descuidar imágenes, origen de las palabras,...
    5. Finalmente, recordar un episodio en el que una docena de jóvenes (de buenas familias y arrimados), enardecidos por los desmanes (tocamientos, tirones de bolsos, proposiciones deshonestas...) de varones y hembras, de un campamento de inmigrantes, instalado en un lugar apartado de la localidad, ante la pasividad de los cuerpos y fuerzas de seguridad, decidieron dar un escarmiento, que metiera el respeto en el cuerpo, propinando unas palizas brutales, que no causaron muertes, aunque sí algunas lesiones graves. Total, se detuvo a los jóvenes, a todos, pero sólo alguno fue sentenciado con años de reclusión, y otros fueron absueltos. Adivinen cómo se interpretó el suceso por la curia judicial, en razón de amistades, familiares y colegas, tratados luego como advenedizos, lacayos de señoritos, a los que no tardaron en dejar en chirona, muchos años. Y cuando los ofrecidos protestaron, sintiéndose traicionados, engañados y tratados de tontos, les dijeron que la trena les curtiría, para los trabajos que les proporcionarían cuando salieran, ya que mantener a sus familias no hacía falta, porque no las tenían.

Página 1 de 3

Image