• Severino "El Sordo"

    Nos toca meditar, igual que meditó Severino “El Sordo” en aquella canción de José Antonio Labordeta. Severino era un pregonero que veía como su pueblo se quedaba despoblado, vió como los hijos de la María se marchaban a Nueva York para trabajar de negro o de indio en un salón, y que Marcelino y la Miguela marchaban a la emigración y que finalmente, en su pueblo, ya solo quedaron dos.

    Muchos años han pasado desde que escribió este romance Labordeta en 1999 y a pesar de eso, su letra sigue tristemente de actualidad.

    Nuestros hijos e hijas siguen marchando a buscar su futuro en otros países, porque el suyo no fue capaz de darles una oportunidad para demostrar todo lo que valían. Hoy los negros y los indios de Severino son au pair o excelentes camareros, y cada vez hay más pueblos en los que solo quedan dos.

    La sordera de Severino ha sido durante años la sordera de las administraciones que no han escuchado las voces de las gentes de Teruel reclamando un futuro para nuestra provincia, que han incumplido promesas año tras año, mientras veíamos cómo la riqueza de nuestra tierra salía fuera y lo que aquí producimos generaba beneficios en otros territorios; mientras las infraestructuras prometidas, anunciadas y presupuestadas año tras año no llegaban nunca.

    Ahora nos toca meditar y pensar si de una vez nos creemos que el futuro de esta provincia es cosa de todos, de cada una de las personas que en ella habitamos ya sea en el Matarraña, en el Jiloca o en el Bajo Aragón.

    El día 31 de marzo todos debemos ser pregoneros, igual que Severino, todas tenemos una cita en Madrid; coje la trompeta y el tambor y ven a gritar que Teruel Existe.

  • Visita de Estado a la Argentina

    Visita de Estado a la Argentina: El Rey Felipe VI manifestó el respaldo a “todos los programas de reforma que están en marcha” en la Argentina

    En el marco de la visita de Estado a la Argentina, el Rey Felipe VI de España remarcó hoy aquí el respaldo a “todos los programas de reforma que están en marcha” en el país, en tanto que el presidente Mauricio Macri destacó que la Visita de Estado de los Reyes constituye “una muestra de afecto y de apoyo a este momento de cambio que estamos emprendiendo los argentinos, haciendo transformaciones profundas, que cuestan y requieren de esfuerzo”.

    Visita de los Reyes de España a Argentina

    Felipe dijo, en ese sentido, que su visita representa un respaldo “a la Argentina, como siempre hemos hecho, en momentos difíciles” y señaló que “somos muy conscientes de la situación que han atravesado en términos económicos”.

    El Jefe de Estado argentino puntualizó que los cambios que encaró el Gobierno a partir de diciembre de 2015 van en línea con esas “mismas transformaciones que ustedes hicieron en su país hace muchos años” y cuyos resultados “están a la vista”.

    “En España la gente fue evolucionando hacia una mejor calidad de vida. Nosotros estamos haciendo lo mismo, aspirando a eso”, subrayó el Presidente en las palabras de cortesía que intercambiaron en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno.

    Escoltados por una formación del Regimiento de Granaderos a Caballo, los Reyes hicieron su arribo cerca de las 11 a la Casa Rosada sobre la explanada de acceso de avenida Rivadavia, donde recibieron los honores de una guardia militar y de la Fanfarria Alto Perú.

    Seguidamente, el Presidente, la primera dama, Juliana Awada, y sus Majestades posaron para la foto oficial el Salón Blanco, realizaron el saludo ante la prensa y pronunciaron las frases de cortesía.

    “Decirles a los queridos Felipe y Letizia que esperamos que en esta agenda nutrida de trabajo entre nosotros, con empresarios, con colectividades de españoles en nuestro país y después en el Congreso de la Lengua puedan sentir el mismo nivel de afecto que nosotros sentimos en la visita a España a hace dos años”, sostuvo Macri.

    En ese sentido, dijo que aguarda que “puedan tocar esa calidez, porque en este país queremos muchos a los españoles y espero que realmente disfruten y se sientan tan en casa, como nos sentimos con Juliana y Antonia hace dos años cuando nos hospedaron”.

    “En este país queremos muchísimo a los españoles.

    Espero tener unos días de trabajo intensos que profundicen esta maravillosa relación que existe entre ambos países”, remarcó.

    A su vez, el rey Felipe VI agradeció las palabras de bienvenida y recalcó que “para un español venir a la Argentina es siempre algo muy especial, por muchas ocasiones que se hayan producido”.

    “Por tanto, imaginen lo que supone para mí y para la Reina venir hoy por primera vez como Reyes de España. Es sin duda una emoción grande; nos unen tantas cosas a España y Argentina que sentir todo eso en una Visita de Estado es algo que emociona”, puntualizó.

    Destacó que “no es habitual” que se produzcan ese tipo de visitas “tan frecuentes” entre dos naciones y señaló que su presencia en el país es “venir a dar constancia, y de alguna manera también impulsar la continuidad de esa excelente relación que nos une a los españoles y a los argentinos” y que constituye “un orgullo, es un honor y una responsabilidad”.

    También puso de relieve que la Argentina es el lugar “en el que se encuentran más españoles fuera de su país”.

    “Es una visita intensa, con agenda económica, agenda cultural, pero sobre todo lo que pretende es impulsar esa relación que calificamos como estratégica, darle apoyo a la continuidad del estrechamiento de relaciones entre Europa y América del Sur, entre la Unión Europea y el Mercosur”, puntualizó el Rey.

    "Apoyar a la Argentina, como siempre hemos hecho, en momentos difíciles, somos muy conscientes de la situación que han atravesado en términos económicos y apoyamos todos los programas de reforma que están en marcha", afirmó.

    Manifestó la “alegría de compartir ese patrimonio universal que es la lengua” que “motiva el Congreso Internacional en Córdoba” e indicó que siendo la segunda oportunidad que se celebra en el país “nos va a dar una ocasión para visitar Córdoba, algo muy especial”.

    “Agradeciendo el cariño y el recibimiento con el que nos sentimos aquí en la Argentina, gracias al presidente Macri y a la primera dama Juliana Awada por su afecto también en esta ocasión”, subrayó.

    Luego de la ceremonia Macri y el rey Felipe VI mantuvieron un encuentro en el despacho presidencial, junto a la Reina y la Primera Dama.

    Seguidamente se realizó la reunión ampliada entre las comitivas en el Salón de los Científicos con la asistencia de los más altos funcionarios de gobierno y autoridades diplomáticas de la Argentina y España.

    Seguidamente, los Reyes se aprestaban a compartir un almuerzo privado con el Presidente Macri y la Primera Dama en la Residencia de Olivos.

    Por la noche, en el CCK, el Presidente Macri y Awada agasajarán a la pareja real con una Comida de Honor, durante la cual los Reyes saludarán a las distintas personalidades invitadas. En la ocasión, el Presidente y el Rey Felipe VI hablarán durante el brindis.

    En tanto que mañana, los Reyes desplegarán una agenda que incluye audiencias con empresarios españoles que tienen inversiones en el país, y con miembros de la colectividad española.

    A última hora de la tarde, el Rey Felipe VI y la Reina Letizia ofrecerán un evento de retribución en honor al Presidente Macri y la Primera Dama en el Hotel Four Seasons.

    El miércoles, sus Majestades Reales asistirán en la ciudad de Córdoba al acto inaugural del VIII Congreso de la Lengua Española, que se desarrollará en el Teatro Libertador San Martín de la capital provincial.

    El Presidente Macri hablará en el cierre de la sesión plenaria inaugural del Congreso, luego de las intervenciones del gobernador cordobés, Juan Schiaretti; el presidente de la Real Academia Española (RAE), Luis García Montero; y el Rey Felipe.

    El evento, que reunirá a más de 200 escritores, académicos, expertos y profesionales de todo el mundo, se extenderá hasta el sábado próximo bajo el lema "América y el futuro de la lengua española: educación y cultura, tecnología y emprendimiento".

    Discurso del Presidente Macri al recibir a los Reyes de España en la Casa Rosada

    Buenos días, quiero darles la bienvenida a sus majestades los reyes de España, que es la primera vez que nos visitan como reyes (nos han visitado antes) y es la primera vez que volvemos a tener una Visita de Estado en más de 30 años.

    Y la verdad que estamos muy agradecidos, muy contentos de recibirlos acá en nuestro país, y tomamos esta visita como una muestra de afecto y también de apoyo a este momento de cambio que estamos emprendiendo los argentinos, haciendo transformaciones profundas, que cuestan, que requieren de esfuerzo; las mismas transformaciones que ustedes en su país hicieron hace muchos años y los resultados están a la vista. En España la gente fue evolucionando hacia una mejor calidad de vida, y nosotros estamos haciendo lo mismo aspirando a eso.

    Y decirles a los queridos Felipe y Leticia que esperamos que, en esta agenda nutrida que tenemos en estos días, de trabajo entre nosotros, con empresarios, ustedes visitarán las distintas colectividades de españoles en nuestro país, después el Congreso de la Lengua, ustedes puedan sentir el mismo nivel de afecto que nosotros sentimos en la visita de España hace dos años. Espero que puedan tocar ustedes mismos esa calidez porque en este país queremos mucho a los españoles, así que espero que realmente disfruten y se sientan tan en casa como nos sentimos con Juliana y Antonia hace dos años cuando nos hospedaron.

    Bienvenidos y esperamos tener unos días de trabajo intensos que profundicen esta maravillosa relación que existe entre ambos países. Bienvenidos a casa.

  • Antifascistas

    Hay una cita que se atribuye erróneamente a Winston Churchill pero que no por ello deja de ser cierta: “Los fascistas del futuro se llamarán a sí mismos antifascistas”. A las personas hay que juzgarlas no por sus ideas sino por sus actos y los autodenominados antifascistas de hoy se comportan igual que esos elementos a los que dicen combatir. Últimamente, han proliferado numerosos movimientos que proclaman luchar contra el fascismo lo cual no significa que luchen por la democracia, al menos por la democracia, según ellos, liberal o burguesa que, con todos sus defectos y limitaciones, disfrutamos ahora. Ello supondría considerar a Stalin un demócrata, salvo en el periodo comprendido entre 1939 y 1941, tras el pacto con Hitler que supuso el reparto de Polonia y la posterior anexión por la Unión Soviética de Estonia, Letonia, Lituania y Finlandia. Caso paradójico sería el de ETA que, por arte de birlibirloque, pasó de ser un movimiento de liberación, mientras luchó contra el franquismo, a convertirse, sin cambiar de ideología, táctica ni objetivos, en una banda terrorista que siguió asesinando hasta hace poco tiempo, haciendo peligrar la transición a la democracia.

    La mayoría de los grupos ampulosamente titulados antifascistas, recalan en la órbita de la extrema izquierda partidaria de las “democracias populares”, nombre que se daban a sí mismas las dictaduras comunistas. Aunque se declaren de izquierdas, actúan como fascistas que niegan todo derecho al que piensa distinto y no se refrenan en enarbolar banderas de odio y ejercer la violencia contra el adversario. Se arrogan la exclusiva legitimidad para representar al pueblo, empuñando una retórica política propia de los años treinta del siglo pasado. A quienes no son de su cuerda ideológica o se descarrían del pensamiento único que quieren imponer, los encierran en el saco común del fascismo. La facultad de opinar diferente es el principio básico de una democracia pero estos alumnos aventajados de la intolerancia y la intimidación son incapaces de comprenderlo. Todo vale para asaltar el poder, los cielos, según su discurso. El contrario es un enemigo a abatir, amordazar, censurar y vetar por todos los medios posibles. Bien se les puede aplicar el refrán: “Dime de qué presumes y te diré de lo que careces”.

  • A pedir peras al madroño

    En referencia a la marcha a Madrid que ha organizado la Plataforma Ciudadana Teruel Existe para el día 31 de marzo y que lleva por lema "La revuelta de la España vaciada", me comentaba un amigo madrileño, que encuentra bastante paradójico que, desde que España goza de las 17 CCAA, cuya consecución de la tan ansiada autonomía periférica, tanta ilusión suscitó en su día, porque parecía que con ello se solucionarían todos los problemas que acuciaban a los españolitos, habitantes de los puntos más distantes del centro y más recónditos del país; pues me dice, que desde entonces es precisamente, cuando los ciudadanos madrileños vienen observando, que, contrariamente a lo que debiera parecer, es cuando reciben más visitantes de toda España.

    Visitantes de todo tipo de gremios, mineros con pico y pala, pastores con ovejas o ganaderos con representación de piara incluida, quienes en autobuses contratados para la ocasión, en coches particulares y hasta algunos a caballo o burro, y de manera masiva, llegan a la capital del reino para manifestarse por sus calles, y ante los ciudadanos madrileños que les miran, al principio asombrados y por último resignados y acostumbrados a soportar las pancartas, el alboroto, las consignas y las performances con gallina y gorrino incluidos, para pedir solución a los problemas y carencias de todo tipo que les aquejan, como si ellos fueran los culpables de tal suerte de atrocidades.

    Casi, casi en representación de los madrileños, este conocido mío, me cuenta, que se preguntan perplejos al ver un día sí y otro también estas riadas masivas, por qué diantres no se manifiestan ante las sedes de sus Gobiernos respectivos, que a la postre les pillan más cerca, para exigir ante los Presidentes, Consejeros, Diputados Provinciales, Alcaldes y políticos autonómicos en general, qué diablos están haciendo con la economía y las atribuciones que sus ciudadanos y electores les otorgan cuando les votan en las elecciones autonómicas y locales, tras ser convencidos con grandes proclamas y alharacas de que todos y cada uno de ellos tienen la solución definitiva a todos los problemas en sus programas y proyectos electorales prometidos.

    Y termina diciendo este conocido mío, que en Madrid todos son bienvenidos, pero a pedir peras al peral del huerto de casa, que el árbol de ese oso la única fruta que da, son madroños.

  • Venezuela vs Haití

    Febrero se ha cobrado varios muertos en las calles de Haití tras varios días de disturbios. Las tiendas de Puerto Principie han reabierto sus puertas para vender sus productos al precio habitual: un litro de leche, medio salario mínimo. La mitad de los haitianos padece desnutrición, pero ningún gobierno le ha pedido a Jovenel Moïse que se vaya. Ninguna potencia ha enviado toneladas de alimentos. Ningún ejercito en la frontera del país se ha postulado para intervenir e imponer la democracia. La soberanía de Haití debe ser respetada, tienen derecho a seguir siendo pobres.

    Jovenel Moïse salió elegido presidente en 2016 en unas elecciones de más que dudosa legalidad, según multitud de observadores internacionales. Finalmente se dieron por buenos los resultados de la primera vuelta en la que tan solo había votado un 21% del electorado. Las potencias que tanto alzan la voz en otros países cercanos, dieron por bueno el resultado, la democracia Haitiana contaba con su respaldo.

    Las intervenciones militares son un oficio con historia y tradición, pero las razones humanitarias reales no figuran entre sus consignas. Tras cada intervención supuestamente humanitaria, encontraremos alguna buena razón: dinero, petroleo, tierras, recursos naturales, drogas, esclavos... Pero en lugares como Haití, donde la tierra lo único que puede ofrecer son temblores, se aplica la técnica del olvido.

  • Señor Casado:

    Que un hombre me tenga que contar lo que llevo dentro cuando estoy embarazada es de chiste. Hasta donde yo sé, las hembras de los mamíferos son las únicas que llevan en el vientre a sus hijos y los paren. Lo que sentimos y como nos afecta sólo las mujeres que han estado embarazas alguna vez pueden haberlo sentido. Y léase bien que he dicho embarazadas, no que hayan parido, porque a veces los embarazos no acaban en parto, como de todos es sabido.

    Siguen pensando que somos menores de edad para casi todo, por eso tenemos que estar tuteladas por los hombres que son los que mejor saben las cosas, como por ejemplo, entienden perfectamente que, embarazada, te levantes con un cuerpo de jota y te pases dos horas con la cabeza metida en la taza del water, y el resto del día tengas el estómago revuelto, o... espera... no, que te dicen que eso son manías y que no tiene nada que ver con la revolución de hormonas que tenemos.

    Y saben también los hombres que la primera vez que sentimos dentro a nuestro hijo, como una culebrilla corriendo, me decía mi madre, casi lloramos de la emoción, y a pesar de que no nos vemos los pies y si los vemos están deformados por la hinchazón, estamos felices y pletóricas.

    Todo esto nos lo ha de contar un hombre.

    También parece que nos ha de contar que cuando sabemos que nuestro futuro hijo no se está desarrollando bien, el dolor insoportable que sentimos y la determinación que hemos de tomar (de acuerdo con el padre, pero sobre todo con nosotras mismas) es lo peor que tendremos que decidir en nuestra vida.

    Pero todo esto nos lo ha de explicar un hombre, el señor casado, que nos anima a tener muchos hijos para pagar pensiones, como si fuéramos máquinas expendedoras de refrescos para apagar la sed.

    Mire, en el reparto de cerebros estamos al 50% aproximadamente, la mitad para los hombres y la mitad para las mujeres así que no necesitamos que nadie piense por nosotras ni nos explique lo que sólo nosotras podemos sentir y saber.

    Recuerdo que cuando tuve a mi hijo en la cama de al lado había una señora a la que fue a visitar su cuñado. Había estado por la mañana ya y en ese momento yo estaba en plena dilatación.

    Cuando vino por la tarde me preguntó que había sido, le dije que chico, y no dudo que con todo el cariño del mundo me comentó: "ya la he visto esta mañana apurada ya... yo ya sé lo que es eso, mi mujer ha tenido tres..." Justo, el lo sabía porque su mujer había tenido tres hijos, vamos que lo mismo es parir que verlo...

  • La hoguera de las vanidades

    “A Dios pongo por testigo de que no me vencerán. Sobreviviré a esto, y cuando haya terminado, ni yo ni ninguno de los míos, volveremos a pasar hambre. Aunque tenga que mentir, engañar, robar o matar ¡Dios es testigo de que nunca volveré a pasar hambre!”
    El manual de resistencia hunde sus raíces en lo que el viento se llevó. Los hoteles estudian incluir en sus habitaciones una lista de quienes han dormido en cada habitación, por aquello de evitar que dos que duermen en el mismo colchón se vuelvan de la misma condición, en contra de la voluntad, se entiende. Todo se pega menos la hermosura.
    Buñuel se encuentra en el laberinto de las tortugas, una maravillosa oportunidad para disfrutar del genio de Calanda. Ya recordamos como la hormiguita Maribel Verdú, y ese machista maltratador, la asesinó para robarle, el felón, más rijoso y discapacitado que los que tienen certificado que acredita que no pueden realizar discursos como los actores que no lo son, y por eso se les ha de proteger. Si la hormiguita hubiera sido Jorge, todo pasaría por una sentencia judicial y una cadena de autos y negaciones, más descaradas que negar el holocausto nazi. Que oiga, corren posiciones enciclopédicas que afirman que los judíos buscaban el exterminio de la raza aria, con sus acciones financieras, respetando los castigos por lo de la primera guerra mundial. Ay Señor.
    Que digo yo que a lo mejor hay que agrandar el congreso, para que además de que cada provincia tenga representantes locales, se atienda a la suma total de votos en España, para que se proteja la proporcionalidad. Y de paso, que los presupuestos sean gestionados proporcionalmente a esa proporción de españoles. Así nadie queda marginado. Y ya veremos so logran acuerdos o se roban unas formaciones a otras. Antecedentes tienen a la hora de determinar la igualdad, que desemboca en proles renuentes a trabajar y aprender, maltratadores ellas y ellos, por afirmar que deben estar años con quienes menos conocimiento tienen, y por tanto, más violan los sencillos diez mandamientos.
    Y lo primerito, erradicar el sadismo y la psicosis, que tanto anidan en personas con oportunidad de disfrutar haciendo daño a inocentes, pretendiendo dignidades que no son más que hogueras de vanidades, en las que queman el fruto del trabajo honrado… ajeno.
    Y ole por esa maravillosa pareja, que va a continuar con la panadería de Huerta del Marquesado, que llenará de alegría el sur de Teruel.

  • La arruga no es bella

    Envejecer es ley de vida. Y mal quien no envejece pues es señal de que se está muerto. El problema no es envejecer de cuerpo sino hacerlo de espíritu. Hay mayores con el alma joven y con una vitalidad que ya quisieran para sí muchos veinteañeros; en cambio, hay también jóvenes que se avejentan enseguida y se muestran conformistas, apáticos y sin ilusiones. El común de los mortales asumimos con resignación -¡qué remedio!- el transcurrir de los años y observamos cómo el tiempo deteriora nuestros cuerpos, sobre todo cuando nos comparamos con las imágenes detenidas en las fotografías. De idéntica manera, hay quien se resiste a envejecer, principalmente las figuras públicas. Algunas actrices, como Geraldine Chaplin o Ángela Molina, han aceptado con toda naturalidad ir apagando más velas y no ocultan sus arrugas y las muestran con dignidad. Pero son una excepción. La mayoría de los personajes del papel cuché se ha hecho asidua de los cirujanos plásticos, lo que, en ocasiones, se ha convertido en adicción.

    El ejemplo más palmario de este tipo de intervenciones es el de Isabel Preysler, cada vez más joven hasta el punto de que ya parece hermana de sus hijas, como una de las protagonistas de la comedia “Cuatro corazones con freno y marcha atrás” de Enrique Jardiel Poncela. En ella, un sabio inventa un medio para no envejecer y permanecer siempre con la misma edad; pero al cabo de los años, la vida así deja de tener sentido e inventa otra fórmula para ir rejuveneciendo y retroceder en las etapas de la existencia. Pero corre el peligro de que le suceda lo mismo que a Meryl Streep y Goldie Hawn en la película “La muerte os sienta tan bien” donde adquieren una pócima que las hace inmortales pero acaban necesitando ser continuamente repintadas para cubrir los desconchados de su piel.

    Los resultados de las operaciones estéticas no son siempre afortunados. Recientemente, María Teresa Fernández de la Vega, Vicepresidente del Gobierno de Zapatero y actual Presidente del Consejo de Estado, apareció con unos rasgos achinados que semejaba la hermana del amado líder de Corea del Norte. Con anterioridad, ya se había sometido a un planchado de epidermis que la había transmutado casi en su nieta pero, ahora, se han pasado con el bótox y el bisturí. Otro desastre notable fue el de la duquesa Cayetana de Alba que quedó con el surco subnasal tan petrificado que le impedía hablar de manera normal. A Ana Obregón o a Mary Cruz Soriano, exalcaldesa consorte de Zaragoza y antigua periodista de televisión y radio, les han cincelado el rostro de miss Pig, la simpática cerdita de los Teleñecos. Más ejemplos nefastos son los de Donatella Versace y los actores norteamericanos Mickey Rourke y Sylvester Stallone o Camilo Sesto; están irreconocibles. En una sociedad que valora más la apariencia que la consistencia, más la fachada que el interior, la ciencia, a veces, crea monstruos. Eso sí, sin arrugas.

  • Gestación subrogada

    Una pareja zaragozana está angustiada en Kiev sin saber cómo se las van a apañar para regresar a casa con su hijo. La ministra Delgado ha dicho que lo de la gestación subrogada no lo ve claro, que no les da permiso para registrar al bebé, y sin aportar ninguna solución deja tirada a esta pareja y otras sesenta más en similar situación. Carezco de instinto paternal, lo admito, tener hijos no es algo que haya estado en mi lista de deseos. Pero puedo comprender que otras personas se sientan arrebatadas por ese deseo, y ante la imposibilidad de tenerlos, busquen una salida para poder alcanzar ese deseo que necesitan para sentir sus vidas plenamente realizadas.

    Lo puedo entender de primera mano porque tengo una buena amiga que lo hizo, recurrió a la gestación subrogada, en su caso en los EEUU, donde las cosas son más fáciles (y bastante más caras). Y ahora es plenamente feliz, dice. Y sus hijos (tuvo una parejita) también lo parecen. Conociéndola a ella, no la considero sospechosa de denigrar a las de su género, más bien al contrario. Y se aseguró bien antes de dar el paso, de que todo el proceso era limpio de principio a fin, por definirlo así.

    Luchar para que el cuerpo de la mujer deje de ser utilizado como un objeto mercantil es necesario y hasta urgente. Pero en situaciones tan delicadas como esta, trazar líneas rojas sin analizar el asunto con meticulosidad, resulta peligrosamente dogmático. Y en nuestro mundillo político hay mucha tendencia a gobernar a golpe de dogma antes que analizar y consensuar los asuntos importantes entre todos. Anda, que no hace años que estamos esperando una ley de educación consensuada entre todos... Y así nos va, todo el tiempo crispados, cabreados con las decisiones que los otros toman sin contar con los demás. Así somos los españoles, genios y figuras.

  • Alcañiz se muere

    Hace unos días, sobre las doce y media del mediodía pasaba por la calle Blasco de Alcañiz, la calle comercial por excelencia, y sólo había otra persona más paseando. Estaba desierta, apagada, muerta. Tuve que mirar la hora para cerciorarme de que los comercios no estaban cerrados. Pudo ser una casualidad.El mes pasado estuve unos días en Teruel, donde no había estado desde hacía unos veinticinco años. La imagen que conservaba de Teruel era gris, apagada y en cambio entonces Alcañiz me resultaba dinámica, emprendedora. Teruel era una ciudad de funcionarios y Alcañiz una de empresarios. Ahora es totalmente al revés. Las empresas más grandes de Alcañiz son el hospital, los colegios, el Ayuntamiento y la DGA. Quizás la única que pervive es Gres de Aragón (Cañada de toda la vida). Muchos podrán introducir matices. No tiene importancia.En Teruel tienen industria, aquí muy escasa, en Teruel tienen la fiesta de los Amantes que mueve más gente que Motorland y sin apenas inversión. En Teruel tocan los tambores y se dan a conocer por ello mientras aquí decimos que nosotros somos los auténticos. En Teruel crearon un movimiento como “Teruel existe” que ha calado en toda España y en la administración. Nosotros decimos, y yo lo comparto, que están utilizando la provincia para beneficios suyo, pero ellos lo están haciendo mientras nosotros nos quejamos con las manos en los cataplines. Ahora ya he escuchado que las inversiones por el cierre de las minas deben ir a toda la provincia, no sólo a las cuencas mineras.Con lo expuesto alguien pensará que ya estoy defendiendo la eterna disputa de Alcañiz contra Teruel. No. Rotundamente no y que nadie quiera ver eso. Lo que defiendo es que ya es hora de que nos fijemos en Teruel. Lo están sabiendo hacer y aunque modestamente lo van logrando mientras aquí sólo nos lamentamos.Por último, nadie va a hacer nada por nosotros, nadie nos va a traer empresas llovidas del cielo. Tenemos que comenzar a crearlas nosotros. Tenemos que recuperar el espíritu emprendedor. Tenemos que invertir con nuestros propios recursos y además todo lo que está haciendo Teruel capital. Si alguien está dispuesto yo aporto mi esfuerzo. Es urgente. No podemos esperar.

  • Una de vecinos

    Imaginen un edificio a cuatro vientos, en el que los pisos están ocupados por residentes de una clase social elevada mientras que el ático está distribuido en pequeños apartamentos habitados por inquilinos más modestos. A causa de una disputa vecinal fortuita, el clima social comienza a caldearse hasta el punto de que ambos bandos se declaran la guerra. Mientras que los pudientes sitian a los más humildes, impidiendo que estos salgan del edificio para abastecerse, estos impiden la salida de aquellos gracias a la utilización maceteros que usan para impedir que sus oponentes salgan a la calle y, a disponer en sus dominios de la llave de paso del suministro de agua de la finca. ¿Situación inverosímil? Puede.La idea no es mía, la relata magistralmente en el cuento corto “La revolta del terrat” (La revuelta de la azotea) incluido en su “Cròniques de la veritat oculta” (Crónicas de la verdad oculta) el escritor catalán Pere Calders, maestro precursor del realismo mágico. Me asombra la capacidad de crear situaciones entre irónicas y absurdas de este escritor que, sin embargo, retrata con lucidez la condición humana. Ni que decir tiene que, con frecuencia, encontramos situaciones paralelas en nuestra vida cotidiana, el bloqueo incondicional ante situaciones que fácilmente podrían aclarase con un mínimo dialogo entre las partes, se enquista y se pudre hasta llegar a extremos insospechados. Amigos, familiares, vecinos y, sobre todo, políticos, nos podrían llenar de ejemplos que dejarían en ridículo, por absurdas, la circunstancia que plantea Calders. ¿Que como acaba el cuento? Aunque parezca mentira, hay un vencedor. Un mal final para un planteamiento que merecería dos perdedores. Aún así, les recomiendo leer a Calders.

  • La vida moderna

    Me levanto y lo tengo a mi lado, preparado y listo para utilizar, ya me he encargado de que así fuese, por la noche, desde que lo deje, antes de que sucumbiese a los deseos de Morfeo.

    Me levanto y voy a la cocina, relleno el vaso de leche y lo meto en el microondas, en este momento del día, ya lo he tocado un par de veces.

    Me bebo la leche y vuelvo a la cama, en realidad estando en el paro y desanimado por tantos años sin encontrar empleo, no veo otra cosa mejor que hacer, y vuelvo a tocarlo, mientras escucho de fondo la radio.

    No sé si porque tardé anoche en dormirme o por el propio hastío que arrastro, pero vuelvo a caer en un sueño profundo.

    Los rayos de sol se cuelan por la ventana cuando despierto, son las dos menos cuarto del mediodía y tras un tiempo de reposo en la cama, decido levantarme, y aventurarme a abrir la nevera para intentar encontrar algo apetecible que llevarme a la boca, eso sí, mientras estoy en la cama en “reposo” he consultado un par de veces las novedades, lo he vuelto a tocar.

    Como, algo ligero, la verdad es que a las tres de la tarde, y tras una mañana tranquila como la que he tenido, el hambre no me aprieta.

    En el transcurso de la comida lo toco, cada poco rato, sé que es una hora en la que la gente está más activa; entre “pitos y flautas” se me han hecho las cuatro de la tarde y comienza mi programa de televisión favorito.

    Es un programa en el que la gente cuenta situaciones vividas, otros están allí para debatir con ellos entre gritos, diciéndoles que no es para tanto lo que cuentan.

    Pobre gente, que vidas más duras tienen.

    Me levanto del sofá cuando termina, son cerca de las 8 de la tarde y ya he visto a todos los sitios que han ido hoy mis amigos, yo, algo hambriento, me acerco a la cocina y me preparo la cena, en ese intervalo de tiempo ha podido ocurrir algo, así que vuelvo a tocarlo de nuevo, por si acaso.

    En fin, tras cenar e ir al baño, donde lo vuelvo a consultar, me tiro largo en la cama, viendo un programa muy divertido de unos que pasan penurias en una isla, pobre gente, mientras, voy googleando un poco, no vaya a ser que me pierda algo importante.

    Poco a poco, se acercan las 12 de la noche, y me empieza a vencer el sueño, así que decido apagar la tele y dejar el móvil en la mesilla, eso sí, cargando, para que esté listo mañana, no vaya a ser que me despierte y no pueda tocarlo.

    Estoy nervioso, ¿qué aventuras me esperaran mañana?



    Compartir

Página 8 de 8