Sucesos

Sucesos

Norbert Feher. Mató a los dos agentes por una Biblia

Esa noche, tras disparar al ganadero andorrano José Luis Iranzo en su masico, Norbert Feher le robó el coche y se fue hasta otro masico donde guardaba cosas, entre ellas su bicicleta y unos cargadores de armas. La Biblia que llevaba Feher consigo durante su estancia en el Bajo Aragón estaba en una mochila, ya cargada dentro del coche del ganadero.

Se había ido sin comprobar si Iranzo, al que disparó dos veces, estaba vivo. El primer disparo lo ejecutó cuando Iranzo trató de abrir la puerta de su propiedad, donde se escondía Feher, porque creyó oír un arma cargándose. Iranzo pudo salir y fuera volvió a dispararle.

Cuando los dos agentes de la Guardia Civil se dirigieron en coche hacia el segundo masico, Feher, usando como escudo el coche de Iranzo, inició el tiroteo cuando percibió que los agentes cargaron sus armas tras detectarle.

No sabía que eran agentes, no llevaban chalecos reflectantes ni vehículo con sirenas. Había tenido hacía un tiempo un percance en el Pirineo catalán con unos cazadores e imaginó que la situación era parecida o bien que era el dueño del masico de Iranzo que venía a por él.

No quiso huir, porque no estaba dispuesto a abandonar el lugar sin recuperar su Biblia. Reconoció que si la Biblia no hubiera estado allí, si no hubiese tenido que recuperarla, no habría matado a los dos Guardias Civiles, Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero y ahora podrían estar vivos.

“La Biblia tenía la salvación. El cuerpo es un contenedor. Nuestra alma es inmortal”.

En ese preciso instante no había otra manera de recuperar su Biblia que matando a los agentes. Les propinó 17 disparos. Y dejó de dispararles cuando ellos dejaron de dispararle a él.

“No tenía nada contra esas personas. Fue una casualidad, el destino”.

Esta fue parte de la extensa declaración de Norbert Feher, este lunes, primer día de su juicio en la Audiencia Provincial de Teruel. Se le acusa de los tres asesinatos, ocurridos en Andorra en el 2017.

Comienza el juicio contra Norbert Feher por los tres asesinatos de Andorra

Este martes y este miércoles declararán testigos del suceso para aclarar cómo ocurrieron los hechos: agentes de la Guardia Civil de Alcañiz y Teruel que participaron en la investigación, Policía Nacional, el padre del asesinado José Luis Iranzo y su viuda y un vecino que acompañó a la Guardia Civil el día del triple crimen. 

El acusado ha declarado esta tarde. Ha respondido a todas las preguntas de la fiscalía y la acusación. Tenía derecho a mentir. La sesión, que ha comenzado cerca del mediodía, se ha levantado poco antes de las ocho de la tarde, con un parón a la hora de comer.  

Todas las partes que le acusan y la fiscalía piden la prisión permanente revisable para Norbert Feher por los asesinatos del ganadero José Luis Iranzo y de los Guardias Civiles Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero en Andorra en el 2017.

El juicio por el triple asesinato comenzó este lunes y continuará a lo largo de esta semana. Feher fue trasladado desde la prisión de Palencia hasta la de Zuera, donde dormirá estos días, y desde allí llegó en la mañana de este lunes a la Audiencia Provincial de Teruel, donde se realiza el juicio. Llegó entre fuertes medidas de seguridad y en la sala permanece aislado en una cabina.

Es un juicio con jurado popular, que deberá decidir si es culpable o inocente a partir, previsiblemente, del próximo lunes, cuando sus miembros permanecerán incomunicados en un hotel.

Pese a que las psicólogas determinaron que Feher no tiene ningún problema psicológico, su abogado sí alega un trastorno, “neurosis de guerra”, lo que, dice, le hace percibir la realidad de un modo distinto “por las vivencias que él ha tenido”. Feher puede atribuir un estímulo, normal para otras personas, como un riesgo para su vida, dijo. Tratando de “quitar tensión”, señaló al jurado que al acusado “solo le esperan las rejas de una prisión” de por vida, pues tiene ya una condena de cadena perpetua en Italia.

Además, su defensa mantiene que desde que ocurrieron los hechos hasta la toma de pruebas transcurrieron dos días, periodo en el que, manifestó, “la escena del crimen no fue preservada desde el primer momento”, “hubo escenarios movidos”, por lo que “no le pueden condenar”.

La prisión permanente revisable, la máxima pena privativa de libertad que hay en España, mantiene al preso en prisión hasta que se considera que está preparado para su reinserción en la sociedad. Esta pena castiga delitos considerados de una gran peligrosidad. Podría suponer que nunca saliese de la cárcel.

Agrede a cinco funcionarios a un día de su juicio por los asesinatos de Andorra

La Asociación Profesional de Trabajadores Penitenciarios del centro penitenciario palenciano de Moraleja-Dueñas “Tu abandono me puede matar” ha emitido un comunicado anunciando que este domingo Norbert Feher ha agredido a cinco funcionarios de esa prisión cuando debía ser trasladado a la cárcel de Zuera, donde dormirá mientras se le juzga en Teruel a partir de este lunes por los asesinatos en Andorra del ganadero José Luis Iranzo y los Guardias Civiles Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero.

Feher se negaba a salir de su celda para el traslado y los funcionarios tuvieron que entrar a reducirlo. Su actitud desafiante, indica la asociación en el comunicado, se lleva produciendo desde que Feher se encuentra en esta prisión, negándose a aparecer en videoconferencias con juzgados italianos y expresando: “si quieren que salga tendrán que entrar a por mí y recuerden que lo tengo todo perdido, al que pueda me lo llevo por delante”.

Este domingo, relatan, “como siempre, estaba preparado con varias sudaderas y pantalones puestos” y los funcionarios requirieron pertrecharse de trajes antiagresión. Cuando entraron en la celda, Feher ofreció “una gran resistencia esperando a los funcionarios al fondo de la celda con azulejos afilados. Después de varios minutos intentando reducirlo en un espacio tan pequeño y debido a la extremada violencia ejercida por el interno, finalmente es reducido y llevado al módulo de ingresos, donde le esperaba la Guardia Civil para su traslado”.

Como consecuencia, cinco funcionarios resultaron heridos y tuvieron que ser trasladados al hospital, debiendo acudir a trabajar “urgentemente” otros funcionarios que se encontraban de descanso”.

Desde la asociación denuncian la falta de medios, formación y de cobertura judicial necesaria de los funcionarios en situaciones como esta y que, en este caso, era previsible.

Varios incendios en el Bajo Aragón, esta Semana Santa

Agentes para la Protección de la Naturaleza y Bomberos tuvieron que intervenir durante esta Semana Santa en la extinción de varios incendios en el Bajo Aragón.

El miércoles 31 de marzo, los Bomberos del parque de Alcañiz intervinieron en un incendio en una carpintería de Mas de las Matas.

A su llegada, el voluntario de Castellote que habían movilizado ya había contenido las llamas y los bomberos desplazados, cuatro efectivos más un oficial y un subjefe, se dedicaron a completar la extinción y refrescar la zona. En el siniestro no se produjeron daños personales y las llamas no se extendieron a la carpintería y afectaron a una zona concreta del taller. También participaron en la atención al suceso la Guardia Civil.

Ese mismo día, en Samper de Calanda se produjo otro incendio en el que resultó afectada una superficie aproximada de una hectárea. En la extinción, dirigida por un Agente para la Protección de la Naturaleza, participaron efectivos del Gobierno de Aragón, Bomberos del Parque de Alcañiz y la Guardia Civil.

El viernes 2 de abril se produjo un conato de incendio de matorral en Castelserás que afectó a una superficie aproximada de 0,3 hectárea. Actuaron efectivos del Gobierno de Aragón y Bomberos del parque de Alcañiz.

También el viernes los bomberos intervinieron en la apertura de una vivienda en Calanda, pues recibieron el aviso desde el 112 de que una persona mayor había solicitado ayuda a través del pulsador del servicio de asistencia. Accedieron a la vivienda y apoyaron a los sanitarios en la atención de la persona.

El domingo 4 de abril ardió una extensión aproximada de 1,5 hectárea en la cuneta de la carretera autonómica A-224 a la altura de Castelnou, incendio que fue extinguido por los Bomberos.

Se acerca la sentencia de Pui Pinos y los afectados continúan “muy mal”

Los afectados por el desprendimiento del cerro Pui Pinos de Alcañiz hace cuatro años están a la espera de la sentencia del juicio contra el Ayuntamiento, propietario del cerro.

El procedimiento está en su recta final y hay varias partes implicadas. Además de quienes perdieron sus viviendas y pertenencias, que se defienden de manera particular cada una, se encuentra la empresa adjudicataria del riego del cabezo, a la que desde el consistorio se señaló como responsable del suceso por la fuga de agua de una tubería en la ladera en la que se derrumbo y donde, no obstante, llevaban produciéndose derrumbes a lo largo de los años por falta de mantenimiento municipal.

El total de las reclamaciones de todos los afectados suma más de 2 millones de euros y entre ellas se encuentran las viviendas perdidas, las afectadas, enseres, lucro cesante por negocios afectados o daños morales.

El viernes terminaron de declarar las partes en el juicio y ahora cada una deberá redactar un informe de valoración de las pruebas practicadas y cómo considera que esas pruebas influirán en sus respectivas peticiones. Tras este informe, se dictará la sentencia que apuntará al responsable del derrumbe.

El abogado Miguel Redón, que defiende a la aseguradora de una de las familias afectadas, explicó a Bajo Aragón Digital que todas las partes señalan al Ayuntamiento de Alcañiz como responsable por ser el propietario del cerro.

Redón continuará defendiendo en ese informe lo siguiente:

Que el cerro llevaba mucho tiempo sufriendo desprendimientos.

Que el alcalde era conocedor de los mismos.

Que si la causa fue una fuga de agua, la instalación del riego es de propiedad municipal y que no puede achacarse a una recién adjudicataria del riego, porque a la caseta de riego, también del Ayuntamiento tenían acceso otras personas y, de hecho, no tenía cerradura. Por ello, considera que echarle la culpa a la concesionaria es “escurrir el bulto” y que el propio Consejo Consultivo de Aragón ha considerado que todo apunta a que hay responsabilidad del Ayuntamiento en este asunto.

Desde la Plataforma de Afectados por el Desprendimiento del Cerro Pui Pinos, manifiestan que su ánimo está “muy mal”. Sus principales pérdidas, sus viviendas, sus recuerdos, serán imposibles de recuperar. Lo que más duele, indica una de las familias afectadas es la impotencia al sentir que “quienes nos tienen que defender, no lo han hecho”, considerando que es cuestión de voluntad, porque el Ayuntamiento siempre ha podido arreglarse con los afectados, incluso todavía puede, por que el cerro es de su propiedad, y después resolver el problema con quien tenga que resolverlo, pero no ampararse constantemente en que el tema está judicializado.

Quienes perdieron sus viviendas están sufriendo desde hace cuatro años todos los trámites para la depuración de responsabilidades cuando lo único que quieren es que el Ayuntamiento, responsable del cerro, les devuelva lo que tenían. El actual equipo de Gobierno se comprometió a no recurrir la sentencia, pero si alguna de las partes lo hiciese, el procedimiento podría alargarse aún más años.

Incendio forestal en Albalate del Arzobispo

El pasado sábado ardió 1,9 hectárea en un incendio forestal en Albalate del Arzobispo, según indicaron fuentes de la Diputación Provincial de Teruel.

Con un Agente para la Protección de la Naturaleza al mando de la dirección de la extinción, intervinieron una cuadrilla terrestre, una cuadrilla helitransportada y Bomberos del parque de Alcañiz.

El aviso se recibió a las 14:45 h.

Detenido por tráfico de drogas en Caspe

La Guardia Civil ha detenido a una persona en Caspe e investigado a su pareja sentimental por tráfico de drogas, habiendo incautado en el registro de su domicilio 25 gramos de cocaína, elementos para su distribución y más de 2.695 euros en efectivo.

Fuentes de la Guardia Civil indican que se considera desmantelado un punto de venta al menudeo en este municipio.

La investigación comenzó a mediados de febrero, cuando el equipo de la Policía Judicial el equipo Roca de la Guardia Civil de Caspe, fueron conocedores de la posible existencia de una vivienda en Caspe donde se podrían estar vendiendo sustancias estupefacientes.

Obtuvieron la identidad de los moradores, además de muchos indicios que evidenciaban que allí se realizaba la venta al menudeo de este tipo de sustancias a vecinos de Caspe.

El pasado jueves los agentes registraron el domicilio en cuestión, donde hallaron dos bolsas que contenían cocaína y varias dosis de la misma sustancia ya preparadas para su venta, haciendo un total de 25 gramos. Además, intervinieron una báscula de precisión, elementos para la preparación de las dosis y 2.695 euros en efectivo, en billetes de diverso valor.

Por estos hechos, el propietario del inmueble, un varón de 44 años, nacionalidad española y al que le constan antecedentes policiales, fue detenido por un delito contra la salud pública por tráfico de drogas. Su pareja sentimental también fue investigada, sin ser detenida, por los mismos hechos.

El detenido quedó a disposición judicial tras la detención.

Con esta actuación, en la que han participado agentes del Equipo de Policía Judicial y Equipo Roca de Caspe, así como un especialista del Servicio Cinológico de la Guardia Civil de Zaragoza con un can detector de drogas, se considera desmantelado un punto de venta al menudeo de cocaína en la localidad de Caspe.

Articulos Relacionados

Image